Biografía y obras del autor Narcís Oller

Narcís Oller nació el 10 de agosto de 1846 en la ciudad y municipio español Valls de Cataluña. Su infancia estuvo marcada por algunos acontecimientos un tanto fuertes por la muerte de dos familiares de su núcleo cercano, pero eso no lo detuvo para estudiar sus carreras universitarias y prepararse para alcanzar el éxito literario que a continuación describiremos.

Narcis Oller

Biografía

Tal vez la vida de infancia de algunos personajes famosos de la literatura o la vida artística plástica están marcadas por circunstancias que dejaron un hito a lo largo de su existencia y que si bien pudieran complementar su desarrollo intelectual también pudieran afectar emocionalmente su relación con el mundo externo.

Sin embargo, esta última premisa no fue lo que le ocurrió a Narcís Oller, pues estos acontecimientos fatales pero naturales en la vida de todo ser humano le otorgaron esas sensibilidad para ejercer su profesión tanto como la de derecho como la de escribir.

Narcís Oller a los tres años de edad perdió a su padre, quien se destacaba en la profesión de derecho con inclinación progresista y esto lo llevó a vivir junto a su madre y su hermano menor.

Pero allí no termina ese velo gris que le acompaña desde la muerte de su padre, pues al cabo de cuatro años su hermano menor fallece. Posterior a esto, el hermano de su madre se hace cargo de ellos de forma legal por ser también de la misma carrera del padre de Narcís Oller, es decir, abogado.

Pasados ya sus quince años sale de su ciudad natal, Valls, para irse a Barcelona y culminar allí los últimos años del bachillerato para se de inmediato inscrito en la universidad y cursar la carrera de derecho contando con el apoyo total de su tío y siguiendo la estirpe de su padre que fungió como abogado por algunos años. 

Mucho antes de graduarse, haciendo gala y uso de un buen índice académico se instaló en la Secretaría de la Diputación en la misma ciudad, Barcelona, en la que se quedaría por mucho tiempo, por conocer allí a la mujer con la que contraería matrimonio. 

Pasados los actos protocolares eclesiásticos, Oller fue padre de cuatro criaturas y sin detenerse en su carrera como alto ejecutivo en el derecho, comenzó a desarrollarse como procurador de tribunales. 

Tal desempeño influyó de forma positiva y provechosa en la que luego cambiaría con la literatura. 

Sus funciones como procurador de Tribunales no le restó tiempo para comenzar a Oller documentos y hurgar en los museos de literatura los clásicos de los autores del romanticismo. tanto de nacionalidad francesa como la de los españoles.  

Desde ese entonces su inquietud e interés por estos escritores y poetas no se detuvo y fue en crecimiento queriendo descubrir cada vez más del tema, que combinó además con el estudio de la forma y la estructura de los versos iniciando proyectos de poesía.  

Tanto fue su interés y sus visitas a las bibliotecas, museos y demás casas literarias para consultar e indagar con mayor profundidad al respecto de la poesía y las escrituras literarias que comenzó a formar parte de los cenáculos de Catalán.

A partir de allí se produjo un empuje importante que lo llevaron a ponerse en contacto directo con grandes innovadores autores de la Europa de ese siglo, descubriendo nuevas tendencias que apuntalaron inclusive su afán en ese ramo tan cargado de creatividad y tan amplio a la vez.

Con toda esta incursión, Narcís Oller logró adentrarse de manera muy fluida y sin complicaciones a la institución que llevaba por nombre Jocs Florals y que representaba en la época una entidad importante en la que se editaba, producía y seguía la literatura catalana. 

Los Jocs Florals de la época eran encuentros o concursos en la que se media la literatura y se hacia la representación de las obras y escrituras de los autores en ese entonces, buscando promover el idioma catalán mayormente. Estos juegos comenzaron en el siglo II en Roma A.C. se dieron los primeros juegos en el año 1323 en una ciudad francesa hasta que el rey Juan I de Aragón los llevó a la ciudad catalana.

En esa oportunidad tanto poetas como historiadores y escritores gozaban de participar en los juegos que se dieron por más de 150 años hasta que tuvieron que cancelarse, retomando su celebración en el año 1859 con el renacimiento de la cultura catalana en donde se creación premiaciones como por ejemplo a la mejor poesía, a la mejor poesía patriótica y al mejor poema religiosa.

Tales juegos se vieron nuevamente interrumpidos  en el año 1936 por los desmanes de la guerra civil y fueron recuperados nuevamente en el año 1978 luego de alcanzar la restauración de un régimen democrático. 

Con el pasar de los años ha sido objeto de algunas modificaciones con respecto a las premiaciones de los ganadores. Pero sin ánimos de desviarnos del tema continuemos recorriendo la biografía de Narcís Oller quien tuvo la osadía de toparse por los autores de esas primeras ediciones de los Jocs Florals.

Esta experiencia sin duda alguna le otorgaron a Oller importantes hojas ricas en conocimiento en cuanto a la poesía, al observar de forma cruda el trabajo y la intelectualidad de los escritores de esa época que sin mucha tecnología a la mano ya tenían en su haber un largo recorrido por la historia de la literatura, sirviendo además como enriquecimiento propio.

Obras

Oller, ya en el año 1878 participó activamente en la exposición universal en París, ciudad en la que estuvo en algunas oportunidades para ser protagonista de la publicación de sus primeros artículos literarios que lucían en la prensa del lugar que exaltaba la temática urbanística a su vez. En su obra narrativa se puede ver el reflejo de la crítica de la burguesía de Catalán en el último tramo del siglo XIX.

La producción de novelas de Oller fue lo que más tuvo auge en todos sus trabajos como los relatos, cuentos y poesías, sin ánimos de menoscabar el resto de sus obras La crítica de sus obras no dejó de ser noticia y de impulsarlo a darle un vuelco o potenciar su estilo en busca de calar en el contenido justo de una sociedad ávida de nuevas emociones y de la correspondencia de los términos y normas que rigen la literatura en esa época. 

En sus comienzos de formación académica, Oller estudio el español perfeccionando siempre el catalán para abrirse camino en lo que ya veía como un futuro promisorio en el arte del que tanto quería formar parte. En su haber, el autor ya poseía unos primeros proyectos en literatura hechos en español, que seguidamente se vieron trastocados por algunos factores fuera de su determinación por las siguientes obras que creó en catalán.

En tal situación se vieron relacionados de forma indirecta el grupo de escritores del renacimiento, así como su relación con los Jocs Florals y de igual forma con su primer viaje a París en donde fueron publicados sus primeros artículos en la prensa. Todo esto vino a suceder en un espacio entre los años de 1878 y 1892 que fue la época en la que Narcis se autodenominada novelista realista y naturalista, 

Su trabajo iba a la par de los modelos de las novelas francesas y Oller busco la manera de acoger oportunidades que le otorgaran vestigios que le acercaran a la editorial del realismo de Balzac. 

Balzac nació en Francia y fue un novelista que representó la novela realista del siglo XIX y trabajó incansablemente escribiendo la obra la comedia humana que lo inmortalizó  en la historia que fue un ciclo de varias decenas de novelas que escribía de modo casi descriptivo a la sociedad francesa.

Balzac trató de entender a la gente por su trágica infancia igual que la suya que lo llevaron a una criada hasta los ocho años que fue a parar a un internado y allí sufrió muchísimo y lo ridiculizaron sin parar.

Eso se vio reflejado en su rendimiento académico y por más tiempo estuvo castigado y allí fue que inicio su interés por la literatura formándose luego de lleno al salir del internado.

narcis oller

Comenzó a hacer dinero por sus escritos, pero su administración era la peor, ganaba dinero pero gastaba mucho más y no paraba de salir de las deudas, Tomaba 40 tazas de café diarias para escribir hojas y hojas sin descanso. Murió en 1850 en París, siendo víctima de infinitos problemas de salud por la ida que llevo desde muy joven y los descuidos en la alimentación.

Narrativa

  • El pintor pelirrojo 1876
  • Un viaje de placer 1868
  • Croquis del natural 1879
  • La papallona 1882
  • L’Escanyapobres 1884
  • Vilaniu 1885
  • La febre d’or 1890-1893
  • Figura y paisatge 1897
  • La bogeria 1898
  • La brusa 1899
  • Pilar Prim 1906
  • Rodamons 1907
  • Rurals y urbanes 1916
  • Al llapis y a la ploma 1918

Continuando con los relatos de la biografía de Oller podemos anexar que esta obra de Balzac, la comedia humana le sirvió para darle forma y moldear el estilo que mejoraría luego en su producción personal de sus escritos. Con el paso de los días, el autor siguiendo con su formación en la literatura y sus estudios para conseguir su propio estilo que le sentara en sus bases su manera comenzó a tomar para sí el modelo naturalista llevándolo a sus documentos con técnicas narrativas y descriptivas del programa Zola.

Hablemos un poco de que se trata el modelo naturalista.

La naturaleza son todas las cosas que son necesarias para que un universo no creado exista. Lo que pertenece a este tipo de universo es lo que llamamos natural. El naturalismo es una doctrina filosófica que tiende a ver la naturaleza como el principio único de todo aquello que es real. 

El naturalismo ontológico es la creencia que las cosas mas simples, mas duraderas e independientes son naturales, es decir, que las cosas que tienen menor cantidad de partes, que son las más indestructibles y las menos dependientes de otras cosas pertenecen a la naturaleza. 

El naturalismo metodológico es el compromiso de encontrar significado sentido verdad y valor tomando el naturalismo ontológico como verdadero. El naturalismo es considerado como verdadero porque se usa ideas de cómo el universo se comportan y no todas las ideas son igualmente buenas en hacer este trabajo. La sideas que lo hacen mejor implican el uso del naturalismo metodológico. 

Si la naturaleza no fue sustancia es improbable que estas ideas funcionaran tan bien como lo hacen, por lo tanto el naturalismo ontológico es probablemente verdadero.

Ahora, ¿que tiene esto que ver con la no creencia de Dios,? si el naturalismo es verdadero por las razones ya explicadas entonces las probabilidades de una sustancia que lo crea todo como la existencia de Dios son muy pocas por no decir ninguna. 

Sin embargo, Oller adaptó su estilo al naturalismo pero siempre con la limitación de situaciones imputables relacionadas con la estética y la ideología y en esta etapa de acomodación y suscripción a las tendencias en su haber entran los primeros cuentos, siendo el primero en el año 1879 llamado Croquis del natural.

En este lapso el autor logró desarrollar métodos que se alejaban del costumbrismo que había tenido como respaldo en la técnica de la narrativa. 

El costumbrismo es uno de los movimientos literarios que se hicieron populares tras la independencia de la corona española y es importante que hablemos un poco acerca de esto para conocer más de los estilos asumidos por Oller. por poner un ejemplo de las novelas con esta tendencia podemos nombra La Trepadora. 

Surgió en Francia y se retomó en España en el siglo XIX y nació como una preocupación por rescatar las costumbres típicas, en especial las del campo que comenzaron a perderse  durante las migraciones a las ciudades ocurridas en la era industrial. 

Se caracterizó por reflejar de una manera muy decorativas las costumbres más arraigadas en cada pueblo y lo hizo sin analizarlas ni interpretarlas y minimizando el uso de narraciones y diálogos. 

En hispanoamérica surge gracias al periodismo y se dio en las décadas de 1830 y 1880. Fue utilizado para establecer una identidad nacional cultural propia y fortalecer un sentido nacionalista que comenzaba a formarse tras la independencia de España.

Mediante el costumbrismo se relataron las tradiciones locales utilizando sus temáticas preferidas las reuniones sociales, las fiestas populares, el decorado de la época incluyendo tanto el vestuario como las fachadas y los interiores de las casa, las comidas típicas, los oficios y los hábitos políticos.

Teatrales

Entre sus obras que llevo a las tablas para compartir con un publico mucho mas amplio, contando con la participación de uno que otro personaje en la literatura de este estilo, estuvo:

Teatre d’aficionats 1900

Renyines d’enamorats 1926

En este primer cuento también enfrenta una constante cambio con el tema de lo urbano tratando de reproducir la sociedad enmarcada en la burguesía de esa época. Seguidamente viene otro cuento llamado Notes de color en el año 1883 y luego de cinco años aparece De tots colors. sin detenerse en sus trabajos literarios entre uno y otro comienza su pluma a crear novelas tanto de manera extensas como de corta producción, siendo esta última publicada en 1879 con el nombre de Sor Sancha que tuvo un estilo ambientado en la edad media, para luego crear la narración que se llamó Isabel de Galcerán en el año 1880.

Patrimonio Literario

Una de las novelas más importantes en el haber de Narcís Oller fue La Papallona en el año 1882 que de inmediato recibió la traducción por parte de Felipe Navarro y en el idioma francés por Albert Savine.

Narcís Oller

Con este material, de nombre La Papallona, Narcis Oller se impulsó a la fama  tras obtener críticas provechosas de los expertos en la materia que fijaron finalmente la personalidad literaria del autor luego de muchos escritos y ensayos en su carrera como poeta y escritor, aun cuando no alcanzó en algunos trayectos de su recorrido las convenciones tradicionales. 

Tal obra lo consagró como escritor literario en su época, siguiendo con su nueva y última novela de descripción corta llamada La Bufetada en el año 1884 que recibió la traducción a los idiomas italiano, francés y alemán. De igual forma en La Bogeria, Narcis Oller obtuvo importantes galardones, al tratarse de una obra que sucumbió del mas entrañable de sus experiencias ligadas al estilo naturalista y la construcción de estilos que surge en la literatura contemporánea. 

Filmografía

Fernando Guillen fue un actor de teatro, cine, televisión y hacia cualquier papel con toda la altura que algún autor le presentaba, y fue el quien protagonizo la obra de Narcis Oller que llevo por nombre La febre d’or dirigida por Gonzalo Herralde en el año 1993.

Te invitamos a ver:

Biografía de José Hernandez

(Visited 457 times, 3 visits today)

Deja un comentario