Biografía y libros de Juan Gabriel Vasquez

El objetivo de realizar esta breve reseña de la Biografía de Juan Gabriel Vásquez. Es saber  un poco de  su vida, la literatura que escribió y que literatura le gusta leer, los distintos premios que le han sido otorgados y los lugares donde ha vivido, para ir a estudiar o de trabajo. Todo esto en una lectura rápida y de fácil comprender. 

JUAN GABRIEL VÁSQUEZ 1

Biografía y Carrera Literaria

Juan Gabriel Vásquez Velandia. Bogotá 1 de enero de 1973, escritor de origen colombiano. Reconocido como uno de los escritores latinoamericanos con más importancia de su formación, Vásquez también se desempeña como traductor y periodista.

Hasta la actualidad lleva publicado siete obras, en cuentos tiene dos volúmenes y dos obras de ensayos. La obra que tiene más reconocimiento es “El Ruido de las Cosas al Caer”, le otorgaron, varios  privilegios, el Premio Alfaguara de Novela y también el Premio Literario Internacional IMPAC de Dublín.

Cuenta con otros reconocimientos incluyendo el Premio Roger Caillois, por todas sus obras en conjunto,  también entre sus reconocimientos esta la Orden de Isabel la Católica, otorgada por el Rey de España, Juan Gabriel Vásquez, se encuentra residenciado en Bogotá, estuvo viviendo en Paris, Barcelona y las Ardenas Belgas.

En veintiocho lenguas han sido publicadas sus novelas.

Juventud, Adolescencia y estudio en Bogotá

Juan Gabriel Vásquez nació el primero de enero de 1973, sus padres tienen como profesión abogados, Alfredo Vásquez y Fanny Velandia.

Su familia son personas con gusto por la lectura y él tuvo la oportunidad de crecer en ese ambiente lo que le permite crear la habilidad de escribir desde muy joven, empieza con cuentos escolares con la oportunidad de hacerlos a nivel escolar a partir de los ocho años.

Vásquez cuenta que su padre le entrego una Biografía para traducirla del inglés a los nueve años, del futbolista Pelé. En la adolescencia, empieza a conocer la literatura anglosajona las novelas que pertenecen al bombazo latinoamericano, como a Mario Vargas Llosa y a Gabriel García Márquez.

Continuando las costumbres de la familia, en 1990 Juan Gabriel Vásquez comienza  sus estudios en Derecho en la Universidad del Rosario ubicado en el centro histórico de Bogotá.

En el primer año, una materia le disgusta, en otras palabras, “la materia se apartaba de la parte humanista del derecho” y se ubica en la última fila de su clase para así leer sin que sea descubierto.

JUAN GABRIEL VÁSQUEZ 2

Para esa época es cuando empieza a visitar librerías  de segunda en el centro de Bogotá, la Casa de Poesía Silva donde después de muchos años se ubicara una de las escenas principales de El Ruido de las Cosas al Caer y los lugares de historia que están relacionados con la vida y el fallecimiento de Jorge Eliécer Gaitán.

Político fallecido en el año 1948 que tomaría un papel de gran importancia en Los Informantes y, aun así, La forma de las ruinas.

Entre tanto, lee con mucho entusiasmo a los escritores latinoamericanos, sumando a los ya nombrados, tiene conocimiento  de  Jorge Luir Borges, Carlos Fuentes y Julio Cortázar, en todos los concursos de cuentos  para autores noveles que habían, él participaba:

Para el año de 1993 queda como finalista en el Concurso Nacional de Cuento Universidad Externado de  Colombia y también en el Concurso Nacional de Cuento Germán Vargas, estos dos citados en Bogotá; en el año 1995 termina como finalista, cuando participo con un borrador de “Persona”.

En el Concurso Internacional de Novela Corta Ciudad de Barbastro; en 1996, antes de terminar la carrera de Derecho, se lleva el premio del Concurso Nacional Metropolitano de Cuento en Barranquilla con una narración con nombre “La Esposa de Filipo”.

uan-gabriel-vasquez-1

De esta manera, su interés en la literatura comienza a ejercer mientras él estaba estudiando Derecho. Aunque, nunca pensó en dejar sus estudios. A mitad del año 1996 fue su graduación, teniendo una tesis con nombre La Venganza como prototipo legal en la Ilíada, que fue publicada en su misma Universidad del Rosario tiempo después.

El Periodo Parisino 1996 al 1998

Pasaron días, después de diplomarse, Juan Gabriel Vásquez decide irse a Paris para realizar estudios de un doctorado en literatura latinoamericana en la Universidad de La Sorbona.

Su verdadero sueño es convertirse en escritor, y selecciona a Paris porque es el lugar donde varios de los novelistas  latinoamericanos del boom, como también a los escritores Estadounidenses de la Generación  disipada, que él siempre ha admirado tuvieron residenciados en esa ciudad.

Pasado el tiempo se dio cuenta que su viaje a otro país, tenía otro motivo que no había concientizado, era la violencia y el terror que se vivía en Colombia que empezó en los años ochenta.

En los primeros meses que se encontraba en París Juan Gabriel Vásquez termina de redactar su primera obra, Persona (1997). Publicándola en 1997 en el mes de marzo, cuando tenía veinticuatro años, la Editorial de Bogotá Magisterio.

uan-gabriel-vasquez-2
Juan Gabriel Vasquez, escritor Foto: Camilo Rozo Octubre 24 de 2015

La novela Breve, que tuvo como escenario a Florencia, atribuye esta influencia del modernismo anglosajón,  y en especial a Virginia Woolf, con la cual el autor siempre ha tenido una proximidad.

Cuando culmino el  doctorado,  Juan Gabriel Vásquez abandona el seguir escribiendo  la tesis para dedicarse a la narrar ficción. Así empieza, por supuesto en Paris, la segunda obra, Alina Suplicante en 1999, en la que trata de ingresar un tema de tragedia por prestancia, “un incesto” en una familia contemporánea de Colombia.

El movimiento de la novela transcurre entre Bogotá y París.

En varias oportunidades él ha expresado que tiene desagradado con las dos primeras novelas. Que las tiene como enseñanza que no ha querido reeditarlas después. Estas dos obras son muy cortas con sección intimista,  y no tienen nada en común.

El autor termino diciendo que  inclusive mucho antes de la publicación de Alina Suplicante, el descontento que sentía por su labor hasta ese momento lo llevo a entrar en crisis. Ese momento que lo mantuvo fuera de su orientación lo obliga a irse de Paris iniciando el año 1996.

La Temporada en Las Ardenas, 1999

En su profesión y en su vida personal, el año 1999 termino siendo un año muy importante para el autor.

Más crucial que cuando publico Alina Suplicante en la Primavera de ese mismo año, fue cuando incluyo un nuevo cuento ”El Mensajero”, con la colección Líneas Aéreas (lengua de Trapo), que se pensó seria  pionera en la literatura de Hispanoamérica de este nuevo siglo XXI.

uan-gabriel-vasquez-3

Por el cual, con tan solo veintiséis años, Márquez es desde ese momento la gran promesa de la narrativa moderna de Hispanoamérica.

Entre tanto, ya Juan Gabriel Vásquez dejo atrás a Paris. En los meses de enero a septiembre de 1999 se encuentra residenciado en las cercanías de Xhoris, en una población pequeña que se localiza en la zona de  valona de Bélgica. Le dan residencia dos personas mayores en su casa de campo de las Ardenas.

Este   sitio para el autor fue de gran importancia en su vida, en lo comenta en varias ocasiones. Lee los libros de los autores que lo sellarían, como son V.S. Naipaul, Joseph Conrad, Javier Marías y también lo marcaron los cuentistas como Alice Muro.

Mientras se encuentra en este lugar, se incorpora a la vida del campo: montando caballos, va de caza y de pesca en compañía de los lugareños. Lo vivido, más lo que ha observado en este sitio servirán de cimiento para la creación de su próxima obra, la serie de cuentos Los Amantes de Todos los Santos, 2001.

Para el mes de octubre de 1999 El autor contrae matrimonio con Mariana Montoya. Esperando la llegada del próximo siglo,  los esposos deciden ir a vivir a Barcelona.

En retroceso, Juan Gabriel Vásquez pediría tres motivaciones para seleccionar este camino: el enlace de Barcelona con el Boom, las proposiciones de las editoriales que tenía en esta ciudad y la apertura a la que se le daba a la reciente literatura de Latinoamérica en España.

Los años en Barcelona

Lateral es la revista donde empieza a trabajar como redactor Juan Gabriel Vásquez, es en Barcelona donde hace sus redacciones en esta revista independiente, desde el año 1996 al 2006.

Dirigida por Mihály Dés de origen húngaro, en esta revista hay reunidos varios autores internacionales que comienzan a figurar: los catalanes Jordi Carrión, Juan Trejo y Robert-Cantavella; el francés Mathias Énard  y el ecuatoriano Leonardo Valencias, y demás.

uan-gabriel-vasquez-4

A la redacción suelen  visitar el chileno Roberto bolaño y el mexicano Juan Villoro. Conjuntamente,  para un joven que se está iniciando en este mundo es un entorno inspirador para hacer su camino como escritor.

En su estadía en la revista Lateral, Juan Gabriel inicia sus escritos de los cuentos que integrarían Los Amantes de Todos los Santos. Son las narraciones que se basan en sus vivencias en el tiempo que estuvo en Francia y en Bélgica, visiblemente asentados en la costumbre del cuento realista.

La obra es publicada en Colombia a manos de la editorial Alfaguara en abril de 2001 y, a pesar de su buen recibimiento, recordando las similitudes con Raymond Carver.

Hay críticos que no paran de extrañarse de la coincidencia que tienen los autores colombianos de siempre mencionar personajes de origen  francés o Belga en sus obras la pequeñas críticas que se hacen en España alaban las “sutilezas de narrador centroeuropeo” de la obra y además comentan de influencia que hay de  Hemingway y Borges.

Desde este momento analizará Los Amantes de Todos los Santos como la primera obra madura.

uan-gabriel-vasquez-5

En estos años en Barcelona  el autor  además empieza a laborar como traductor. De esta manera, es el encargado  de realizar la primera traducción que es publicada en España referente de Hiroshima, escrita por John Hersey, Turner, 2001.

Para el 2001 se retira de la revista Lateral y solo se ocupa de hacer traducciones, para el periodismo y a varios trabajos que le encargan y así tener para vivir: redacta informes de lectura que son para las editoriales las cuales se encuentran en Barcelona y también hace reseñas de las obras para EL Periódico de Catalunya, en general.

Fue convidado por el editor catalán Pere Sureda, y comienza a realizar traducciones para la editorial del grupo 62 de Barcelona. En esta época as cuando hace la traducción  de El Ultimo día de un Condenado a Muerte, del autor Víctor Hugo (La Media noche) y Viajes de Entreguerras, de John Dos Passos (Península).

El año 2003, el editor y crítico de origen colombiano Conrado Zuluaga encomienda a Vásquez que realice una pequeña biografía de Joseph Conrad para una recopilación que está organizando en la editorial colombiana Panamericana.

Y resulto El hombre de Ninguna Parte, 2004, una obra que  termino siendo la semilla de una narración que vino luego, Historia Secreta de  Costaguana, 2007.

Entretanto, sigue haciendo varias labores, Juan Gabriel Vásquez realiza la narración la cual considera su primera novela: Los informantes. En este último periodo de redacción, año 2003. El autor se integra a la agencia literaria Casanovas & Lynch.

La obra Los Informantes tiene su publicación en 2004 con la editorial Alfaguara, al mismo tiempo en Colombia   y en España. El recibimiento en cuanto a las críticas es asombroso.

Apuntando a tener influencia de Philip Roth, que Vásquez siempre ha elogiado, a la par que reconoce su deseo y su particularidad en los horizontes de las jóvenes generaciones de Latinoamérica. La obra Los Informantes hace apertura al autor  en un lugar del universo literario en España.

Pasaron cuatro años cuando empieza a tener traducciones de sus obras, y no pasa mucho tiempo en que tiene más de una docena de lenguas. La novela es finalista del Independiente Foreign Fiction Prize el mismo año que Evelio Rosero de origen colombiano, se alzara con la premiación debido a la novela Los Ejércitos.

La Revista Semana de Colombia, selecciona a esta novela como una de las más importantes que fueron publicadas desde 1981. Esta  obra ha sido admirada por autores como  Mario Vargas Llosa y John Banville, como otros.

Fue publicada en Estados Unidos en el año 2009 con un recibimiento inesperado de un autor latinoamericano. Larry Rohter en el New York Times realiza un escrito:

“La carrera de Vásquez despega de manera notable”.

El respetado critico Jonathan Yardley, del Washington Post, declara que es “el mejor libro de ficción que se me ha cruzado en el camino desde 2005”.

uan-gabriel-vasquez-7

En Bogotá el mes de septiembre del año 2005, tienen nacimiento sus hijas gemelas Carlota y Martina.

Juan Gabriel Vásquez le dedica su próxima novela, que publicó en 2007: Historia Secreta de Costaguana.  Esta obra, fue formada en una conjetura (un posible viaje de Joseph Conrad a Colombia), fortalece la popularidad de Juan Vásquez.

Comienza una conversación con la obra y vida de Conrad, tomando en primer plano a la obra Nostromo, y la historia de Colombia en el siglo XIX, fundamentalmente con la creación del Canal de Panamá. El narrador lo lleva a un tono irónico y peculiar.

Va en busca seguidamente del lector y se da permiso de incluir anacronismos. La imagen del autor se transforma en sujeto de discusión entre los críticos. El texto dedicado a la novela, Pablo Montoya escritor, comenta:

“Luis Fernando Afanador, otro reseñador renombrado, llega hasta decir que la novela ganaría en contundencia si se eliminara el permanente diálogo del narrador con el lector. Evidentemente, atender estas consideraciones significaría atentar  contra uno de los pilares que sostienen la novela: su intención lúdica.

Las reseñas que se hicieron en España, en cambio, celebraron las audacias técnicas de la narración. Ellas ven en Historia secreta de Costaguana, y así lo precisan Jean-

François Fogel, Juan Marsé y Enrique Vila-Matas, un poderoso diálogo no sólo

Entre el narrador y el lector, sino entre la ficción novelesca y la historia”.

La Historia Secreta de Costaguana fue tomada como una observación directa a   la analogía que el autor tiene con García Márquez.

Es un tema en el cual él se ha defendido de esa imagen de influencia. En el Espectador el escribe en su columna:

“Ese derecho a mezclar impunemente las tradiciones y las lenguas (a buscar sin complejos la contaminación, a romper con las apolilladas lealtades nacionales o lingüísticas que atormentaban hasta hace muy poco a los escritores colombianos) es, quizás, el gran legado de García Márquez. […]

Cien años de soledad es un libro que se puede admirar infinitamente, pero cuyas enseñanzas son difícilmente aplicables (la prueba es lo que les sucede a sus imitadores).

Así que repito aquí lo que ya he dicho en otra parte: ningún escritor colombiano que tenga un mínimo de ambición se atrevería a seguir por los caminos ya explorados por la obra de García Márquez; pero ningún escritor con dos dedos de frente despreciaría las puertas que esa obra nos ha abierto, las libertades que nos ha heredado”.

Juan Gabriel Vásquez  fue incorporado en Bogotá 39, es un proyecto del Hay Festival que participaron los más destacados autores latinoamericanos con edad menor de 39 años. El comienza con sus narraciones en el diario El Espectador  de Colombia en ese mismo año.

Usa sus columnas para realizar críticas al gobierno del Presidente Álvaro Uribe y del Presidente Hugo Chávez de Venezuela. Él tiene una posición política que le hace defender la libertad como un valor de la sociedad abierta y con un valor supremo, liberal y laica. Fue entrevistado una vez y afirma:

“Para mí sigue siendo pertinente que un novelista participe en el debate social. O un filósofo, si quieres, pero alguien que piensa la realidad en términos morales.

Los políticos no suelen hacerlo, y menos en mi país. Los grandes debates, sobre la legalización de la droga, sobre el matrimonio homosexual, sobre el aborto, los políticos nunca son capaces de llevarlos al terreno de la discusión moral, que es donde deben resolverse.

Los llevan al terreno de la discusión religiosa, los llevan al terreno de la discusión política, en el sentido más banal de la palabra, pero raras veces intentan comprender esas cosas desde el punto de vista humano. ¿A quién estamos haciendo daño, qué vidas estamos destruyendo o afectando seriamente con una decisión? Eso no se trata”.

Para el 2008 el autor Vásquez realiza una publicación de ensayos literarios, El Arte de la Distorsión. Acompañado del escrito que le da el nombre a la obra, que fue publicado con anterioridad en la revista de Colombia El Mal Pensante, para ese momento él había ganado el Premio de Periodismo Simón Bolívar con la categoría de ensayo.

Para ese mismo año Vásquez es  convidado a la Fundación Santa Magdalena, este es un retiro para autores ubicado en Tocana. En este lugar comienza a redactar la novela El ruido de las Cosas al Caer.

Que tuvo publicación en el año 2011 en el mes de abril, El Ruido de las Cosas al Caer fue la ganadora del Premio Alfaguara y  la obra se transforma en uno de los más típicos de las últimas décadas de Colombia.

El autor de origen colombiano Héctor Abad Faciolince recalca la voz narrativa de la obra y cree que “el objeto verbal mejor logrado que he leído en toda la literatura colombiana de los últimos tiempos”.

Considerando que la obra despertara el mismo interés en los países que fue llevada la traducción.

El Premio Gregor von Rezzori-Città di Firenze de Italia él lo gana:  debido a la traducción que realizo en inglés.

Vásquez termina siendo el primero en Latinoamérica y el segundo autor en ganar el IMPAC International Dublín Literary Award,  de lengua española,  que con anterioridad ganaron los escritores Javier Marías y Orhan Pamuk, Herta Müller; con la traducción en francés ayuda a que Vásquez se le otorgue el Prix Roger Caillois al grupo de sus novelas.

Lla novela en Estados Unidos, tuvo en la portada del Lev Grossman  y del New York Times Book Rewiew y, también en la revista Time, diciendo que Juan Gabriel Vásquez le hacen una similitud con Roberto Bolaño, este es otro autor de Latinoamérica que huye del realismo mágico.

uan-gabriel-vasquez-8

(…)Tal como Bolaños, Juan Vásquez tiene un estilo magistral y un experto en el compás conforme y las formas difíciles, usando las obras  de la misma manera que lo hacía Bolaño: dibujando el daño inmenso que causo en el mundo la violencia y la codicia y para expresar que ni siquiera el amor puede apartarlo.

El Regreso  a Bogotá, 2012

Para el año 2012, después de vivir por dieciséis años en Europa, Juan Gabriel Vásquez se regresa a Colombia.

Fija residencia en Bogotá con su familia. Por segunda vez gana el Premio Simón Bolívar, esta ocasión lo gana con la categoría de Entrevista, por la conferencia que realizo con el autor de Norteamérica Jonathan Franzen, que el público en la revista el Malpensante de Colombia.

En el siguiente año es acogido como escritor residente en la Universidad de Stanford, California, Estados Unidos. Culminando en este lugar la obra Breve Las Reputaciones, cuenta la historia de un caricaturista político, y su publicación es en el 2013 del mes de abril.

Esta obra es la ganadora del Premio  Real Academia Española, el Premio Casa de América Latina de Lisboa, el  Premio Arzobispo Juan de San Clemente y el Prix Carbet des Lycéens de Martinica.

Después de ser publicada en Estados Unidos, The New York Review of Books opina que es la obra más “inteligente y persuasiva” de Juan Vásquez. La reseña lleva por título “Similar a Conrad en Colombia”.

Sus cinco obras y el libro de relatos colombianos, Vásquez tiene una colección de narraciones extraordinaria, inigualable jamás en Latinoamérica se había visto algo así en el transcurso de este siglo. (…)

Similar a las novelas escritas por Conrad, las de Juan Vásquez están escritas de manera tensa: las líneas por individual  están colmadas de reflexiones y estudios finos.  Aquí también evoca a Borges, pero esta vez de una manera más tangible y menos metafísica.

El autor Vásquez para agosto del año 2014 se retira de la columna que realizaba cada semana en El Espectador, aunque sin retirarse de ser periodista de opinión. Continua escribiendo para el mismo periódico, también escribe para el País, que se publica en Madrid, y  The Guardián, de  Londres.

Tribunas en la que aparece a menudo para la defensa del proceso de paz de Colombia y  la obligación de colocar el final de la guerra que se ha llevado a cabo en este país en las más resientes décadas.

La novela  La Forma de las Ruinas tiene aparición en el año 2015. Es la más compleja de manera formal,  ya que cuenta con distintos géneros para descubrir y llegar a la solución de dos asesinatos que puntualizaron el presente y la historia de Colombia: Jorge Eliecer Gaitán, 1948 y Rafael Uribe Uribe, 1914.

Obra que es aceptada tanto por los colombianos como en otros países. En la Revista colombiana Arcadia, expresa Juan David Correa: “Entre el thriller, la indagación histórica y la tradición literaria, Vásquez consigue mantener el ritmo en una novela larga, compleja, que no le hace concesiones a nadie”.

El mismo autor Vásquez comenta:

“Creo que sí, que La forma de las ruinas es, de lejos, el reto más difícil que me ha tocado hasta ahora. En parte, eso se debe a todo lo que la novela trata de hacer al mismo tiempo: es una autobiografía, una exploración histórica, una novela policial, una teoría de la conspiración, una meditación sobre lo que somos como país…”

“Tuve que escribir 26 versiones distintas para descubrir la que mejor le convenía al libro. Mejor dicho: la que era capaz de reunirlo todo y meterlo en una misma trama”.

Con esta obra, Vásquez es el primer autor el hispanoamericano en lograr el Premio Literario Casino da Póvoa de Portugal.

En el año 2016 Juan Vásquez hace la traducción para la editora de Barcelona Nabina a una de sus obras más queridas, El Corazón de las Tinieblas, de Joseph Conrad. Angosta editores también hace la publicación, esta editorial es colombiana dirigida por el autor Héctor Abad Faciolince.

 

En el 2017 en el mes de febrero, Vásquez  fue convidado  en la Universidad de Berna para estar en la cátedra Friedrich Dürrenmatt. La consecuencia de esos cursos fue el conjunto de ensayos del arte de la novela: Viajes con un Mapa en Blanco. Obra que es publicada en el mes de noviembre del mismo año.

Para  el próximo año 2018 le da apertura, después de diecisiete años  de que apareciera Los Amantes de Todos los Santos, la colección de cuentos de Juan Gabriel Vásquez, segunda parte, Canciones para el Incendio.

Obras

Novelas

Persona, Magisterio, 1997

Alina Suplicante, Norma, 1999

Los Informantes, Alfaguara, 2004

Historia Secreta De Costaguana, Alfaguara, 2007

El Ruido De Las Cosas Al Caer, Alfaguara, 2011

Las Reputaciones, Alfaguara, 2013

La Forma De Las Ruinas, Alfaguara, 2015

Cuentos

Los Amantes De Todos Los Santos, Alfaguara, 2001.

“El Regreso”;, “Los Amantes De Todos Los Santos”;, “El Inquilino”;, “;En El Café De La République”,  ”La Soledad Del Mago”,  “Lugares Para Esconderse”  y “La Vida En La Isla de Grimsey”

Canciones Para El Incendio, Alfaguara, 2018.

Ensayo

Joseph Conrad. El Hombre De Ninguna Parte, Panamericana, 2004.

El Arte De La Distorsión, Alfaguara, 2009.

La Venganza Como Prototipo Legal Alrededor De La Ilíada, Ediciones Universidad de Nuestra Señora del Rosario, 2011.29

Viajes Con Un Mapa En Blanco, Alfaguara, 2017

juan-gabriel-vasquez-13

Premios y Distinciones

-Finalista del Independent Foreign Fiction Prize en Reino Unido por Los

Informantes.

-Premio Qwerty al mejor libro de narrativa en castellano, Barcelona, 2007, por

Historia secreta de Costaguana .

-Premio Fundación Libros & Letras al mejor libro de ficción (Bogotá) 2007 por

Historia secreta de Costaguana.

-Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar, Colombia, 2007, por el ensayo “El

Arte de la distorsión”

-Premio Alfaguara de Novela 2011 por El ruido de las cosas al caer.

-Premio Roger Caillois 2012, Francia, por el conjunto de su obra

-Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar, Colombia, 2012, por “; Una charla

Entre pájaros”, una entrevista con Jonathan Franzen.

-Premio Gregor von Rezzori 2013, Italia, por El ruido de las cosas al caer.

-Finalista del 1er Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa por Las

Reputaciones, Lima, Perú, 2014.

-Premio Literario Internacional IMPAC de Dublín 2014, Irlanda, por El ruido de las

Cosas al caer.

-XX Premio Literario San Clemente, España, por Las reputaciones.

-Premio Real Academia Española (RAE) 2014, por Las reputaciones.

– Finalista del II premio biblioteca de narrativa colombiana, Universidad Eafit,

Colombia, por La forma de las ruinas.

-Finalista del 2º Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa por La forma de las

Ruinas, Lima, Perú, 2016.

-Ganador de Le Prix Carbet des Lycéens 2016, Martinica, por Las reputaciones.

-Chevalier de ‘Ordre des Arts et des Lettres, Francia, 2016.

-Ganador al mejor libro publicado en Portugal, otorgado por la Casa de América

Latina de Portugal, 2016, por la novela Las reputaciones.

-Premio Literário Casino da Póvoa 2018, Portugal, por La forma de las ruinas.

-Cruz Oficial de la Orden de Isabel la Católica, España, 2018.

Citas, frases, declaraciones y poética

juan-gabriel-vasquez-14

“Sigo viendo la novela como la mejor herramienta para entender el mundo, para iluminar zonas oscuras de la vida aunque sé que eso no está hoy en el centro de la literatura ni del mundo”.

– “Creo a ciegas que el destino individual de alguien que no existe puede decirnos mucho sobre nosotros”.

– “Escribimos porque la realidad nos parece imperfecta”.

– “Mi idea era que estando fuera de mi país la escritura se haría realidad con menos resistencias y mayores elementos de juicio, y aprovechando una mayor contaminación”.

– “Es un placer sentir que, con mis tres libros escritos en Barcelona, he podido colaborar un poco en este cambio de perspectiva, de lo que es o no es, o debe ser o no debe ser la literatura latinoamericana”.

– “Creo que, si se practica con cierto cariño y cierta generosidad, la reseña puede ser una muy menuda obra de arte”.

– “La reseña también es un ejercicio de altruismo y creo que por eso no la practican todos los escritores: es difícil dedicar un tiempo y una concentración sostenidos a un libro de otro”.

– “El novelista escribe para averiguar, desde la ignorancia. Un columnista escribe porque cree que sabe algo y quiere compartirlo”.

– “Se puede aplicar a todos los países: existe una especie de pensamiento predominante y siempre es necesario alguien que esté fuera y que lleve la contraria, aunque se equivoque”.

– “La traducción es la forma más perfecta de lectura y puede muy bien ser la mejor escuela de escritura”.

Breve Biografía de Joseph Conrad quien inspiró a Juan Gabriel

Józef Teodor Konrad Korzeniowski, conocido como Joseph Conrad, nació en Berdyczów, entonces Imperio ruso, actual Ucrania, 3 de diciembre de 1857, muere en  Bishopsbourne, Inglaterra, 3 de agosto de 1924.

Fue un narrador de origen polaco que después tomo la ciudadanía Inglesa y su lengua en la literatura. Conrad, en sus narraciones se  pasea por la debilidad y la inseguridad de la moral del ser humano, está catalogado entre los más exitosos autores de novelas en la literatura anglosajona.

Las palabras de Carlos S. Sánchez Rodrigo  comenta en el prólogo de la edición de las Notas de Visa y Letras, es difícil tener cercanía con el solitario solo que él se acerque. En J. Conrad esta consideración tiene aparición con un tono definido en su personalidad y se repite a lo largo de su vida.

Él quería conservar el circulo de penumbra  y secreto  que tenía que ver con su biografía, situación que es explicada por varias personas por su enfermizo recato y otros comentan que era solo un artimaña para darle vida al interés y la intriga de su ser para los lectores y críticos.

La particularidad  de su rasgo psicológico o también por su agitada vida en el exilio, empujado a estar alejado de su país natal Polonia que estando invadida por potencias extranjeras y la obligación de transmitir sus pensamientos en una lengua extranjera.

Con todas las dificultades de haber aprendido después de adulto, las narraciones de Conrad terminan siendo personalidad con acusaciones, sin tener clasificación, en la línea de cualquier modo o academia.

Como le fue difícil la travesía en hacerse oficial de la marina en Francia y escapando del peligro de ser llevado a la recluta por el ejército zarista (quien era súbdito ruso de la Polonia ocupada), se mudó a Londres en el año 1878, sin tener conocimientos del idioma inglés.

Pasaron dos años  luego de que pasó el examen que lo calificó como en segundo oficial de la Marina Mercante, y después de seis años se tituló de Capitán, a la par se hizo súbdito de los británicos.

Estuvo abordo por un periodo de  diez años sucesivo, especialmente navego por los mares del sur, África, El Archipiélago Malayo, y por el Rio Congo, vivencias que se mostrarían en sus obras años después.

El autor Conrad  se inició como escritor en el año 1889, cuando comenzó con La Locura de Almayer, 1895, la cual culmino después de cinco años. Tiempo en el cual seguía navegando, ocupación que culmino en el año 1894.

El triunfo,  sin embargo, no fue de inmediato; cuando creo  Chance en 1912,  obra que vendió más de trece mil ejemplares en menos de  dos años, a pesar que al inicio sus obras eran bien vistas por los críticos.

Aun cuando, en la mayoría de sus escritos están presente la vida que tuvo en el mar y los puertos extranjeros visitados en sus travesías, sus narraciones no tiene el tema de los viajes como una temática puntual.

Tiene más importancia como se desenvuelve la batalla que tienen las personas en medio del bien del mal, el ambiente en el que se desarrollan sus fijaciones y,  su rompimiento, la soledad y el exilio (por su condición de polaco abrumado en un principio y después desterrado dejo una gran huella en su carácter).

En total son trece las obras que escribió Conrad, dos de sus libros se basan en sus memorias y una gran parte de relatos.

La primera que se puede recalcar es Lord Jim, 1900, investigación alrededor de la problemática de la honra que sufre un marino por su miedo en la juventud en el naufragio; Nostromo, 1904, con frecuencia es nombrada como la mejor de sus obras.

El Agente Secreto, 1907, con el propósito de ver al mundo revolucionario inglés; Bajo la Mirada de Occidente, 1911, ubicada en Rusia zarista; Victoria, 1915, teniendo como ambientación los mares del sur, y La Liena de Sombra, 1917, escrito que es libremente autobiográfico respecto a la primera vez que navego como capitán en la nave del Otago.

En las narraciones largas o novelas cortas es necesario nombrar El Corazón de las Tinieblas, que tuvo publicación como un libro en 1902, en el que se crea, a partir de  su aventura por el ríio Congo, una autentica caída a los infiernos más oscuros de los pensamientos de la humanidad con sus vicios.

A pesar de que sostuvo buenas relaciones con diferentes personajes dedicados a la escritura en su tiempo como lo fueron Henry James, Rudyard Kipling o H G. Wells, y también realizo narraciones en conjunto  con Ford Madox, estuvo a la raya del ambiente literario.

Al pasar del tiempo sus novelas han tomado un gran valor influyendo en la lectura, en la inglesa como en la literatura internacional.

Frases Celebres de Joseph Conrad

-“Recuerdo mi juventud y aquel sentimiento que nunca más volverá. El sentimiento de que yo podría durar más que todo, más que el mar, más que la tierra, más que todos los hombres”.

-“El valor de una frase está en la personalidad de quien la dice, porque nada nuevo puede ser dicho por un hombre o una mujer“. Joseph Conrad Fuente: Nostromo cap. 5

-“Me encontré de regreso en la ciudad sepulcral donde me molestaba la vista de la gente apresurándose por las calles para sacarse un poco de dinero unos a otros, para devorar sus infames alimentos, para tragar su insalubre cerveza, para soñar sus insignificantes y estúpidos sueños. Se entrometían en mis pensamientos.

Era intrusos cuyo conocimiento de la vida era para mí una irritante pretensión, porque yo estaba seguro de que era imposible que supieran las cosas que yo sabía.

Su conducta, que era simplemente la conducta de individuos vulgares ocupándose de sus negocios con la certeza de una perfecta seguridad, era ofensiva para mí, como ultrajantes ostentaciones de insensatez ante un peligro que es incapaz de comprender.“  Joseph Conrad, libro El corazón de las tinieblas Heart of Darkness”

-“Creí que era una aventura y en realidad era la vida“. Joseph Conrad De vida, Realidad”

-“El sueño tras el esfuerzo, tras la tempestad el puerto, el reposo tras la guerra, la muerte tras la vida harto complace. “ Joseph Conrad Fuente: Epitafio. Versos de Edmund Spenser. De sueños, De guerra, De muerte, De vida”.

-“La fuerza no es sino una casualidad nacida de la debilidad de los otros”. Joseph Conrad El corazón de las tinieblas y otros relatos

-“Me había deparado la oportunidad de revelarme un poco, de descubrir lo que era capaz de hacer. No, no me gusta el trabajo. Prefiero holgazanear mientras pienso en todas las cosas buenas que podrían hacerse. No me gusta el trabajo, a nadie le gusta, pero me gusta lo que hay en el trabajo; la oportunidad de encontrarse a uno mismo.

Tu propia realidad (para ti mismo, no para los demás), lo que ningún otro hombre puede llegar a saber jamás”.  Joseph Conrad, libro El corazón de las tinieblas Heart of Darkness.

Frases de autores nombrados por Juan Gabriel Vásquez:

10 frases célebres de Vargas Llosa

-Solo un idiota puede ser totalmente feliz

-Vale la pena vivir, aunque fuera solo porque sin la vida no podríamos leer ni fantasear historias.

-Se escribe para llenar vacíos, para tomarse desquites contra la realidad, contra las circunstancias.

-Un escritor no escoge sus temas, son los temas quienes le escogen.

-Aprender a leer es lo más importante que me ha pasado en la vida.

-La política saca a flote lo peor del ser humano.

-Los enfrentamientos religiosos son la más antigua forma de matanza que la Historia conoce. Estamos otra vez como al principio.

-La democracia y la felicidad no producen gran literatura.

-La literatura nace del paso entre lo que el hombre es y lo que quisiera ser

-Cómo la cultura contemporánea prima el espectáculo. Lo que no pasa por el espectáculo no es cultura.

La vida en 11 frases del autor Gabriel García Márquez

-La vida que uno recuerda

La vida no es la uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla.

Vivir para contarla, 2002.

– La vida siempre gana contra la muerte

Ni los diluvios ni las pestes, ni las hambrunas ni los cataclismos, ni siquiera las guerras eternas a través de los siglos y los siglos han conseguido reducir la ventaja tenaz de la vida sobre la muerte.

La soledad de América Latina, diciembre de 1982.

– El secreto de la longevidad

Hacer siempre lo que a uno le gusta, y sólo eso, es la fórmula magistral para una vida larga y feliz.

Un manual para ser niño, 1995.

– La respuesta

Frente a la opresión, el saqueo y el abandono, nuestra respuesta es la vida.

La soledad de América Latina, diciembre de 1982.

 – Un buen programa de vida

A partir de los 50 se celebran los cumpleaños por décadas. Pues mira, si ves como que te acercas al límite del horizonte, esto tiene una ventaja: después de los 70 sabes que no puedes perder un golpe, debes ser absolutamente certero, y ése es muy buen programa de vida. Ya no puedes darte el lujo de andar desperdiciando golpes.

“El escritor en su laberinto”. Gente, septiembre de 1996.

 – De la vida a la muerte

Tenemos un amor casi irracional por la vida, pero nos matamos unos a otros por las ansias de vivir.

Por un país al alcance de los niños, julio de 1994.

– Una aventura prodigiosa contraria a las armas

Una gran novelista de nuestro tiempo se preguntó alguna vez si la tierra no será el infierno de otros planetas.

 Tal vez sea mucho menos: una aldea sin memoria, dejada de la mano de los dioses en el último suburbio de la gran patria universal. Pero la sospecha creciente de que es el único sitio del Sistema Solar donde se ha dado la prodigiosa aventura de la vida, nos arrastra sin piedad a una conclusión descorazonadora: la carrera de las armas va en sentido contrario a la inteligencia.

El cataclismo de Damocles, agosto de 1986.

 – La vida cotidiana que rebasa la realidad

La reserva determinante de la América Latina y el Caribe es una energía capaz de mover el mundo: la peligrosa memoria de nuestros pueblos. Es una cultura de la vida cotidiana que se expresa en la imaginación de la cocina, del modo de vestir, de la superstición creativa, de las liturgias íntimas del amor.

Es una cultura de fiesta, de transgresión, de misterio, que rompe la camisa de fuerza de la realidad y reconcilia por fin el raciocinio y la imaginación, la palabra y el gesto, y demuestra de hecho que no hay concepto que tarde o temprano no sea rebasado por la vida.

Palabras para un nuevo milenio, noviembre de 1985.

– La vida donde nos imaginamos la felicidad

Con toda modestia, pero también con toda la determinación del espíritu, propongo que hagamos ahora y aquí el compromiso de concebir y fabricar un arca de la memoria, capaz de sobrevivir al diluvio atómico.

Una botella de náufragos siderales arrojada a los océanos del tiempo, para que la nueva humanidad de entonces sepa por nosotros lo que no han de contarle las cucarachas: que aquí existió la vida, que en ella prevaleció el sufrimiento y predominó la injusticia, pero que también conocimos el amor y hasta fuimos capaces de imaginarnos la felicidad.

El cataclismo de Damocles, agosto de 1986.

– Una nueva utopía de la vida

Los inventores de fábulas que todo lo creemos nos sentimos con el derecho de creer que todavía no es demasiado tarde para emprender una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir.

Donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, y donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra.

La soledad de América Latina, diciembre de 1982.

– Una vida milenaria reducida a nada por la guerra.

Desde la aparición de la vida visible en la tierra debieron transcurrir trescientos ochenta millones de años para que una mariposa aprendiera a volar.

Otros ciento ochenta millones de años para fabricar una rosa sin otro compromiso que el de ser hermosa, y cuatro eras geológicas para que los seres humanos, a diferencia del bisabuelo pitecántropo, fueran capaces de cantar mejor que los pájaros y de morirse de amor.

No es nada honroso para el talento humano, en cambio, haber concebido el modo en que un proceso multimilenario tan dispendioso y colosal, pueda regresar a la nada de donde vino por el arte simple de oprimir un botón.

El cataclismo de Damocles, agosto de 1986.

Si te pareció interesante este artículo de Juan Gabriel Velasquez, en estos enlaces puedes ver otros artículos que te pueden gustar:

Biografía y poesías  de la  autora Delmira Agustini 

Biografía y Poemas del Autor José María gabriel y Galán

Biografía de Ferederic Berigbeder y libros del autor

(Visited 668 times, 1 visits today)

Deja un comentario