Biografía y libros del autor Ramón Pérez de Ayala

Ramón Pérez de Ayala nace en Oviedo, en 1880, ciudad española capital del principado de Asturias y fue un destacado escritor y periodista cuya infancia estuvo rodeada de comodidades y abundancia por la prosperidad y opulencia de sus padres y abuelos quienes le permitieron estudiar en las mejores instituciones educativas. Conozcamos mas de este escritor.

Biografía

A la edad de los nueve ingresa a una institución jesuita en San Zoil en Palencia, y posteriormente ingresa también a una entidad jesuita de la inmaculada concepción para graduarse de bachillerato sin complicación alguna en sus estudios. 

Siendo un poco más pequeño, Ramón Pérez de Ayala perdió a su madre, y esto le produjo inquietud, soledad, nostalgia, sentimientos que luego afloraron de forma natural para formar su estampa de escritor.

Este autor era asturiano y había nacido en el año 1881, era de la misma edad de Juan Ramón Jiménez. Estudió en la universidad de Oviedo, y después tuvo una vida de bastantes viajes y estancias. Era un hombre de una posición alta, logrando viajar por Europa, residió en Inglaterra y otro tiempo en Alemania.

Luego se dedicó plenamente en Madrid a la literatura, principalmente es novelista pero no solo eso, fue también poeta, publicando tres libros de versos. Luego hizo varios ensayos, siendo uno interesando que se llama Política y todos, y otro que comentó los sucesos de la primera guerra mundial, pero principalmente escribió novelas. Había estudiado primero en el colegio de los jesuitas que le dejaron muy malos recuerdos.

En su misma ciudad natal, Ramón Pérez de Ayala estudia la carrera de derecho, y comienza a rodearse y a relacionarse con pensadores destacados de la época, dejándose crecer el cabello y vistiendo con frecuencia un arlequín que lo posicionaron en lugares distinguidos al mostrar cierta estirpe al caminar inclusive.

Sus creencias y aborrecimientos comienzan a reflejarse en sus primeras obras. Por ejemplo, Ramón Pérez de Ayala aborrecía el conservadurismo de la burguesía de su ciudad natal, Oviedo y esto se ve reflejado en su texto que recibió el nombre de Pilares. Pero de sus obras hablaremos más adelante.

La obra fundamental, viajes crónicas  e impresiones compila la mirada de Ramón Pérez de Ayala por la geografía del mundo. Recoge artículos y cartas de sus estancias en Inglaterra, Argentina, Perú Chile y Bolivia en las primeras décadas del siglo XX. En este libro como recoge las crónicas de diversos viajes se puede decir que existen diversas miradas, dependiendo del país que visita y depende también del año en que lo visita.

El libro, a fin de cuenta acaba siendo otra especie de otra autobiografía del autor, va desde 1907, en el que tiene 27 años, hasta 1964, en el que Pérez de Ayala tiene unos 74 años. Es un escritor de nivel europeo de primera, comparable por ejemplo por su gran inteligencia y por su gran cultura.

De lo aprendido de todos los lugares de donde estuvo nace su afán para volar la experiencia para la mejora de su país. Los hombres del 98 quieren ser europeos, pero veían a Europa lejos. Pero ellos no es que quieran sino que ya son europeos. Esta mirada literaria del mundo desató conciencia de círculos intelectuales y llamaba a que los españoles superar su histórico complejo.

En la actualidad esto sigue ocurriendo, porque lo que la generación del 14 postulo, es que España no necesitada nueva educación política sino educación de sensibilidad y que esa educación era la que había que lograr por el hecho de que los escritores fueran aristócratas en la plaza. 

Obra

Muchas organizaciones e instituciones sin fines de lucro re descubren y recuperan autores en lengua castellana de finales del siglo XXI y principios del XX a los que la desmemoria condujo injustamente al olvido de sus obras. Este fue el caso de los artículos de Pérez de Ayala en los que con el telón de fondo de las crónicas de viaje deja ver la preocupación de la generación del 14 por superar la crisis de ideas de 1898.

En el fondo, los escritores del 14 fueron quizá una de las primeras generaciones que empezaron a viajar y ver modelos fuera de España que funcionaban y trajeron esas ideas más políticas al país. Posiblemente ahora tengan que ver qué proyecto se hacen fuera para también incorporar esas magníficas ideas. 

El escritor fue una figura en cierto modo curiosa porque ha tenido una vida en cierto modo con ciertas anormalidades cronológicas y por otra parte con una resonancia social variable incluso dentro de su vida antes de su muerte y después también.

En 1910 publicó un libro titulado AMDG que fue muy criticado por su amargura plasmada por su enseñanza. Antes de esto, en el año 1907 había publicado ya una novela, que publicó con seudónimo tinieblas en las cumbres era su nombre y la firmó como Plotino Cuevas. Era un libro que para aquellos años era muy atrevido desde el punto de vista sexual, y le pidió a Galdós, (autor de la obra Marianela) un prólogo.

Según como él mismo pretendía, anhelaba que su padre creyera que se trataba de una obra seria, de valor importante literaria, y el prólogo de Galdós era garantía de importancia y de divinidad literaria. Posteriormente escribió unos cuantos libros más, varias novelas más, La Pata de la Raposa es uno de los títulos conocidos y una que fue descrita con mayor intención que se escribió en 1913 que se llamó Troteras y Danzaderas. 

Particularmente le pareció a muchos autores interesante. Luego escribió Belarmino y Apolonio, publicando luego Los Trabajos de Urbano y Simona y varios cuentos para después publicar dos novelas el año 1926 situadas en Oviedos, entre ellos pilares, que era la ciudad imaginaria que corresponde a Oviedo, titulados Tigre Juan y otra continuación de esta obra llamada el curandero de su honra.

Lo curioso del caso, comentan algunos historiadores, es que produce cierta sorpresa que no volvió escribir ya más novelas, ni en definitiva libros. 

Vivió hasta 1962 y es sorprendente que un escritor que tuvo cierto éxito que a los 45 años después de una vida bastante activa con libros de poesía, ensayos y novelas con una obra considerable y que deje de escribir.

Y  lo que también llama la atención es que posteriormente escribe apenas un par de artículos, eso fue como en el año 26 de forma esporádica, la mayor parte de recuerdos, de experiencias, de vivencias incluso muchas veces dando la impresión de escritos antiguos. 

Obtuvo éxito bastante temprano, era un escritor culto y refinado, con sus estudios en Inglaterra. tuvo incluso una colaboración como comentarista de la primera guerra mundial en el periódico de buenos aires, La Prensa, obteniendo un éxito intenso y temprano entre las personas cultivadas. El éxito o no de los escritores es curioso, algunos son admirados por las minorías las cultas, y no tienen resonancia en el gran público y otras por lo contrario tienen un gran éxito popular pero no son estimados por las minorías.

Incursión en la política

Pérez de Ayala fue muy estimado por los escritores pero no fue nunca muy popular ni leído por grandes públicos. El año 1930 cuando iba a proclamarse la república fundó junto a Ortega y Marañón una agrupación que se puso de lado de la república y colaboró en algún momento de diferentes formas.

Ortega fue diputado en la constituyente y luego no hubo ninguna actividad, pero Pérez de Ayala fue embajador en Londres, de modo que había tenido una participación en la agrupación al servicio de la república y luego lo nombra embajador. Sin embargo, cuando estalla la guerra civil se ausenta y luego se marcha a París y luego a Argentina volviendo en España, ajeno a la política no interviniendo en nada y tampoco escribiendo,  sino artículos esporádicos y poco frecuentes muriendo en 1962.

Fue un hombre muy culto con  una idea amplia lectura, con formación sólida adquirid en gran parte en Inglaterra y Alemania y era además muy esperado como escritor, trabajado, su prosa no es fresca ni espontánea. Su literatura daba la impresión de ser muy trabajada, limpia. corregida. 

El mayor experimento no compensa la pérdida de esa frescura que tiene la prosa cuando brota directamente del autor.

Obra mayor comentada

Hay escritores que escriben de esas maneras y otros como Ferrater Mora que re editaba un libro y lo modificaba y salió otro libro y nunca terminaba su tarea.

Era muy elaborado, corregía y elegía las palabras. Es curioso también la composición de su obra en conjunto que no es fácil de explicar con la interrupción súbita de su obra en el año 26, un hombre que vivió muchos años y que luego de una producción normal se detiene. 

Entre sus obras, una que fue más comentada o criticada fue las Troteras y Danzaderas, que fue una novela relativamente extensa fechada en noviembre de 1902, publicada el año 13, este libro se llama un libro de clave en donde aparecen escritores de la generación del 98 y de la propia generación del autor.

Ramón Pérez de Ayala: Humor es vivir

Muchos nombre diáfanos que se saben perfectamente de quien se habla. Algunas atribuciones no son muy claras en este libro, el mismo aparece como un personaje también y aparece Ortega, filosofo e intelectual, muy poco pero aparece también aparece en esta obra Ramiro de Maeztu y Villaspesa, bailarinas, y uno que otro político.

Esta obra tiene cierto tema satírico. Es evidente que Pérez de Ayala tea cierto humor un tanto agrio. Nunca muestra demasiada simpatía por sus personajes. Inclusive en esta etapa en a que sus amigos es el Madrid literario con sus ambientes, precisiones e innumerables detalles, de centros, de ateneos, librerías cafés, teatros, de los años de 1910 o 1912. Es un poco la dimensión de la bohemia literaria. 

Lo que resulta también interesante para los críticos es la aparición conjunta de dos generaciones que en cierto modo coinciden en sus publicaciones. 

En esta novela de Pérez de Ayala hay una intención clara una voluntad de claves de utilizar personajes con nombres fingidos irreales pero en muchos casos perfectamente reconocibles, o caricaturizados.  

Pero son figuras recargadas, pero tiene correspondencias y semejanza con el original. Pero al mismo tiempo tiene una visión o reflejo sesgada o parcial en alguna media tendenciosa de estos autores a los cuales vemos vivir. Pero lo más importante, al verlos vivir aparece el ambiente en que vivían, se construyen en cierto modo el mundo en el que vivían.

Enaltece Madrid en sus artículos

Esto es lo que particularmente llama la atención a los críticos de las novelas de Ayala. Es decir, sus experiencias las transmite en sus novelas y hace que el lector viaje en el tiempo y viva también esa experiencia que narra en cada frase de sus poemas o artículos.  

Es una visión deformada, generosa, caricaturesca de una fracción de Madrid, aparece un mundo de la literatura, cierto tipo de teatro, aventuras amorosas que aparecen, visiones muy fragmentarios de la política, pero aparece ese Madrid, esa porción, que al verlos vivir brota el Madrid de ese entonces, el Madrid distinto de otros, explica los críticos de esta novela de Ramón Pérez de Ayala.

Este es el valor que le encuentran a esta novela, tratándose de un libro que le añade una visión interesante de lo que era Madrid en donde convergen gente de toda España, que sin diferencias y sin distinciones han tenido algo extraordinario que es que Madrid no es una ciudad castellana, sino una ciudad directamente española.

ramon perez de ayala

El valor documental que le encuentran además los críticos a la novela de Troteras y Danzaderas es el ser una novela, ser ficción, porque por tener personajes que aunque hayan sido reales, funcionan como personajes de ficción: viven, y al vivir evocan su ambiente, circunstancias, el mundo en el que están, y entonces resucita esa porción de Madrid. El primer fragmento de ese libro es bastante curioso.

Va a ver a una mujer con quien tiene amistad y cuando sube escaleras una mujer malhumorada lo detiene y comienza una pelea en una larga escena donde interviene el marido de la portera y luego aparece una muchacha de la casa que quiere aclarar que es amigo de la señorita.

Es una larga escena que trata detalles mínimos que manifiestan un toque esperpéntico, pintoresco, y está hasta con exageración, pero es curioso que inicia con una especia de agua fuerte o esperpento, vivo, lleno de vida, grotesco en todo sentido, que además incluye un trasfondo amoroso, por ser Ramón Pérez de Ayala un poeta modernista.

Bibliografía

Su producción literaria le valió un reconocimiento, tuvo mucha aceptación como en teatro, todo lo demás iba calando en la sociedad, como por ejemplo en 927 recibe el premio nacional de literatura, siendo uno de los premios públicos más afamados. también le hacen miembro de la Real Academia Española e incluso llega a ser director del museo del Prado. todo esto por supuesto antes de la república. 

Al llegar a la república algo que había soñado tanto, incluso hasta formar un triángulo famoso con Ortega y Marañón al servicio de la república. un trío de valedores que abogaban por un objetivo. Aquel sistema de gobierno ya vigente en muchos países de Europa y que había que sacar a España de su sempiterna decadencia política y de todas las peripecias y espectáculos que los políticos de España habían dado. Era la idea que tenían muchos intelectuales.

Al principio de la guerra se exilia, seguramente uno de aquellos de los muchos profesores de las principales universidades de España que salieron ante los desmanes del frente popular que el señor Aniceto Alcalá Zamora no supieron controlar, teniendo estos intelectuales que habían avalado esta sencilla y omnipotente república pero cuando viene se presenta como una caricatura grotesca y peligros de la que huyeron. 

Sobre el estilo de quien fue Ayala, ya se han descrito mucho de sus artículos y su manera y es que los críticos decían que su obra sobresale por su gran valor estilista. Se puede tomar un texto de Ayala y automáticamente se percibe la clase, el estilo, un contenido estético y brillante. su prosa riquísima de léxico incluía tecnicismo sacados del griego, y ofrece una elegante empaque académico.

Algo que pretendía tener un estilo del que se pone delante de un público de adultos mayores y a universitarios y debe hacer frente a una actitud de dominio y parecer no solo asimilado sino imitado por sus alumnos. Luego un retorcimiento conceptista que seguramente a sus alumnos no les sería fácil seguir su argumentación, porque el conceptismo va rebuscando las formas y las figuras literarias para enriquecer su lenguaje pero donde hay que tener cierta dosis de agudeza para captarlo.

Pero ese conceptismo no impidió luego la conjugación con la frase viva, atrayente, atractiva, sobre todo en los diálogos jugosos, tomados del habla popular.

Luego es extraordinariamente variado con un predominio del rasgo conceptual y de una beta humorística un humo a veces incisivo, a veces inclusive podía ofender. El autor el tigre juan es una de las primeras figuras de la literatura española del siglo XX.

Lírica

Hablar de Ramón Pérez de Ayala en cuanto a la lírica es mencionar tres facetas, la primera se demarca con El sendero, y sus varios títulos de poesía conspiran en este nombre, seguidamente La Paz del sendero y otro es el sendero andante, de corte autobiográfico, emociones, sus sentimientos de joven poeta.muchos con los patrones últimos de poesía más notables del modernismo. Es decir, no desprecia ni desacata los postulados de sonoridad del modernismo. 

En cuanto al sendero andante se habla de que se trata como un acertijo, pero que de alguna manera se refería a un río. El punto de partida de toda esta lírica se haya en el modernismo, a pesar de no separarse de los postulados del modernismo, hace una poesía más intelectual, incluso llega a filosófica, haciendo en esto pareja con su amigo Miguel Unamuno, autor del libro La Tía Tula.  

-La Paz del sendero (1904)

-El sendero innumerable (1916)

-El sendero andante (1921)

Ensayo

Ramón Pérez de Ayala aprovecho su inquietud por la poesía para combinarlas con la cotidianidad tratando de revivir experiencias y vivencias de los lectores o de quienes podían asistir a sus obras. En esta oportunidad vamos a enumerar por años de publicación de todos los ensayos del autor:

-Hermann encadenado. (1917)

-Las máscaras,  Madrid, 1917 y 1919.

-Política y toros: ensayos, Madrid, 1918.

-El libro de Ruth  1928

-Divagaciones literarias,1958

-Principios y finales de la novela, 1958

-El país del futuro, 1959

-Más divagaciones literarias, 1960

-Fábulas y ciudades 1961

-Pequeños ensayos 1963 (póstumo)

-Tributo a Inglaterra,1963 (póstumo)

-Tabla rasa, 1963 (póstumo).

-Nuestro Séneca y otros ensayos,1966 (póstumo).

-Escritos políticos, 1967.

-Viaje entretenido al país del ocio (1975, publicación póstuma)

Narrativa

Su punto fuerte que es la novela, y presentan entre su rasgos más característicos la abundancia del elemento intelectual, es decir, en la novela hay que poner un elemento intelectual, más que manifestarse como un redactor, como un narrador quiere manifestarse como un pensador, como un intelectual. muy típico también se observa la tolerancia y el humor, el dijo que si en la vida no había humo no había ganas de vivir.

Su tolerancia era el resultado de su equidad, dicen los textos de su biografía, una virtud tan especial en una persona que reparte equitativamente lo suyo, que mira a las personas no por de donde vienen o cómo van sino que analiza sus actos y a este lo justo le toca esto en función de sus actos.

La frase sería a cada uno lo suyo, sería el lema de la equidad. En cuanto al humor, ni el pesimismo del 98 ni otras actitudes le afectaron, porque él considero que lo mejor para vivir en este mundo era el rasgo del humor. Sus novelas ofrecen un gran interés psicológico y no podía ser menos porque tuvo de tutor a clarín, quien fue el líder de la novela psicológica conjuntamente con Valera, Pepita Jiménez.

Ramón Pérez de Ayala tiene mucho contexto psicológico en sus novelas. Por ultimo su carácter social, su acuerdo con la equidad que tiene que darse en el mundo, no descuida una beta de docencia pedagógica. Esto significa que sus novelas las lee una persona que no esté formado con principios morales y puede sacar algo que le sirva, algo de utilidad.

Las novelas de la primera época de la que tiene un caris autobiográfico y de su vida en el internado se puede asegurar que se puede sacar muchos guiones para novelas. Por ejemplo, está Tinieblas en las Cumbres en su primera época de la novela

 

Además de ser una de las primeras, tuvo la osadía de meterse con la sociedad ovetense, pero tal acción le trajo algunos inconvenientes, porque él tomaba personajes de Oviedo y los cambiaba de nombre pero luego quien veía aquellas novelas y sobre todo siendo del Oviedo veía fotografiada a alguna persona y le granjearon malas recompensas. 

De Ayala tuvo que salir y se autodesterró a Londres para calmar aquella revuelta. Su padre lo mantuvo por un tiempo con sus ganancias y solamente una crisis importante hizo que cayera su padre en suicidio, haciendo esto mella en Ramón que volvió con el propósito de hacer un giro en su producción literaria y en su persona.

Autobiografía

Otra novela de esta época en donde se metió de lleno en la sociedad de Madrid fue Troteras y Danzaderas. Como ya habíamos mencionado fue una de las novelas más comentadas. En esta novela no tuvo critica social pero estuvo basada en hechos autobiográficos por su manera de ser contada. 

Manifestaba la bohemia literaria madrileña de comienzos de siglo, con trajes y paraguas rojos, por ejemplo. Son relatos cercanos aun al realismo costumbrista pero dentro de esta versión de Ayala.

La segunda época marca un avance hacia lo simbólico, dejando el realismo o caris naturalista creado Luna de miel; Luna de hiel, que habla sobre las primeras relaciones y otra mujer a a partir del matrimonio. Otra novela de Ramón Pérez de Ayala es Urbano y Simona que es una pareja que se casa y que nunca oyeron hablar de sexo y quienes los veían decían que necesitaban una candela.

Pero esos temas no se podían hablar directamente y no sabían como explicarles y los mandaron al campo para que vieran como los animales hacían el sexo para que tuvieran una idea. Y eran los rasgos que utilizaba Pérez de Ayala, la tolerancia y cargar el humor en los personajes, como en Urbano y Simona. 

Luego en la segunda época hubo un avance hacia lo simbólico, por ejemplo, el martes de carnaval, que invaden los teatros, yendo a lo abstracto hasta los límites de esperpento, de contradicción y hasta de exabrupto.

En este aspecto hay una evolución. Los personajes no son reales, son creaciones intelectuales, prototipos, que ce. Figuras estilizadas a pesar de sus significación arquetípica, es decir típicos modelos como el avaro, el corrupto o el libidinoso, encierra una honda verdad humana.

es decir, el que sean personajes abstractos, no le quita calor humano. los puede hacer más o menos caricaturesco, desconectados de lo anecdótico de una realidad palpable, pero su calidez humana persiste. Este era su gran mérito, siempre con estos dos principios éticos. Así lo ven en sus mejores novelas. 

Siguiendo con las novelas entran Belarmino y Apolonio y quizás la más nombrada o la que más impacto ha tenido en las críticas que se llama Tigre Juan. El autor en todos los vicios sociales que veía , el que más le exasperaba era el machismo, ese machismo que en un principio anula a la mujer.

Su maestro Clarín puso a una dama para ser sombra a muchos machitos que pululaban a su alrededor con menos categoría que ella, que era otra forma de ir contra el machismo. En Tigre Juan el típico machista va cambiando de rumbo, de parecer, a raíz de la infidelidad de su esposa.

Otra también relacionada con el mismo tema es el Curandero de su honra, que a muchos le sonó como una obra muy clásica. 

AMDG: novela anticlerical

Ramón Pérez de Ayala recibió muchos elogios por su novela AMDG, así como interpretaciones y reinterpretaciones por parte de muchos historiadores y escritores por el estilo y el tema que desarrollo en esa nueva novela entre sus obras.

Desde el materialismo filosófico aplicado a la literatura, explican los expertos, se interpreta la naturaleza de la perspectiva del presente, es decir, que nunca se utilizará la filosofía concretamente el materialismo filosófico como sistema de pensamiento para fosilizar la literatura.

En 1910 se publica esta novela, AMDG y provoca un escándalo porque toca una serie de temas enormemente conflictivo. Los temas que allí se plantean tienen una dialéctica fuerte porque los dos modelos educativos entonces vigentes son los del krausismo por un lado, que es de un idealismo puro y galopante, y un modelo de educación que está representado por los jesuitas.

Prácticamente desde la restauración de la compañía de Jesús en 1814 hasta concilio vaticano segundo la fama que tienen los jesuitas es de educar exclusivamente a docentes y de seguir gestionando las cuestiones políticas de la república. Los expertos en literatura explican que cualquiera que haya leído AMDG saben que se trata de una novela escrita al parecer en contra de la compañía de Jesús y en contra de un modelo educativo que se identifica con los jesuitas.

Sin embargo, lo contextualizan en un marco a un mucho mayor y más preciso. Es un ejemplo claro de literatura anticlerical. 

La tradición que hay en la literatura española que sitúa a AMDG dentro de la línea de literatura anticlerical empieza con la novela de la restauración. En 1865 se publica el escándalo de Pedro Antonio Alarcón, en el 83 se publica Marte y María de Pablo valdez, en el 84 la regenta que tiene páginas anticlericales terribles, más que AMDG lo que ocurre es que como están confitadas con otras secuencias turbulentas en otros contextos pueden pasar inadvertidas. 

Otros testimonios de lecturas anticlerical está Vicente Blasco Ibáñez en la ara;a negra, tierras de campos otra novela del mismo estilo.

Todo esto quiere decir que para esa época la lectura anticlerical y anti jesuítica era el pan nuestro de cada dia, prácticamente queda la novela posterior a 1875, la restauración, por no mencionar a la novela de julio Cejador 1913 que no es tan buena como AMDG en ese estilo, AMDG se ha contrastado poco con otras obras.

Luego de esto le publican dos novelas importantes, llamadas el obispo leproso de Gabriel Miró y el jardín de los frailes de Manuel Azaña donde tampoco se quedan cortos con este mismo estilo, incluso la narrativa anticlerical ha sido del porte de la mitad de España y sigue siendo en buena parte. 

Este autor como gran idealista enmudeció cuando entró en contacto con la realidad y no siguió escribiendo novelas, fue la tesis de muchos experto, a pesar que el decía que la novela era el género de la madurez.

Es decir no hay que olvidar que de Ayala fue estimado en el mundo literario porque fue escritor de novelas de Asturias y simpatizo mucho en ese aspecto. Pero no trabajo en su vida, fue embajador de la república en Londres pero vivió de lo que escribió, de publicar artículos de prensa y cobraba cuando las empresas se los pagaba, muy distinto a otros escritores, que tenían otras rentas o negocios. 

En esta novela, AMDG están articuladas muchas tendencias que luego no desarrolló y fue considerado una pena por lo valioso que llegó a ser esta obra y que pudo apuntalarse en las siguientes. .

Están géneros memorísticos, relatos, memorias, géneros dramáticos dentro de las propias tendencias épicas y desarrollan facultades dramáticas inclusive. 

Un narrador en novela desarrollan géneros narrativos desde el momento en que desaparecen textualmente y se desintegran con distancia intermedia entre entre los personajes y el lector. Por ejemplo el caso del autor de La Ilustre Fregona, Miguel de Cervantes en otra de sus obras presenta dos perros dialogando entre sí y desaparece el narrador en el texto, es lo que se llama una novela dialogada.

Epistolarios

Por mas de cincuenta años, el autor Ramón Perez de Ayala estuvo redactando cartas a un gran amigo al que admiro por otras tantas décadas desde sus primeras formaciones en la literatura. este amigo fue Miguel Rodriguez Acosta y según las enciclopedias que cuentan su historia, se trato de un destacado pintor, grabador e ilustrador que en su momento dirigió el Museo de Arte Moderno en Madrid.

Su carrera en el arte la inicio con su tío Jose María Rodriguez, ingreso a la Escuela de Bellas Artes,  llego a participar en múltiples exposiciones, ilustraciones y grabaciones, llegando a ser galardonado con medallas y premios relacionados con la materia de su carrera como ilustrador.

Ramón Pérez de Ayala

Todo este sublime trabajo estaba siendo seguido minuciosamente por Ramón Perez de Ayala, quien desde los años 24 inicio sus escrituras en una carpeta aparte dirigidas a Miguel Rodriguez Acosta. Estas lineas mostraron una apoteosica belleza e intimidad absoluta hasta sin reservas aseguraban los escritores al respecto. En estas lineas de Ayala contaba sus inquietudes de cada obra que salia de su mente, de cada escenario que su vida experimentaba y de la necesidad de escribir algo de todo acontecimiento que invadía su paso por la tierra.

En estas cartas también le contaba de las empresas literarias y las editoriales, de los artículos, los ensayos, los borradores, etc. Todo esto le sirvió como testimonio a los historiadores y fundadores de la literatura de España para conocer quien fue realmente Ramón Perez de Ayala y entender la personalidad que imprimía en cada documento, lo que represento bastante interés colectivo para la contemporánea España de ese tiempo.

Artículos

Entre sus artículos se pueden mencionar en el año 1985 las Crónicas londinenses y seguidamente en el año 1986 estuvieron los artículos y ensayos en los semanarios  España, Nuevo Mundo y La Esfera que llegaron a ser comentados y distribuidos mas allá de las fronteras europeas por haber alcanzado ya Ramón Pérez de Ayala un cierto respeto en el mundo literario.

Filmografía

En el año 2007 salió a la pantalla grande la filmografía que llevó por nombre Luz de Domingo, escrita por Ramón Pérez de Ayala y que fue dirigida por José Luis Garci. 

La obra trata de una joven hermosa que vive en un pueblo llamado Cenciella en Asturias, y cuida de ella su abuelo, un indiano que regresó de América para procurar su bienestar. al pueblo llega un joven y apuesto abogado que comienza a cumplir con el rol de secretario del ayuntamiento y cuando observa a la joven caminar en su cotidianidad se enamora perdidamente e inician una amistad como par de tórtolos con intención luego de matrimoniarse.

En una oportunidad, estando ellos en un idilio en medio del bosque, llega el alcalde quien no está de acuerdo con las decisiones del abogado como secretario del ayuntamiento y en compañía de un guatanero violan a la joven sin que el abogado pudiera hacer algo. 

esto con el paso del tiempo tuvo que quedar en silencio y en el olvido porque para ninguno era conveniente que la violación saliera a la luz publica tanto por temas personales como por temas de negocios. inclusive el abuelo de la joven tampoco estaba de acuerdo con el secretario por algunas decisiones que tomo con respecto a unas tierras.

El tiempo transcurre y la joven triste para sus días engendrando a una criatura producto de esa violación y se casan finalmente. luego del matrimonio el joven abogado y la joven pueblerina comienzan a sentir los vestigios de aquel momento y el odio del cacique y deciden irse a nueva york a tratar de hacer s svidas. El joven abogado mira siempre con amor a la joven pueblerina y no piensa que el hijo que cría es producto de la violación sino de su esposa que es el amor de su vida. 

Ramón Pérez de Ayala

El alcalde, quien fue autor de aquella cruel escena de violación, aseguró en una oportunidad que las mujeres y las leyes fueron hechas para violarlas, si comienzan a crear problemas. 

La obra es descrita por muchos estudiadores literarios como cruenta y asumieron que posiblemente fueron estragos de la vida de infancia de Ramón Pérez de Ayala, quien en sus escritos siempre buscaba que el lector viviera alguna experiencia propia. 

(Visited 449 times, 1 visits today)

Deja un comentario