Fausto Goethe (Libro): Resumen, Reseña Y Análisis

Johann Wolfgang von Goethe fue un poeta, escritor, literato y científico alemán, quien hizo importantes aportaciones del Romanticismo, movimiento que tuvo una considerable influencia por parte de él. Para el año 1808; el autor publicó fausto goethe, la cual es una de sus principales obras que hoy en día es considerado como uno de los libros de tragedia más importantes a nivel mundial y aquí te ofreceremos todos los detalles relevantes de forma resumida para que tu también contemples la gran historia que se esconde detrás de este cuento.

fausto goethe

Primera parte de la obra de Fausto

La Primera parte de este libro fausto goethe, contiene un cuento un tanto difícil de entender y los acontecimientos se llevan a cabo en diferentes ambientes y sitios:

Inicialmente se encuentran en un teatro: Un director, un poeta y el gracioso, quienes efectúan ideas filosóficas referentes a la vida, un prólogo al mundo de los proverbios y la magia que el cuento de Fausto concederá al público.

Los arcángeles Rafael, Gabriel y Miguel; quienes son los únicos 3 nombrados en las sagradas escrituras; están en alabanza hacia Dios. Mientras que el diablo, en este caso llamado Mefistófeles,  convence a Dios para que hagan una apuesta donde Mefisto iba a ser capaz de desviar al humano preferido por Dios en la tierra, hacia los senderos del pecado y conseguiría quitarle su alma; este humano tiene por nombre Fausto y es un doctor e intelectual ejemplar.

El protagonista de esta historia es un anciano que se encuentra en su morada, solitario y con un gran vacío interior que lo envuelve debido a que a pesar de los numerosos estudios que tiene en ciencias como la filosofía, teología ,medicina, entre otros, se siente insatisfecho. Además se paso toda su vida estudiando y aislado del mundo, no tuvo mujer o hijos, piensa que no disfruto la vida de buena forma.

Tiene una especie de obsesión por conocer aún más, llegar a la verdad absoluta. Este hombre se pregunta acerca de la vida, la naturaleza y la magia. Además de eso tiene creencias que incluyen el ocultismo, microcosmos, espíritus de la tierra y de la tradición alemana.Tantas son sus ansias que lo conducen a considerar el suicidio como  solución.

Fausto a pesar de sentirse muy desanimado, no se detiene en su búsqueda, se dedica a leer un libro que habla sobre las fuerzas activas de la naturaleza. En ese momento se le aparece Mefistófeles a causa de una invocación pero la reacción de Fausto es negativa y lleno de temor, le pide al espíritu que se largue porque su presencia se le hace insoportable; Mefistófeles se va del lugar afligido porque la persona que lo invoco, luego no quería tenerlo cerca.

fausto goethe

Seguidamente la actividad de Fausto es detenida por su aprendiz llamado Wagner al que le gusta filosofar con su maestro acerca del saber y la lucha por conseguir lo más anhelado en el fondo del corazón. El estudiante, de repente tuvo que interrumpir el dialogo con su maestro y se marcha.

Por su parte, Fausto recae fuertemente en sus depresiones y los pensamientos suicidas vuelven a él para atormentarlo, el personaje en un intento desesperado por cometer tal acto atroz, estuvo a tan solo unos segundos de beberse un líquido venenoso cuando un coro celestial como de ángeles, lo detienen, pues los mismos estaban dando la buena nueva de que Cristo había resucitado como lo prometió, ligado a este acontecimiento, el día después se daba inicio a la Pascua.

Es preciso resaltar que la historia se ubica entre la Edad Media y el inicio de la Edad moderna, entre la sociedad era muy natural para estos tiempos que temas como la superstición, la magia, los santos y los milagros, estuviesen en boca de tantas personas especialmente en el entorno que rodea a Fausto, entre las personas tenemos: dos burgueses, un grupos de señoritas, artesanos, una anciana, soldados, estudiantes y hasta un mendigo; estuviesen charlando acerca de este conjunto de creencias.

El maestro y su discípulo, charlan y caminan al mismo tiempo que razonan acerca de la venidera pascua de ese momento y la relación que pudiese haber entre la naturaleza y la resurrección de Cristo. Fausto no niega a Dios porque se evidencia la búsqueda que este tiene para llegar a él pero su concepción va orientada justamente al tema de la naturaleza, la vida y la fuerza de la tierra. Es este un detalle que agrega mayor complejidad a la historia.

fausto goethe

Fausto es bien reconocido por los campesinos, es decir, además de ser un hombre enormemente preparado, también goza de una reputación positiva en el ámbito social y es alquimista como su padre, algo que le viene a la memoria y le hace pensar en la depresión que tenía el día anterior.

lo cual nos hace preguntarnos como es que teniendo una vida como esta, se le estaba cruzando por la mente el quitarse la vida, pero así es el ser humano cuando no logra conseguir lo que quiere, y por otra parte está el maligno quien desea interferir en esa búsqueda que la mayoría de las personas tenemos hacia nuestro creador, para hacer esto es que tienta desenfrenadamente.

De un momento a otro, Fausto y Wagner se dan cuenta que hay un perro de color negro que se encuentra en los alrededores y se les acerca, a lo cual el doctor conmovido por lo que pudo ser la simpatía del animal, dejo que se uniese al paseo que estos tenían.

Terminado el recorrido, Fausto vuelve a sus aposentos y detrás suyo viene siguiéndolo el perro, el cual por alguna razón cada vez que Fausto tocaba algún tema relacionado con Dios, empezaba a ladrar de manera muy ruidosa y se mostraba intranquilo.

Fausto con las prácticas que realizaba, parece haber adquirido algún tipo de habilidad que le permite hablar con espíritus, en este caso ellos le indicaban que había algo raro en el perro.

Es así como Fausto acude a una evocación en la que coloca un símbolo en la frente del perro y así se revela su verdadera identidad tras una cortina de humo que surgía de la estufa y el perro se inflaba; haciendo finalmente Mefistófeles su segunda aparición. Aunque esta vez la reacción de Fausto no fue la misma y entabla una charla con el que conscientemente, sabe que es el diablo en persona.

Pasado este hecho, Fausto creía que todo había sido parte de un sueño, no obstante, Mefistófeles regresa al estudio y le hace una propuesta al científico en el que va a poder tener todo lo que quiera como dinero, saber, mujeres y poder a cambio de su alma y de irse al infierno cuando pase a la otra vida.

Fausto le expresa que realmente entre todo lo que le menciono, solo le llama la atención el saber absoluto y acepta. Es así como para cerrar el trato, el diablo le pide que coloque una firma con su propia sangre en un contrato a modo de pacto.

Inmediatamente de hecho el acuerdo, estos dos personajes empiezan a volar lejos del lugar donde se encontraban para empezar a trasladarse a otro lugar donde tuvieron que atravesar los cielos.

Luego de un viaje por los aires, ambos personajes acuden a una reunión con un grupo de colegas que se vuelve una especie de fiesta en la cual hay mucha felicidad en el ambiente y los presentes ingieren alcohol hasta llegar al estado de embriaguez. Mefistófeles se vale del momento para darles toda clase de vino que ellos quieran y además los lleva a viñedos; sin duda pudieron hartarse de manera extrema.

El fin del diablo con esta obra, fue demostrarle a Fausto que el hombre suele tener perversión a gran medida, y a causa de los vicios puede dejarse manipular fácilmente. Seguidamente Fausto y su nuevo acompañante se marchan del lugar y dejan a los colegas con la convicción de que lo acontecido fue solo parte de la imaginación.

En de las excursiones de Mefistófeles y Fausto, van a un centro donde vive una bruja, algo como un antro donde hay delincuentes y el ambiente se torna altamente oscuro, en este sitio, la bruja le da de beber una pócima a Fausto que lo rejuvenece inmediatamente además de ver a través de un espejo, a una mujer de la que se siente sumamente atraído.

Desde ese momento, él empieza a disfrutar de los placeres que conforman el mundo a quien Mefistófeles se compromete a brindar. Se dice que la pócima de ser bebida sin consentimiento, puede asesinar a cualquiera.

Tiempo después, Fausto se encuentra durante un paseo  en la calle con una mujer hermosa llamada Margarita a quien codicia y quiere hacer suya a como dé lugar; le solicita al diablo que se la entregue pero este le dice que es un ser muy puro y por lo tanto, él no puede mediar en este caso, de hecho Margarita estaba recién confesada en ese momento; pero Fausto no permitirá que eso lo detenga en su misión por conquistar a esa mujer y es allí cuando se le ocurre darle un regalo.

Con la ayuda de Mefistófeles, Fausto pone en marcha esta estrategia y un día que Margarita se encontraba afuera de su casa, estos personajes se adentran en su cuarto y le dejan un presente que consta de un baúl lleno de joyas preciosas. Cuando la señorita regresa a su cuarto, se consigue con esta gran sorpresa, ella se coloca las joyas y las contempla porque con ellas, se ve todavía más hermosa de lo que ya es.

Margarita solía ser alguien honesta y especialmente esto se veía reflejado en que le contaba todo a su mamá, incluyendo la existencia de este regalo que de forma inesperada llego a su habitación pero la señora era católica y decidió ir a que un fraile para contarle lo sucedido porque algo no le pintaba bien con respecto a ese presente.

El fraile se quedo con el baúl de joyas debido a que concluyeron que un regalo de ese tipo, no podía proceder de algún buen acto; la mamá de Margarita podía presenciar la maldad en estas situaciones porque era una mujer de mucha oración y además opinaba que en casos como el ocurrido, a la iglesia le corresponde dictar las medidas a tomar. El diablo le informa de este acontecimiento a Fausto.

Mefistófeles le concedió otro baúl a Fausto para que se lo hiciera llegar a Margarita, este tiene joyas más finas, esta le menciona a su vecina el hallazgo del presente en su guardarropa. La vecina le recomienda que en esta ocasión no le comente eso a más nadie, incluyendo a su mamá porque esta podría entregárselo nuevamente al sacerdote.

Luego de esto; el diablo quien era conocido de Martha, se va hasta su casa para decirle que su esposo había fallecido e iba acompañado, ella no se sorprende por la noticia y reconoce que ese hombre era un infiel.

Este regalo es el que empieza a encantar a Margarita y que su atención empiece a centrarse en aquel que le esta dando estas joyas.

El diablo le comenta a Fausto que ahora tendrá la excusa de poder ver a su amor platónico pero para ello deberá mentir al decir que el esposo de Martha, ha fallecido. A Fausto no le agrada la idea de decirle a Margarita algo que no es cierto pero sabe que tiene que hacer lo que Mefistófeles le diga para poder estar con su amada.

Gracias a la influencia de Mefistófeles y Martha, Fausto y Margarita coinciden en un jardín y en ese lugar tienen una cita donde se declaran el sentimiento que abunda en el corazón de cada uno. No obstante, a Margarita le aterra entregarse a este sentimiento que jamás había experimentado y sale corriendo dejando a Fausto solo. Martha aparentemente es una mujer atrevida y pretende seducir al diablo en ese momento.

Ya pasado un tiempo. Fausto no ha visto a Margarita y siente el anhelo de poder saber de ella nuevamente, él se apartó con la intención de no permitir que la codicia que sentía hacia esta mujer, le llevara a hacerle algo malo; Mefistófeles al observar la actitud de Fausto y teniendo presente el pacto, le envía tentaciones al científico que tienen como resultado, sacarlo de su encierro.

Esta escena se centra en Margarita quien tiene la necesidad de ver a Fausto, pues no sabe nada de él desde hace un largo período y en su mente ella asegura que lo que siente por él, es amor.

Margarita y Fausto se vuelven a reencontrar y esta le revela el amor que le tiene pero para salir de dudas, le pregunta a Fausto si tiene la creencia en que hay un Dios.

Ella sabe que Fausto se junta con Mefistófeles y no le agrada para nada que convivan, aunque en el fondo ella sabe que ese hombre al que ama, tiene un noble corazón. Fausto reflexiona lo hablado con Margarita y se pelea  con el diablo al darse cuenta de los malos actos que este hace pero las tentaciones conducen a que el científico caiga nuevamente en las redes de Mefistófeles.

Una amiga de Margarita que se llama Isabelita, le conversa referente a la baja reputación que ha ganado otra muchacha conocida como Barbarita, ya que ella estaba siendo últimamente como regalada, se dejaba persuadir por cualquier hombre. Esto causa un estado de culpa en Margarita por el amor que tiene en Fausto.

Margarita y Fausto se entregan de manera carnal y esto es algo que ocurre no solo una, sino en varias ocasiones; ella esta tan enamorada que para poder tener mayor privacidad con su amado, le da una poción a su mamá para dormir pero hubo una noche que le puso una dosis muy alta y termino por asesinar a su mamá.

Valentín, quien es hermano de Margarita se entera de todo esto y le toma un gran rencor a Fausto, lo culpa de todo lo ocurrido; este hombre va y se enfrenta al científico pero termina siendo asesinado por la intervención de Mefistófeles en el combate.

La amada de Fausto resulta estar embarazada y luego de tener al bebe, lo ahoga, impulsada por los sentimientos de remordimiento y tristeza. Margarita luego seria aprisionada por este acto.

Fausto y el diablo, se van a otra de sus excursiones, en esta ocasión para la cima de la montaña Harz, donde festejarán junto a otros espíritus, brujos y brujas; un rito denominado “la noche de Walpurgis” que involucra principalmente el ocultismo y el mal. Se celebra posterior al primero de Mayo y el mismo tuvo mayor popularidad  en la Edad Media, tuvo sus influencias en el conocido “aquelarre”.

Lilith, la primera mujer de Adán según el Talmud; Medusa, colgando con su cabeza cortada por Perseo; el Proctofantasmista, teniendo alusión a F. Nicolai quien sufría de ser perseguido por apariciones y espíritus, el espíritu del fuego que corresponde a Mefistófeles, entre otros, integran parte de este ritual.

Fausto parece que vio a su amada entre el festejo, caminando de aspecto muy demacrado y estando en solitario; pero el diablo le distrae para que no le de mucha importancia a eso, como si se tratase de una simple ilusión.

Fausto descubre que Margarita está encerrada en una celda y señala a Mefistófeles de haber sido el responsable; acto seguido le ordena al diablo que la saque de allí; entonces el diablo le recuerda que no pueden volver a la tierra porque a él lo deben andar persiguiendo por haber matado a Valentín.

Margarita no era la misma, se encontraba confundida y ahogada en la locura; por lo cual no quería salir de ese lugar, era como si no reconociera a Fausto y lo que hacia era repetir constantemente en forma de reproche que ella era una asesina, que mato a su hijo y a su madre; su amado trata de hacer lo que sea para hacerla reaccionar. Margarita clama por la misericordia de Dios y en cuestión de segundos, muere, a lo que se escucha una voz de las alturas que indica la salvación de esa mujer.

Segunda parte de la obra de Fausto

Esta segunda parte es todavía más compleja y en ella se integra la mitología griega, la historia va así:

Luego de pasados varios años del fallecimiento de la amada de Fausto; este se encuentra apoyado de una floresta y contemplando el entorno, el cual se encuentra hermoso porque es el comienzo de la primavera. Él la detalla con coros y palabrerías que acompaña en su observación para así recordar a los dioses de la antigua Roma y la magia del bosque alemán.

Situándose en un palacio imperial, en el salón del trono; un césar y su cortejo, conversan acerca de una crisis económica que esta está azotando al imperio, cerca del césar se encuentra un astrólogo y el diablo quien lleva un disfraz de bufón. Mefistófeles le brinda ciertas sugerencias al emperador para que encuentren tesoros que se encuentran bajo la tierra y que para ello es necesario que empiecen a creer en la superstición.

El césar se guía por las recomendaciones de Mefistófeles y Fausto, para ello elaboran papel moneda y comienzan con la búsqueda de los tesoros existentes, la señal que indicará donde encontrarlos; será en aquellos lugares donde se tropiecen.

En este punto, Fausto tiene la misión de traerle al emperador a los dos semidioses Paris; que es el príncipe troyano, hijo del rey Príamo y de su esposa Hécuba y hermano de Héctor y Helena. Y por otra parte a Helena; la que fue cautivada o raptada por Paris, príncipe de Troya, hecho que detono la guerra de Troya. El único modo en que Fausto podrá conseguirlos, es por medio de las Madres, que son consideradas las ideas abstractas. Fausto tiene que dar golpes con su pie a la tierra para irse a las entrañas de la misma.

El astrólogo, comenta los sucesos que acontecen cuando Fausto intenta obtener el trípode para traer a los semidioses. Estos finalmente son traídos al césar; y en vista de las grandes cualidades físicas que tienen; Fausto se fija en Helena e intenta abrazarla pero en ese momento se origina un estallido que ocasiona el desmayo de Fausto.

Estando Fausto inconsciente, el diablo lo traslada a su cama vieja. Resulta que su aprendiz es doctor y tiene un criado que es aquel que descubre a Mefistófeles en el antiguo cuarto de Fausto. Wagner utilizando la alquimia, da origen al Homúnculo; que se basa en un pequeño humanoide con gran sabiduria, un ser antropomorfo que mide más de 30cm y que se pone al servicio de su creador y le asiste  en sus labores.  Es un término que proviene de la alquimia medieval.

Esta creación dice que la solución para Fausto se descubrirá por medio de las hechiceras de Tesaline. El antiguo aprendiz de Fausto le dice adiós al Homúnculo y esta se va con el diablo y el mismo Fautos  para enseñarles la ruta que los conducirá hacia las hechiceras.

Estos personajes llegan a su destino y las hechiceras los detectan rápidamente, Fausto y el Homúnculo llegaron por tierra y Mefistófeles por las alturas.

En el alto peneo, el diablo conversa con las esfinges que se encuentran en Egipto, estas a su vez reconocen a Mefistófeles. Fausto también habla con las esfinges para saber de Helena, estas le indican que deben acudir al centauro de Quirón para encontrar la respuesta que buscan.

En el Peneo inferior; Fausto se coloca encima del centauro mientras este se encontraba cabalgando por ese sitio y aparte le indica que lo transporte hasta donde pueda encontrar a Helena. El centauro lo cataloga como un loco. El Homúnculo se topa con Anaxágoras y Thales de Mileto, estos deciden dirigir al chiquilín para que este pueda llegar a ser y así no seguir siendo simplemente un globo que irradia luz.

Thales de Mileto y Homúnculo se ponen en marcha para dar con el dios Nereo (dios marino) para poder germinarse. Encontrado Nereo, este les pide acudir a Proteo (dios marino que predecía el futuro), este se asombra por es resplandor del Homúnculo, y decide llevárselo consigo a las profundidades.

El Humanoide se topa con el trono de Galatea, el cristal se empieza a quebrar y en el agua empieza a sufrir metamorfosis partiendo del ser más arcaico al más complejo para de esa forma, nacer en el sitio de donde proceden los seres vivos.

Helena se devuelva acompañada al palacio de Menelao quien es su esposo en Esparta. Estando en el sitio, una de las Gorgonas que tiene un solo ojo, comienza a platicarle que Melenao quiere sacrificarla y para poder evitar esto; es preciso que ella se vaya a que un caballero germano que vive en un castillo. La Gorgona era Mefistófeles disfrazado y este caballero seria Fausto.

Fórcida transporta a Helena y al grupo al lugar donde estaba Fausto quien le expresa a Helena la fascinación que tiene hacia ella, le declara que está totalmente enamorado. Ella le expresa que se siente atraída. Una vez juntos, la pareja aparece en un bosque con el grupo y un hijo que nació fruto del amor de Fausto con Helena, este llevara por nombre Euforión y muere al querer intentar volar como le sucedió a Ícaro.

Helena abandona a Fausto porque desea irse con Euforión, ella le deja a fausto sus vestimentas y Fórcida le indica a Fausto que estas prendas serian su medio para salir de ese lugar y dicho esto; la ropa se transforman en una nube que suspende en el aire a Fausto y este se desvanece.

Ahora el deseo de Fausto se concentra en querer poseer tierra al mar. El emperador al que habían engañado anteriormente, deberá adentrarse a una guerra por problemas de rebelión que hay en su dominio; es Fausto quien asume el control del ejército que se usara para la guerra y así recibirá como premio, una playa. Fausto le sugiere al césar que acceda a que sus ayudantes, designados por Mefistófeles: Matachín, Rapiñador y Tenaza, deleguen en la pelea.

La magia de Mefistófeles y la intervención de los soldados proporcionados por él, aseguran la batalla luego de un combate sanguinario. A estos soldados como al rapiñador, le dan parte del tesoro del imperio y tanto a él como a sus compañeros les asignan cargos importantes dentro de la organización.

Sin embargo, estas decisiones tomadas en el combate, llevan al arzobispo a buscar la renuncia del césar por haberse enriquecido y triunfado en conjunto con Satán. Fausto obtiene provincias no lejanas del mar.

Con el tiempo, Fausto rige la población de esas zonas y en su búsqueda de expandirse cada vez más, manda a causar incendios de unos árboles que se encuentran abarcando terreno pero las llamas en su paso, se cobran también las vidas de unos ancianos; la ambición se le sube a la cabeza a Fausto hasta llegar el momento de su muerte a la edad de 100 años.

Mefistófeles trae a su horda de demonios para llevarse el alma de Fausto pero una horda angelical se lo impide, y es que el alma de este personaje fue salvada  por amor y Margarita tuvo que ver en esto también, ella lo esperaba en los cielos. El pacto se había roto y el diablo no pudo cobrar su parte; ya estando en el cielo, Fausto se vuelve educador de niños que no pudieron ser formados en su vida, le explican a Fausto que quien se aferra a un ideal de la forma en que él lo hizo, y aparte cuando hay presencia del amor, el alma podrá ser rescatada.

Reseña

Es un libro que se caracteriza por ser interpretado de distintas formas y esto causaba que algunas personas pudieran volverse peligrosas o que contiene un gran peso psicológico, político y social que algunos les costaba entender o también se decía que es una historia hermosa por su énfasis en la vida y el alma

Para la primera parte de la tragedia, se percibe a un Fausto que quiere sentirse realizado al tener un conocimiento que no es de este mundo y Mefisto lo dirige por senderos que a pesar de estar lleno de placeres y ciertos lujos, no satisfacen completamente al científico. Factores como este cuesta creerlo cuando analizamos los sucesos en donde tuvo contacto con grandes pensadores, se relacionó sentimentalmente con dos mujeres bellísimas, entre otras cosas. Pero todo termino volviéndolo como una especie de marioneta.

Posteriormente en la trama sucede una transformación importante en el personaje;  cuando avanzados los acontecimientos, empieza a recapacitar sobre la vía que le condujo hasta donde estaba actualmente. Él sabe sus errores en conversaciones donde la corrupción del diablo intervino.

Fausto al permitir caminar su energía en las tres fuerzas del ser:  cuerpo, mente y espíritu; ósea, al volverse anciano. Fausto llega a la totalidad de su existencia, le da paso en su ser a lo que tanto aspiraba. El amor, el cual rompe las cadenas que lo mantienen atado a su pacto con Mefisto para finalmente ascender.

La obra señala que Dios envía a su tropa angelical para llevarlo con pétalos de rosas. Es decir que esto guarda relación con Platón; quien argumenta que “solo lo perfecto puede ser divino, pero nada, excepto el amor es perfecto”. Por lo tanto aparece el “Ergo” que nos lleva a que el amor es Dios pero debido a que somos imperfectos, solemos asociar esto dicho anteriormente con otras cosas. Esta enseñanza nos debe motivar a encontrar esa totalidad nosotros también y para ello debemos trabajar nuestra parte espiritual tanto como las otras dos.

Relación entre las partes

En el transcurso de la primera parte, el protagonista demuestra su inconformidad ante cada hecho pero es en la segunda parte donde se van produciendo los fines que trae consigo el trato que hizo con el diablo.

La Primera parte simboliza el pequeño mundo y tiene sitio en la propiedad de Fausto, el medio temporal. En cambio, la Segunda parte tiene lugar en el ancho mundo o macrocosmos.

Asimismo, simboliza un cambio en la estimación del mundo para Fausto en tanto que evoluciona su forma de ver las cosas. Para la segunda parte ha asimilado ya el amor por Margarita y su amor se enfoca en el poder, pese a esto, la salvación en la que interviene su primer amor manifiesta la unión entre una parte y otra, que manifiesta los ideales del romanticismo alemán, lo emocional o subjetivo, en contraste con lo racional u objetivo.

Puntos de referencia

Relación entre Fausto y Mefistófeles

Fausto considera que Mefistófeles es su canal para poder ser joven nuevamente y descubrir junto a él, ciertos enigmas que Fausto aún no conoce, además que en compañía del diablo, consigue el entusiasmo que hace mucho tiempo le caracterizaba cuando aún no se había convertido en el intelectual que es a principios de la historia.

Asimismo, Fausto es un genio que cree ejercer manipulación sobre Mefistófeles al ser quien debe cumplirle todos sus caprichos pero realmente es el diablo quien domina al científico cuando este le hace caso y se muestra débil ante las tentaciones.

Relación entre Fausto y Margarita

Fausto pone su atención en Margarita como su primer amor, casi como un adolescente. La pasión lo inspira a conquistar el corazón de Margarita aún por medio de los trucos del diablo y finalmente logra captar la atención de esta niña que en su pureza, le costó aceptar que se había enamorado de Fausto.

Vemos que aunque Fausto trata de que nada malo le pase a su amada, se comienzan a desatar una serie de eventualidades en los cuales influyo Mefistófeles, que la llevan a una extrema locura de la cual no logra salir, esta se vio estimulada principalmente por el hijo al que le quito la vida aún sin que lo pudiese conocer su padre.

El mal y su relación con lo humano

Lo fundamentalmente humano se combina con el mal a tal modo que ambos pareciesen uno solo, es como si se complementarán mutuamente; y es que la lucha interna que el ser humano es justamente entre el bien y el mal.

Pero en este caso, el mal se pinta de una manera neutra porque son las acciones de Fausto que de forma inesperada, provocan que el trato que tenía con Mefistófeles, se quebrantara y su alma pudiese ascender al cielo; por lo cual, son sus pasiones, las que fueron guiándolo hacia el lado del bien por más dificultades que tuvo que pasar.

Personajes

Fausto: Personaje principal. Un gran sabio que estaba cansado de la ciencia de los viejos libros. Tenía un ávido deseo por el conocimiento y el poder. Creía en dioses de la naturaleza, magia, alquimia y dioses de la antigua Grecia.

Mefistófeles: Personaje principal. Es el diablo, aunque no representa al mal, hace críticas a la naturaleza humana y es la vía para descifrar el universo oscuro y de la mitología para satisfacer todas las aspiraciones de Fausto.

Margarita: Personaje secundario. Primer amor de Fausto, quien muere por el remordimiento al haber aceptado los halagos y amores clandestinos de Fausto. De corazón noble y religiosa.

Wagner: Personaje secundario: Fámulo de Fausto quien plantea al principio de la historia muchas cuestiones que son temas para resolver en los capítulos posteriores.

Helena: Personaje secundario. Personaje mitológico, semidiosa de la Antigua Grecia y personaje principal en la historia de la batalla de Troya, la Iliada. Con su extrema belleza y perfección enamoraba a todo hombre que la miraba.

Euforión: Personaje secundario. Es un ser puramente alegórico fruto de la unión de la belleza griega (representada por Helena) y el romanticismo (representado por Fausto), unión de la cual nace el genio de la poesía moderna, personificado en Lord Byron.

Homúnculo: Personaje secundario. Un hombre miniatura, que ciertos alquimistas pretenden haber creado artificialmente por medio de procedimientos espagíricos. Tales criaturas son transparentes, incorpóreas pero están dotadas de maravillosa inteligencia y por sus actos y poderes pueden compararse a los espíritus elementales.

Otros personajes: Isabelita, Marta, El emperador, el astrólogo, el bufón, el director, el general mayor, el trinchante mayor, el arquitecto, el heraldo, damas, jardineras, el Canciller, etc

Influencia

Hay dos versiones sobre quién es el “inspirador” de la leyenda del Dr. Fausto. Una se situa a candidato a un supuesto Johann Fust. Fust era un burgués de Maguncia, Alemania, que vivió en el siglo XV, un inventor de imprenta de móviles. Y otra versión indica que el cuento de Fausto no viene del alemán antes mencionado sino de un alquimista y astrólogo, Johann Georg Faust, quien fue alguien muy desacreditado por sus conocimientos avanzados de las artes ocultas. Su muerte se dice que ocurrió tras la explosión producida por un experimento de alquimia.

Por otra parte, vemos elementos que el autor utilizo sobre la metafísica para elaborar la historia.

Adaptaciones

  • En 1814 Franz Schubert configuró un texto de Fausto Parte I, escena 15 como “Gretchen am Spinnrade”, 118; Op. 2. Fue su primera adaptación de un texto de Goethe. Más tarde, compuso un Lied basado sobre Fausto: nº 126, 367, 440 y 564.
  • Robert Schumann compuso un oratorio Escenas del Fausto de Goethe (1844–1853)
  • Hector Berlioz, en su “leyenda dramática” La condenación de Fausto (1846)
  • Franz Liszt, Sinfonía Fausto (1857)
  • Charles Gounod, ópera Fausto (1859)
  • Arrigo Boito, ópera Mefistófeles (1868; 1875)
  • La segunda sección de la Sinfonía n.º 8 (Mahler) (1906) está relacionada con el texto del final de la escena final de la parte II de Fausto de Goethe.
  • F. W. Murnau, película Fausto de (1926), basada en antiguas versiones de la leyenda y en la versión de Goethe.
  • Randy Newman, musical Fausto (1993)
  • Jan Švankmajer, película Fausto (1994)
  • Fura dels Baus, película Fausto 5.0 (2001)
  • Alexander Sokurov, película Fausto (2011)
  • Diana Daniele, ópera “Fausto” (2015)

Te recomendamos también:

Pedro Páramo: Resumen, Análisis y Biografía del Autor.

La Dama del Alba Resumen, Reseña y Frases

Confieso que he vivido (libro) del Autor Pablo Neruda

(Visited 13.301 times, 17 visits today)

Deja un comentario