El Periquillo Sarniento (Libro): Resumen Por Capítulos

El objetivo de realizar este artículo El Periquillo Sarniento resumen es dar a conocer un poco de la literatura, entender quién fue Fernando de Lizardi, conocer un poco de la epóca en que se realizo. y el provecho que tiene en nuestra época. Todo esto en una lectura rápida y de fácil comprender.

El Periquillo Sarniento

El Periquillo Sarniento Resumen 

“Vida y hechos de Periquillo Sarniento escrita por él  y para sus hijos”, así se titula este es el nombre completo de la obra que fue publicada primeramente en tres tomos el año 1816.

Lo Dominante de esta Picaresca Española (la narración en primera persona, la agrupación de episodios, llevan a recalcar lo primordial de andar por un buen rumbo,  actores maniqueos) es evidente desde el inicio hasta el final, con todo esto, El Periquillo Sarniento resumen es calificada como el primer  cuento de América Latina.

Fernando de Lizardi; El Pensador Mexicano, fue quien la escribió con la intención de enseñar y entretener. Por esto, el Periquillo es la herramienta del Pensador para sus conclusiones educativas.

Se presenta en los años de la independencia; los criollos querían encontrar una identidad nacionalista que apenas iniciaba. La publicidad de  los buenos hábitos se necesitaba para aquellos tiempos.

Con  esto se observa que la novela tiene un  exceso de sugerencias y corrupciones. De parte en parte, el Periquillo sugiere al lector tomar como muestra su disipada, a pesar de esto tiene una vida divertida.

En la segunda parte, en el quinto capítulo, se encuentran el propósito del escritor; que se transmite el amor a la honestidad, detesta la inmoralidad y  a la juerga.

EL PERIQUILLO SARNIENTO RESUMEN

En la novela no se va a encontrar ningún tipo de problema, en general el tema y las historias van desde el desamparo que sufre Periquillo y va pasando a llevar una vida encaminada.

La novela está dividida en tres partes; la primera de XXI, la segunda de XV  y la tercera de XVI capítulos. Y su titulación seria de la siguiente manera capitulo seguido de la numeración en romano. Ejemplo: “cap. XVIII. Vuelve en sí y se encuentra en el hospital.

Critica los abusos de muchos de ellos. Visítalo Januario. Convalece. Sale a la calle. Refiere sus trabajos. Indúcelo su maestro a ladrón, él se resiste y discuten los dos sobre el robo”. Por falta de espacio reservamos, por  ahora, los títulos.

La novela es entretenida, hasta que el escritor manifiesta su modo de pensar (moral) sobre lo sucedido. Esto no termina de ser  una curiosidad; al inicio describe sus exuberancias y al terminar aconseja con sutileza, evitar entrar en tentación porque esto no lleva a ningún lugar. Hay que decir, que un país estaba naciendo.

Esta novela está realizada, para ser brindada a los niños y a toda persona que quiera leer sus aventuras y desee enmendar su comportamiento que solo lo llevaran a un mal final.

Se llama Pedro Samiento y desea contar su vida: su país natal es  México en la época de la Nueva España. Cuando niño fue criado por varias nanas siempre llorando, él conseguía todo lo que quería. Su padre le cumplía todos sus deseos y su madre lo sobreprotegía.

No era una familia rica, pero tampoco llegaban a clasificarse como pobres, con todo esto, el niño Pedro cada vez que deseaba  protegerse, con solo berrinchar lo lograba.

EL PERIQUILLO SARNIENTO RESUMEN

Periquillo fue un apodo que se lo colocaron en la escuela, por lo frágil que era cuando hablaba y también le decían Sarniento, esto porque en algún momento estuvo contagiado de sarna.

Desde  aquel momento, Periquillo está consciente  de no saber  buscar a sus amistades no muy comprometidos, en vez de buscar amistades con educación y cortes. Era frecuente que lo cambiaran de escuela y de educadores particulares. A Periquillo nadie podía ponerlo en orden.

El padre al ver que su hijo Pedro nunca iba a formarse en una escuela le da a elegir alguna labor en la que pueda entrar como principiante. A la madre no le parece esa idea y se perturba al oírla, ya que no estaba de acuerdo que su hijo se ensucie sus manos trabajando.

El aprender algún oficio no tiene por qué ser indignante, reitera el padre. La madre también expone sus argumentos, un poco con actuación y manipulación, terminando de enredar a su esposo, ya que el hombre está enamorado y es su debilidad.

Mientras prosigue el libro, Periquillo quiere que reconsideremos todo lo que ha hecho anteriormente, es así, con mucha artimaña, persuade a su gran padre que tiene interés en estudiar gramática latina. El padre busca al mejor educador y el tiempo lo pasa en medio de los estudios y sus escapadas.

Cuando termina lo estudiado, Pedro se incorpora a “San Ildefonso”, el Colegio a  culminar sus estudios mención “filosofía”. Conversador como de costumbre, busca siempre de impactar a todo el mundo, tuvo más destrezas y con sus malos hábitos,  como el albur, el billar, en lo que sí es bueno.

Cuando se gradúa, seria, con seguridad el día más esperado por sus padres, que sentían orgullo por el hijo que ya no estaba desorientado.  El joven Sarmiento ahora es “Bachiller en Artes”. El ego sobrepasa ahora a sus malcriadeces.

Sin embargo, su padre le aconseja de ir a “instruirse” en una hacienda de un viejo amigo.

El protagonista de la novela relata cómo es su llegada a la hacienda, su amigo Januario le hablo del a la dueña de la casa, esta señora inicia una amistad con él. Juanario quien conoce a Periquillo desde la infancia y también estuvieron juntos en el colegio.

Su verdadero nombre es Juan Largo, eran cómplices en sus pequeñas travesuras, era el causante del sobrenombre que lo tendría por el resto de su vida: Periquillo. Januario es sobrino del dueño de la hacienda.

Para  darle la bienvenida, realizaron una comida. El Periquillo presume de mucha sabiduría, y quiere impresionar, y está interesado en quedar bien con la prima de su amigo, le sugieren rectificar su actitud, esto lo hace un vicario que se encuentra en el sitio.

El no esperaba ese infortunio. Asombrado, entabla una conversación con el vicario, haciéndole saber sus intenciones de entregar su vida a Dios. Mientras tanto,  le propone que juzgue a Januario, el  hombre de religión le hace saber que no es bien visto la represalia.

Cuando están cenando hay otro percance y esta vez le toca a Juan quien quedo ridiculizado.

En la hacienda quedaron encantados con la presencia de Periquillo, exceptuando a Januario quien estaba celoso, ya que él estaba tras su prima.

Januario se valió de lo que sentía para hacerle caer en un timo. Le hace creer que su prima quiere una cita con él, en su habitación, ese día por la noche.El, confiando en que su amigo es sincero asiste a la cita sin vacilar.

Pero, bajo las sabanas no se encontraba la bella joven, más bien, se  llevó la sorpresa de quien estaba en el lugar era la madre de la doncella, quien advertida por Januario, le conto que Periquillo era pícaro y astuto y traía malos pensamientos con su prima, la tía decide probar lo dicho.

No es necesario contar que  no estuvo un solo días más en la hacienda.

Periquillo se encuentra en su casa de vuelta, el padre le da dos opciones: la primera es estudiar medicina o estudiar para abogado. Y si no  quiere estudiar, la  otra opción es darle su apoyo para que se dedique a algún oficio el cual le interese.

Como  era de esperar, al hijo no le gustaba ninguna de las opciones y peor, él se va a pedir consejo a otro amigo  zángano llamado Martín Pelayo.

Martín Pelayo piensa que la mejor labor que se puede tener es la de sacerdote, él está estudiando para ello. Le cuenta  que pueden vivir de los donativos, te respetan, y lo más importante es que hay abundancia en la comida.

El padre de Periquillo quiere saber que ha decidido, que piensa hacer, él le responde con toda la seguridad: que quiere ser sacerdote. El padre le dice que  antes de ser sacerdote debe ser capellán, y  que tienen muchas limitaciones, devoción y dedicarse  al estudio.

El protagonista  responde que  lo único que él quiere es trabajar de manera honrada, sin forzarse mucho, por lo que decidió y lo confirma ser sacerdote. Al tiempo, se muestra con su traje de estudiante de teología, llevándolo con mucho orgullo.

De inmediato empieza a ser invitado por su amigo Martín a compartir con la pandilla, lo lleva a billares, platicas ocultas. En un año, ya se manejaba bien con el albur, experto en  juegos, baila y toma con toda la alegría.

Entretanto, el padre necesitaba cerciorarse del comportamiento de su hijo ya que faltaba poco para ser proclamado.

Cuál fue su desilusión cuando se entera que su “Pedrito” como era llamado por su mama”, está siempre ausente, y en su  clase es el más deficiente y para terminar se reúne con personas libertinas de poco confiar.

La sospecha llega a sentirla el Periquillo, ya que en la cena notaba la tensión que tenía su padre y su madre se notaba que había llorado. Al día siguiente el Periquillo conversa con su madre ella le cuenta que su padre tenía una decisión tomada, y era colocarlo de aprendiz.

El graduado de bachiller y estudiante de teología se  perturba y le pide a su madre que no permita esa crueldad. La madre ruega por su hijo y logra de nuevo que su esposo cambie de opinión. Le  dan tiempo para que piense que quiere hacer en el futuro.

El Periquillo  se une de nuevo con su amigo Martín, él le aconseja que la idea de ser fraile, es lo más fácil para ganarse el sustento, te puedo conseguir  que mi tío te encomiende, él es provincial de San Diego. Con rapidez el Periquillo acepta.

Así, y en poco tiempo, arriba al Convento de San Diego,  en el momento que el prelado repasaba sus sugerencias. El  Periquillo está bien seguro de su decisión.

Con violencia la madre le responde al padre que no tiene confianza en su hijo, ella si lo apoya y está muy contenta con su decisión.

Momentos antes de que realice la ceremonia, el Periquillo siente en   carne viva lo atinada que es el dicho “el hábito no hace al monje” y desiste de su asertiva determinación, con esto, se convence de seguir adelante con sus objetivos,  piensa que después de tantos estudios y el pasar del tiempo, el estará habituado a su nueva vida.

Hacer vida en el convento, resulto catastrófica y el narrador de esta novela espera el momento oportuno para abandonar. Juan Largo y Martín Pelayo le hacen una visita. Paso medio año sin conseguir la oportunidad para abandonar el lugar, es cuando se entera que su padre había fallecido.

Pedro se disgusta con la muerte de su padre, ya que la sucesión tiene una cantidad de mandatos morales que siente no haberle atendido.  Las palabras del viejo, no muestra la vanidad de una persona conquistada por el futuro de ser un presbítero; su hijo. Januario se ríe de lo escrito en la carta y solo quiere saber  del dinero.

El Periquillo alega la perdida que siente su madre para abandonar el convento. Cuando el Fraile le permite salir, le hace ver primero su mal desempeño en ese sitio, el no tener seriedad frente a la vida. La madre le hace un buen recibimiento, con mucho orgullo.

Solo doce meses duro el luto del padre de Pedro, quien manifiesta odiar todas esas maneras moderadas.

El  beneficio que tiene el narrador en ese tiempo, y darle una sugerencia a quien este leyendo, de cómo seleccionar a los convidados a los festines  y encuentros y así, evitar  el libertinaje.

Con el mismo fin, indica brindar limonada o también ponches, evitar servir bebidas con alcohol que agobian el sentido de los  invitados.Y para finalizar propone que las fiestas no pasen de la media noche, ese es el momento  prudente para ir a descansar.

Lo anterior fue dicho para así hacer el festejo de Pedrito a su regreso, esta antepone el  desdichado  destino de la madre.

Ella derrochó hasta la última moneda en las seguidas reuniones de Pedrito, también lentamente, fue empeñando y empeñando, quedándose sin ningún bien terminando por residir, en un cuarto mísero porque a Pedrito, el no daba muestra de interesarle ganar dinero trabajando, el persistía en vivir como antes.

Ya al límite de la desdicha, la madre implora a su hijo que debe dedicarse a alguna labor o que cree alguna manera de que venga con dinero a la casa. A pesar de lo dicho, no tiene respuesta positiva de él. El Periquillo ve morir a su madre, ella sin haber rescatado  a su taimado hijo.

Aun muriendo en su delirio lo único que ella pedía, era que le dieran comida a su hijo.

Pedro ahora se quedó en la calle, los familiares no lo apoyan, cuando se encontró a Januario fue que cambia su situación. Juan Largo se gana la vida con las cartas por supuesto haciendo fraudes y enseguida, adiestra al Periquillo en todas las trampas. Son unos  pillos ahora trabajan en equipo.

Todas las noches empezando por esa, solo tenían guaridas infelices para ir a dormir,  siempre alrededor de gente dedicada a robar y gente que siempre estaba borracha. El sendero de los libertinajes y el vivir de mala manera, le abrieron las puertas a El Periquillo, está entregado con entusiasmo a su nuevo vivir.

Entre tanto Martín llevaba otra vida, a punto de convertirse en Presbítero; dejo de juntarse con sus viejos amigos, y por consecuencia, cambiaron sus hábitos.

El par de amigos tomaron una fama de tramposos y jugadores que se regó por todos sitios. Tenían problemas de dinero y era bien sabido, hubo un momento, en el que Periquillo termina con tantos golpes que es llevado al hospital.

Cuando le dan salida, está sin nadie que lo ayude, andrajoso y hambriento. Llega a subsistir unos cuantos días por las trampas y llega al encuentro con Januario quien le da cobijo en compañía de otros andrajosos. Enseguida lo invita a realizar robos.

Sarniento se niega aunque no le prohíbe a su compañero a realizar un intento de robo a una señora viuda.

La intención de robar se ve fracasada y a Periquillo lo meten preso, preocupado se acerca al sitio y lo culpa una criada. Por  equivocación, sospechan de él.

En el juzgado se encuentra preso, y rodeado de un montón de reos, Sarniento se incorpora con la popularidad de ser ratero. En ese sitio se hace amigo de un señor de nombre Antonio Sánchez es el único preso que tiene compasión del pobre y lo convida a comer.

Periquillo y el señor Antonio empieza una amistad; el señor es mayor que él, lo acogió con mucho gusto y termino por relatar su vida.

De tantos pesares que relata, le dice que su esposa es muy bella, la cual fue acosada por un marqués quien fue capaz de armar un engaño en su contra, y así ultrajarle su dignidad y  su objetivo final que ella se acostara con él.

Pero, la señora fue inteligente y supo salir de ese percance, no solo negándose, también le confirmo su amor y su lealtad a su esposo.

Este marqués, después de considerarse humillado, creo una venganza e incluyó al señor Antonio denunciándolo  de comercio ilegal  de tabaco, esta es la razón que él  se encuentra en  prisión. Previo a su fallecimiento este enmienda sus hechos y da por inocente al señor Antonio, aunque su salida se atrasa por el papeleo.

Entre Sarniento y Don Sánchez se va consolidando su afecto. El Periquillo tiene como labor asear los baños, pero con la ayuda de su nuevo amigo le quitan esa carga. Sarniento siente resguardo.

El cuento tiene un prólogo, viene con la incorporación de un narrador mas directo que el autor del cuento. Un  personaje que se llama Conocimiento, este se le presenta al protagonista para felicitarlo por lo que está escribiendo.

El juicio en contra de Periquillo ya está en camino. Antonio Sánchez le hace saber que debe preparar lo que  va a manifestar en el juicio, que no caiga en argumentaciones diferentes. Como ya tienen confianza, el señor le habla sobre la escogencia de sus amigos y sus disposiciones en la vida.

En cuanto el señor Antonio queda libre, Periquillo lo empieza a echar de menos. Antonio quien es un señor de buena educación, le entrega varios de su patrimonio al amigo predilecto.

Pese, a que los rufianes de la prisión, no esperaron mucho tiempo, para enredar con el tabaco y también bebidas alcohólicas a Sarniento quien de un momento a otro empeño todo lo que no era de él. Un reo, apodado el Aguilucho  empieza a protegerlo.

El Periquillo Sarniento resumen de siente muy mal por lo que hace, de estar empeñando los objetos de quien le quito el hambre muchas veces. Aguilucho  lo persuade  diciéndole que no hay porque preocuparse. Después de una gran embriaguez al volver en si se entera,  los objetos que le quedaban a resguardado se lo han quitado.

Su nuevo amigo le dice que no se preocupe y lo invita a seguir tomando, cuando ya se encuentra borracho otra vez se le pasa el remordimiento que tenía.

Como le prometió su amigo Antonio, va a visitarlo y Periquillo reza para que no solicite sus pertenencias. Cuando el señor ve con los trapos con que andaba, le dice que todo lo que le dio para que le cuidara, es de él y espera que lo utilice.

En ese momento Sarniento respira hondo y se vuelve con tranquilidad, pero muy triste a la prisión, Aguilucho inmediatamente para que pase la pena lo invita a beber y empieza con su descaro otra vez.

Toda está amistad y protección culmina cuando ya Periquillo no le queda nada más que dar.

Con todo esto, Aguilucho le quiere hacer un sarcasmo; convenciéndolo de que si no consigue dinero será azotado unas 200 veces. Sarniento se atormenta y escribe dos cartas, una para su tío y la otra para un preso.

Las cartas son leídas por el notario de la prisión quien también se le hace simpático el preso. Y en poco tiempo se hace una relación de amistad y luego de sus servicios le da la libertad.

El notario, Don Cosme Casalla, entre los reos es llamado Chafaina. Después de un tiempo trabajando para él, Periquillo se da cuenta de las patrañas que tiene y que no está al margen de la ley, esto es lo que hace creer.

Pasado el año, ya sabe todas las maneras de hacer trampas en ese negocio y así poder alimentarse. El pasa al cargo de secretario y llega a contar que ha estado en conversaciones delicadas con personas de alta sociedad. Y entiende que las leyes escritas no son las mismas que en la práctica.

Una vez, el notario después de sacar de la cárcel a una mujer la lleva a su casa, este le atraía a ella a escondidas. Pero, con el criado nace una relación. Los dos trabajadores empiezan a mentirle a su jefe, el Periquillo es uno de ellos, que a su vez tiene otra relación causándole celos a la empleada de la casa.

Hasta que un día estas damas discuten por el amado, en la pelea hasta una tía entra a defender a su sobrina, el jefe se entera de esta situación y también queda golpeado, por supuesto que Periquillo es destituido, y tuvo que salir de la casa.

Ya con diecinueve años, Sarniento está otra vez en la calle y solo, pero esto no dura mucho. Por coincidencia se encuentra con Agustín Rapamentas, quien lo reconoce y le dice que él era el barbero de su padre Manuel Sarmiento.

Y Periquillo simula conocerlo y le miente sobre su aspecto. Al escuchar el cuento Agustín  se emociona y le da cobijo en su casa. Y le enseña un poco sobre su ocupación en el tiempo que permaneció allí.

Luego empieza como colaborador de una botica, por una recomendación, y por supuesto causo sensación cuando lo escucharon entablar una conversación en latín con un maestro.

Mientras estuvo ahí estudio botánica y algo de química, y rápido paso a otro cargo el de aprendiz de botica. Y además era amigo del señor José  el de la botica, ahí le presentan al Doctor Purgante, ya que a todos sus pacientes los mandaba a purgar.

No pasa mucho tiempo, y se  da cuenta que entre ellos se intercambian pacientes.

Fue muy corto el tiempo que duro Periquillo en la botica; termina cuando por error estuvo a punto de envenenar a un enfermo, cambiando algunos ingredientes. Periquillo huye de la botica cuando a Don José le llega una multa, y antes que pase algo peor, es cuando sale y termina ayudando al doctor Purgante.

Solo pasaron unos meses, y Periquillo dejo su nuevo jefe, pero antes de irse tomo algunos pergaminos, títulos y algunas fórmulas de los medicamentos.

Por supuesto,  él con los conocimientos adquiridos, ya se cree un experimentado médico como para practicarla, y se va en un viaje a una población muy lejana para practicar su carrera de medicina.

En esa población, Sarniento, se consigue con Andrés, él era practicante de Don Agustín, y le relata la historia de que él ya es médico y va a necesitar una persona que le auxilie. Y Andrés acepta la invitación y colabora en que la historia de Periquillo sea  real.

El célebre doctor Sarmiento tuvo éxito recetando a sus primeros enfermos. Enseguida empieza la fama del nuevo doctor. Uno de esos días, un sacerdote tiene dudas de la profesión por su apariencia y hablar en latín, termina denunciándolo como  hablador.

El medico se entera de la denuncia y de inmediato se pone a estudiar para  que no sea inesperada la visita de las autoridades. Después de un tiempo Andrés se retira, el medico se da el cache de contratar a otro ayudante acompañado de una ama  de llaves.

Varios pacientes fallecen, pero qué importancia tiene si hay otros que si han sanados. En una comida el sacerdote lo confronta, pero, Periquillo logra zafarse. Pasado el tiempo, una enfermedad se despliega por todo el pueblo, las sospechas caen hacia el doctor Sarmiento quien termina escapado del lugar.

De  regreso a la ciudad, Sarniento trata de poner en venta unas joyas hurtadas, por mala suerte alguien conoce las joyas y es denunciado. Se escusa echándole la culpa a un callejero que trato de defenderse. El hombre callejero es llevado a prisión y quien lo acuso queda libre de culpa.

Después de unos días Sarniento se encuentra de nuevo con el mismo hombre que acuso, el pobre hombre lo reconoce. Este le echa unos cuentos, una y otra vez y logra convencer de la mala suerte que ha tenido y por eso tuvo que culparlo. Este le cree le habla de su vida y al final quedan como amigos.

Otra vez se encuentra sin nadie al lado, y entonces le viene a la mente su gran amigo en la cárcel.

Sarniento está con el dinero, que obtiene en el día, parte de él lo juega. Si tiene suerte el monto del dinero crece, pero hay unas veces que no. Una vez le pagaron  con un ticket de lotería, lo mejor es que  salió el  premio.

A partir de  ese momento su modo de vivir es diferente, sus enemigos ya pasan a ser amistades. Despilfarro  y la opulencia llegan antes que el pago del premio. No pasa mucho tiempo cuando ya está ubicado y hasta empleados tiene. Una de ellas es Luisa su compañera de huida en la casa del notario retomando su amorío.

Empezaron las fiestas del distinguido Pedro Sarmiento, muy llamativas por sus abundancias y buenas comida, que eran brindadas a las personas de sociedad. En una de esas fiestas le presentan a una joven de nombre Mariana y entonces se enamora.

Empieza a galantear y se va enamorando la persuade para casarse con ella. El prestigioso Pedro Sarmiento y su gran fortuna, son lo oportuno para que cualquier padre acepte ese casamiento. El problema ahora es Luisa la empleada, como  se  desligara de ella.

El Periquillo organiza una trampa con ayuda de otro criado, en donde este le ordeno que la enamorara para así sorprenderlos. El plan sale a la perfección y logra sacar a Luisa de la casa por impúdica. Solo pasaron ocho días y ya se estaba casando con Mariana.

Y dos semana después empiezan a llegar las facturas de los cobradores porque, gastado el dinero, tenía deudas dando como garantía su prestigioso nombre.

En su momento,  va llegando la desilusión en la vida matrimonial, y empieza estar más tiempo de lo común en la calle, mientras la deuda de alquiler iba creciendo, se tenían que vender o dar a empreño todos los bienes. Terminan viviendo en una habitación sencilla y cada vez son más frecuentes las peleas matrimoniales.

Ella tuvo que vivir el momento cuando se iban llevando lo que le pertenecía, por medio de embargos y sin pensar que se acercaban momentos más desagradables. Cuando empiezan un dolor insoportable que se presenta con un el término de un embarazo mal asistido. Después unos cuidados deficientes y sin higiene Mariana fallece.

En lo que llega la noche, Sarniento no puede dormir a causa de los malos sueños; le vienen a su mente el reclamo de la madre de su esposa acusándolo de su fallecimiento.

Periquillo otra vez, se encuentra solicitando apoyo de sus amistades, ninguno le brinda una mano, todos le dan la espalda. Caminado por la calle se consigue  con su antigua amante y trata de enamorarla. Luisa sigue recordando con mucho dolor el momento humillante que paso y se aleja de él.

El enamorado quiere seguir insistiendo en su ofrecimiento, el esposo de la dama humillada se da cuenta de lo que está sucediendo y con un puñal defiende a su amada del abusador. A Periquillo le toca quedarse un tiempo hospitalizado.

Muy triste se encuentra Sarniento, y con mucho desconsuelo pasa a una iglesia y un sacristán lo recuerda y le da un empleo, el acepta, pero antes desea que le den comida.

A lo largo de  las ceremonias, en la iglesia Periquillo se dedica a sustraer dinero de los donativos, toma todo lo que puede y sigue con sus fechorías, es descubierto cuando intenta quitarle las pertenencias a un muerto. Este queda de nuevo en las calles, juntándose con personas de mal vivir y desvergonzados.

Entabla amistad con uno del grupo, y le hace una invitación a su casa, lo lleva a comer, y termina dándole una solución a sus problemas.

En el sitio se agrupan invidentes  que retiraban los remiendos de los ojos al entrar, cojos que caminaban sin muletas y personas que sanan al ingresar. Sarniento es convidado a que asociarse en el clan. Lo que es de su agrado.

Pasado un tiempo, Periquillo ya ha tomado experiencia de fingir dolencias y aceptar caridades.

Un día, un caballero le da limosna y se compadece de su situación, dándole comida, techo y trabajo. El acepta de inmediato, sin antes acusar al grupo de limosnero.

El buen destino que tiene Periquillo sigue con él,  ya que consigue ser ayudante de funcionario corrupto, quien tiene por mérito más destacado el haber contratado a Periquillo para ayudarlo en sus pendientes.

Tiene a su haber una extensa gama de negocios sucios que maneja el cómo subdelegado y un segundo beneficiario que es el sacerdote que está presente de manera oculta. Hay un secretario que es participe en toda reunión.

Los afectados de las injusticias, forman un grupo para denunciar y destituir al subdelegado al servicio. Periquillo se queda en su puesto.

Ahora como subdelegado, este es más rufián que el anterior. Con todo esto el sacerdote, se ve perjudicado en sus patrimonios financieros, finaliza culpando a Sarniento de deshonesto y este llega a la prisión.

Ahora Sarmiento le dan una condena por 8 años en la cárcel de la ciudad. Él se acuerda de la pasada experiencia que tuvo en la cárcel, donde al llegar fue sometido a rociados de orine y otras humillaciones de parte de los reos. Entonces le dan otra opción, de pagar su tiempo en la milicia y el acepta.

El queda cargo de un Coronel pasando su condena como asistente de este. El Coronel quien de inmediato empieza por darle algunos beneficios. El preso Sarmiento le ofrece afecto y simpatía. Sarniento sabe reconocer lo hecho por su nuevo jefe. Sus deberes son como de mayordomo y es tratado como un hijo.

En respuesta de esto, le pagan y no tiene que asistir a las actividades de la milicia. Periquillo demuestra interés de aprender, tanto que se beneficia de la lectura de una pequeña biblioteca que se encuentra en la oficina del Coronel. Ahí se queda buena parte de su tiempo leyendo información variada.

Para nada ha cambiado sus gustos por las fiestas, siempre visitaba prostíbulos, sin tener conciencia del tiempo que pasaba en esos lugares bebiendo alcohol, todo esto en ausencia de su jefe, cuando él esta, se queda realizando todos sus deberes, hasta pulir las botas del Coronel, entre muchas.

El Coronel llega a confiar tanto en él, que lo acompañará en un barco de la milicia que se traslada a  Manila, aquí es  donde vive el Coronel. Durante el viaje la confianza con el Coronel se fortalece quien lo llena de sus conocimientos, cada vez que tienen una conversación.

Estuvo 8 años al servicio del Coronel, en la vivienda de Manila, en ese periodo el Periquillo confiesa que logro hacer una riqueza pequeña, pocas odiseas que relatar porque en ese lugar ya no tiene peligro, ya siendo una persona honesta no tiene momentos desagradables.

Encontrándose ya en Manila, Sarniento le tienen respeto, esto por el modo en que lo frecuenta el Coronel. Hace negocios a través de prendas y al no tener gastos por su condición de preso, gran parte lo ahorra. Ya cuando concluyo su pena, el Coronel le dice que ya termino su condena y puede irse cuando quiera.

El ex reo contesta que él  prefiere quedarse a su  mando; ya que lo considera su benefactor, amigo, confidente, consejero, hermano, y más. Después de analizarlo, el Coronel decide que está bien que se quede viviendo con él. Solo pasan un par de meses y el Coronel fallece.

A Periquillo le dan como herencia una porción de lo que dejo el Coronel,  solo si él está presente en el momento de su fallecimiento. Ya con un buen dinero, Sarniento decide ir devuelta a su ciudad.

Cuando va en el  trayecto planifica la  manera de duplicar lo que tiene: pretende buscar hacer un matrimonio con una dama con dote y comprar un título de marqués, así se le hará fácil convertirse en virrey. Es tanto lo soñado que en su trayecto que a la tripulación y pasajeros le parece un ser antipático.

En un naufragio el Periquillo casi no se salva. Lo rescatan en manos de otra embarcación, lo llevan a una isla que estaba por esos lados, es llevado a la hacienda de un adinerado hombre quien quiere darle trabajo en sus tierras. Aunque el Periquillo, no le agrada la idea del trabajo y le confiesa que él es un noble.

Al hacendado no le da importancia su nombre y esto provoca que mantengan una diferencia en sus opiniones, Sarniento tenía  argumento incoherente. Él insiste de no poder trabajar, ya que por ser conde.

El hacendado, pertenece a una pequeña nobleza de origen chino, termina coincidiendo y lo hace ir a su casa. La falsa y el palabrerío termina funcionando, porque ahora lo tratan como conde, y hasta llega a compartir los amigos con el asiático y todo el que se encuentra.

Cuando ya decide regresar a México, en compañía del asiático y ahora siendo conde.

Al llegar el chino le parece raro que no tenga ningún recibimiento el conde, a él le parece inusual y sospechoso, pero igual el hombre le cae bien y termina pidiéndole que continúe sus labores con él.

Cuando se encuentra lejos de su jefe Periquillo se entretiene con lujos y demás, a su lado es todo un caballero con modales y educación.

Después de una diferencia en una conversación de religión, llega a preguntarse qué sentido tiene el Periquillo Sarniento en la vida. Después en una reunión llega a conocer a una joven la cual tiene simpatía por ella. Consigue ser despedido de nuevo a consecuencia de  su extremada codicia.

Con el desespero entra en crisis y  su intención es quitarse la vida, cosa que no tenía sentido. Pero Sarniento estaba tan ebrio que su intensión fracasa. Y es en este momento que pone en su mente enmendar toda su vida.

Toma la decisión de viajar a Puebla a ver cómo le va. En la vía se puede conseguir con los malhechores, pero como Sarniento no lleva nada de valor, sigue el rumbo sin problemas.

Es interceptado por unos hombres a caballos, sus deseos son el de robarle, hasta que entre el grupo de malhechores hay quien conoce a Periquillo: era Aguilucho.

Aguilucho es uno del grupo que se ocupa de robar en el camino de Puebla a México. Este le extiende la invitación para que su compañero de prisión se una al grupo. También hace relaciones con otra banda donde se encuentra el Januario, él es jefe de esa banda de hampones.

Hay un grupo de mujeres con las que Periquillo se hace amigos, y ellas le dan las señas del lugar donde Aguilucho tiene sus pertenencias mal ganadas. En la noche llegan de sorpresa y este sale herido.

Pasan los días, Aguilucho deja ver a Periquillo  como una gallina por negarse a asistir a los robos. Ya que su antiguo  compañero de prisión no  cambia de idea, de manera violenta lo hace ir a un asalto que tienen varios días planeando.

La emboscada se la llevaron los malhechores, ya que los esperaban y es ahí que el Aguilucho fallece estando a su lado Periquillo quien se salva.

Sarniento está decidido en cambiar ya que piensa que no se puede pasar la vida haciendo lo que le plazca, que, la real manera de vivir es lograrlo en paz espiritual.

Entonces decide hacer su vida en México, y decide regresar, cuando en el camino se encuentra el cuerpo de un ladrón que fue muerto, resultando ser Januario. Sarmiento da las gracias por darle otra oportunidad en su vida.

En lo que llega a la ciudad se dirige a confesarse con un cura y decirle todos los pecados cometidos. Periquillo se duerme ese día como nunca durmió. Luego se va a un retiro de religión, cuando llega su confidente y compañero  resulta ser Martín Pelayo.

Culminado el retiro y haber quedado espiritualmente como nuevo, Periquillo se presenta con un conocido de  Pelayo que le ofreció un empleo honesto y grandioso.

Ya Pedro tiene treinta y siete años, la tranquilidad de su recogimiento le hace llegar a un punto de cambio de emociones y sentimientos. Un día una pequeña niña quien le pide limosna.  Con mucha perturbación, Sarmiento dice que si lo puede  llevar a su casa, ahí se encuentra a la madre en una cama.

Periquillo le da su solidaridad  y le promete apoyarlos. Cuando conoce al esposo de la desdichada mujer se sorprende al saber que es el hombre al que el acuso de robo, Anselmo. Los dos se alegraron.

Periquillo ahora se dedica a realizar buenas obras,  se encuentra con personas conocidas, las cuales lo alaban por  su radical cambio y dejar de ser un malhechor.

En la vida de Sarmiento ocurre otro hecho. Una niña se le acerca a pedir dinero dejando a un lado a su pobre vieja madre débil en el camino. El las conduce hasta su casa. Enterándose que el señor Antonio es el padre de la desdichada niña, quien lo apoyo en la prisión.

La alegría es tanta que lloran todos juntos de la emoción de la maravilla que había sucedido. Ya más tranquilos y todos acomodados en la casa de Periquillo, el decide con su pensar de hombre encarrilado pedirle la mano de la hija  del Señor Antonio.

El señor se sorprende de la propuesta, y le contesta que él no puede intervenir en esa petición, que decida su joven hija de quince años. Lo que no sabía el padre que ya Periquillo había conversado de eso con la joven, la niña por agradecimiento y sus buenas intenciones le acepta la petición.

Mucha gente es invitada al segundo casamiento de Pedro Sarmiento. Pasaron dos años y nacen dos niños que por mucho pesar, fallecen después de un tiempo.

El jefe de Periquillo fallece y como heredero queda el. Y el asiático pasa despedirse, ya que se va a Manila.

Después de muchos años, llegan más niños hijos del matrimonio de Periquillo, uno de los niños tiene como padrino a un señor llamado Lizardi.

Este se queda con el  manuscritos de las sucesos del padre de su ahijado quien estaba redactando, (parecía sus  memorias, afirmando todas sus experiencia) pero con los padecimientos y ya varios años encima, al final le rindieron cuenta.

Pedro Sarmiento fallece. A su velatorio asisten muchas amistades y le arreglan varias composiciones en simples versos, sonetos o coplas hechas  en su honor. Los cantos y la música no dejaron de sonar, no hubo quien no llorara la muerte de un hombre honrado y de buenos sentimientos.

El compadre de Periquillo quien acaba de morir piensa que esas desventuras de su vida pueden servir para hacerlas publica, y pide permiso a su viuda para realizarlo.

La viuda asombrada ya que no tenía idea de la vida que llevaba su esposo. El compadre insiste dándole a entender que después de rectificar sirve para dar ejemplo. Al final la viuda decide que se publiquen las historias de su esposo Pedro Sarmiento.

Este fue inspiración y motivación para realizar el cuento, “El Periquillo Sarmiento” desea que se cumpla su más ansiado suelo: “vivir lo más cómodamente sin realizar el mínimo esfuerzo”.

Solo tenía como arma su manera de hablar (era gratis y sin ningún sentido) para realizarlo. Por eso  no se cansaba de engañar y mentir, y llegaba a tener todo el dinero del mundo y al otro día no tenía ni para comer.

En el transcurso de su vida, el Periquillo hizo de todo y a la vez no hizo nada. Al igual tuvo de todo de igual manera lo perdía;  y así iba  una y otra vez.

El Periquillo Sarniento Resumen Corto

Esta es un escrito de José Joaquín Fernández de Lizardi, aquí el empieza su narración describiendo a un hombre que se encuentra acostado en su cama a punto de morir con todos sus hijos a su lado.

Este hombre que es conocido como El Periquillo Sarniento resumen corto empieza a relatar su historia, su deseo era que fuera tomado como ejemplo y hacerle ver a sus hijos el peligro que se encuentra en todos lados.

Es así que quien narra esta en primera persona y da inicio al cuento, hablando de su nacimiento que ocurrió entre los años 1771 o 1773, en unión de su familia, con un padre al que describe como un hombre con sensatez y su madre dice que era sobre protectora.

De igual forma, el protagonista se refiere a su primer quiebre: cuando le toca ir a estudiar en la escuela y dejar el hogar.

En modo de broma recuerda que por esos días fue que se ganó el nombre que lo llevo el resto de su vida, y fue por el uniforme que llevaba, era amarillo y verde, que pasaron de llamarlo Pedrillo ya que su nombre original era Pedro Sarmiento, empezaran a llamarlo Periquillo.

Y tuvo la mala fortuna que tuviera que padecer de la enfermedad de sarna, y quedo con el nombre de Sarniento, completando el nombre Periquillo Sarniento.

Con su convivencia en la escuela, Periquillo inicia a ver varios modelos de maestros: el primer maestro resulto ser un buen hombre, pero tuvo que dar cierre al recinto, lo cual causo el cambio de escuela, en esta el maestro no era tan bueno.

Comportándose todo lo opuesto del otro, este era cruel y muy tirano. Después pasa a relatar, cuando ya era más grande empieza sus estudios en filosofía en el colegio San Ildelfonso.

No obstante, (como lo cuenta Periquillo) su principio era tener una profesión que tuviese que hacer el mínimo esfuerzo que se pueda hacer, por consejo de un compañero, ingresa a estudiar para sacerdote.

Aunque, allí se juntó con las peores personas, que lo orientan a las apuesta y a jugar, perdiendo clases. Su padre se da cuenta, y le advierte que mejor se retire y se ponga a realizar un oficio, y Periquillo entra en un convento.

Sin embargo, no consigue mejorar su modo de vivir en ese sitio, y se le ocurre inventar una enfermedad para poder Salir del lugar. Es en esa ocasión, que coincide con el fallecimiento de su padre.

Al regresar al lado de su madre, empieza a cambiar su economía, y la vida de Periquillo se basa en el gastar todo lo que había dejado su padre. A consecuencia de este modo de vida acelera la llegada de la muerte de su madre.

Y Sarniento se encuentra solo a partir de ese instante. Con malas juntas inicia a dar vueltas a diario la existencia del Periquillo, el cual termina en el hospital a causa de una tunda recibida por los timos realizados con sus amigos.

Otro día  al entrar en el grupo que hizo un robo, termina en la cárcel. Cuando sale decide buscar trabajo, para así encaminar su vida y ganar su alimentación.

De jefes tuvo una gran variedad, empezando por un notario, segundo un barbero, un boticario, luego un médico hablador, subdelegado de moral dudosa, un coronel y terminando con un chino, con este cambio su vida por completo, al darle su herencia al morir.

Cada aventura con esto jefes se encontrara con eventos muy chistosos, revelando los vicios que tenían cada uno. Que determinan los niveles de la sociedad de la época.

Cuando ya llego a la madurez, y una economía sólida que le cedió el chino, Periquillo se casó por segunda vez, construyo un hogar, con hijos, mejorando su forma de vivir de las malas juntas y otras cosas. Es así, como encuentra formarse en un hombre de buena reputación y honorable, de esta manera culmina su vida.

Link  de otras recomendaciones que pueden ser de su agrado:

Marianela resumen, Análisis y Frases

Gracias por el fuego (libro): resumen, reseña y frases

Stoner (Libro): Sinopsis, resumen y reseñas

(Visited 7.170 times, 5 visits today)

Deja un comentario