La Isla del Tesoro (Resumen) de Robert Louis Stevenson

Este artículo te presenta la asombrosa aventura narrada por el protagonista Jim Hawkins, al finalizar su sorprendente e interesante hazaña. Te fascinará lo amigable que será para ti la lectura de “La Isla del Tesoro” Resumen de Robert Louis Stevenson.Este fascinante libro escrito por el escocés Robert Louis Balfour Stevenson, es originalmente serializado a un capítulo semanal, por la revista infantil “Young Folks” entre 1881 y 1882, llevando el título de “El Cocinero del Mar”.

La Isla del Tesoro Resumen

Origen

Además de ser una novela de aventuras, puede ser catalogada como una novela de formación o novela de aprendizaje, siendo el término alemán original “Bildungsroman”, que relata la transición vivida por un individuo que pasa de la niñez a la adultez, que es lo relatado por el protagonista Jim Hawkins. Luego se presenta en forma de libro, en Londres, el año 1883 bajo el título “La Isla del Tesoro”. Su género es novela de aventuras.

La trama tiene su desarrollo en la época de los piratas a finales del siglo XVII, siendo relatada cuando Jim Hawkins culmina su travesía en el siglo XVIII. Es escrita y publicada prácticamente 100 años después de su relato en el siglo XIX.

Se ha destacado por ser fuente de inspiración en el mundo de la escritura, el cine, la televisión, los cómics, hasta sorprendernos en los videojuegos; plasmando en forma de análisis y opinión junto a un razonamiento, la visión del protagonista en cuanto al deseo de poder y riqueza.

Robert Louis Stevenson contaba con la edad de 29 años cuando empezó a escribir su exitoso libro “La Isla del Tesoro“. Todo comenzó en una casa de campo al disfrutar de unas vacaciones junto a otros cinco integrantes de la familia. Se encontraban en Braemar, un pueblo de Aberdeenshire, Gran Bretaña, en las Tierras Altas escocesas, en 1881. El clima era frío y lluvioso. Era el final del verano e inicio del otoño.

La distracción de esos días era escribir un relato entre todos y lo hacían pasándose el manuscrito por lapsos de quince minutos. Entre los integrantes estaba su hijastro de 12 años Lloyd Osbourne que cuando llovía se entretenía pintando con acuarelas. Al llegarle el manuscrito a sus manos, los personajes del relato se encontraban en una isla desierta.

Nace la inspiración

A los días Lloyd realiza un dibujo de una isla imaginaria teniendo muy cerca un barco hundido. Robert al percatarse, mostró un amable interés por su ilustración ayudándole a construir un mapa y colocándole nombre.

Del maravilloso boceto, surge relatar al día siguiente el primer capítulo, haciéndose el hábito de que todas las mañanas escribía uno nuevo y lo leía en voz alta a su familia esperando sus recomendaciones. Por ejemplo, su hijastro no quiso la presencia femenina en el relato.

Por otro lado, el padre de Robert, feliz pasó un día entero escribiendo con minucioso detalle lo que tendría en su interior el cofre marino de Billy Bones, tomado de forma exacta para la novela. También fue quien propuso la escena donde Jim Hawkins se esconde en un barril de manzanas.

¡Es publicado!

Pasaron quince días dando como resultado el mismo número de capítulos y es cuando un amigo, el Dr. Alexander Japp, muestra esa recopilación al editor de la revista “Young Folks”, que estuvo totalmente de acuerdo de publicar un capítulo semanal.

Es otoño en Escocia, finalizan las vacaciones y regresan a Londres. Stevenson se encuentra muy enfermo de los bronquios y está preocupado por los lapsos de entrega que debe cumplir con la revista. Viaja a Davos, Suiza, interrumpiendo su trabajo, donde el aire puro de montaña le proporcionó recuperarse completamente, pudiendo continuar la realización de un capítulo por día hasta terminar.

La estrategia de publicación dada por la revista entre octubre de 1881 y enero de 1882 no obtuvo el éxito, atención y venta esperada. En cambio, su lanzamiento como libro en 1883 alcanzó la popularidad rápidamente.

Se comenta la anécdota de que el Primer Ministro Gladstone se mantuvo despierto hasta las dos de la madrugada para culminar su lectura.

Elogios que llenan de satisfacción

El enaltecimiento y reconocimiento de los críticos no se hizo esperar, entre los que destacan, el del novelista y crítico Henry James que dice “Perfecto como un juego de muchachos bien jugado”, y el del sacerdote jesuita y poeta Gerard Manley Hopkins que dice “Creo que Stevenson muestra más ingenio en una página que Sir Walter Scott en todo un volumen”.

El 1890, el poeta y dramaturgo irlandés William Butter Yeats, le comentó a Stevenson que “La Isla del Tesoro” era el único libro que había llenado de gran emoción a su abuelo marinero, lo cual es un inmenso honor.

¿Nunca vio un pirata?

Es importante destacar que el padre y abuelo de Stevenson eran ingenieros de faro, por lo que era normal y frecuente que él viajase con ellos para la realización de las inspecciones de los faros de Escocia.

Para aproximadamente el año 1879, ya había cruzado el Océano Atlántico. Esto es dos años antes de la escritura de la obra.

A pesar de nunca haber visto en sus viajes a un pirata, logra presentar sus descripciones de navegación, vida en el mar y marineros de una forma auténtica convenciendo totalmente al lector.

La Isla del Tesoro Resumen

Se pierde el boceto inspirador

Pero no todo fue alegría. Es sabido que el dibujo y posterior mapa de la isla de Lloyd fue la fuente de inspiración para la realización de la obra y es extraviado de manos del editor del libro. Era el original y eso derrumbó las emociones de Stevenson, teniendo que realizar un nuevo mapa que a su criterio nunca lo llegó a satisfacer porque carecía de magia.

Confesiones del escritor

Posteriormente Stevenson comentó que la novela del escritor Charles Kingley,  At Last, fue una importante fuente que iluminó su escritura, al igual que su amigo William Ernest Henley, poeta inglés, que le proporcionó la idea para personificar y representar a John Silver El Largo (personaje mutilado de la obra). Hanley vivió la experiencia de perder una pierna a causa de tuberculosis en el hueso.

¿Cuánto costó las publicaciones?

Robert Louis Stevenson pagó la suma de 34 libras, 7 chelines y 6 peniques para la serialización y la suma de 100 libras por la edición del libro.

Argumento

Jim Hawkins es el joven hijo del dueño de la posada “Almirante Benbow” y trabaja junto a sus padres. Un día llega para hospedarse un hombre distintivo que dice fragmentos marineros cantados y dice llamarse “Capitán”, sólo “Capitán”. Esta persona le pide a Jim estar pendiente de vigilar que pueda llegar un hombre que le falta una pierna, de ser así, le avise inmediatamente. Por el favor paga un mes de hospedaje.

Esa persona nunca llega, sólo pregunta por él un hombre grasiento y después un ciego que manifiesta llamarse Pew, del que se cree ser realmente Billy Bones, que posteriormente fallece por repetirle un derrame cerebral.

La astucia de Jim

Jim es muy inteligente y descubre que el capitán era un pirata que se dedicaba a asaltar y robar y es buscado, por lo que entre él y su madre deciden abrir su baúl encontrando únicamente una cantidad de papeles atados y dinero local de distintos países.

El muchacho pide ayuda al doctor David Livesey y al Caballero John Trelawney para desatar y revisar los papeles encontrando un mapa que lleva a un supuesto y maravilloso tesoro.

Los tres deciden reunir una tripulación en Bristol, embarcar y salir rumbo a la isla. La tripulación será escogida por el cocinero John Silver El Largo en quien confían ciegamente.

La traición

Se embarcan en “La Hispaniola”, donde una noche el joven Jim escucha por casualidad como el cocinero habla con los tripulantes de un motín.

Ahora la tripulación está dividida por dos grupos, que son los marineros leales y los amotinados, marineros desleales o piratas. Los leales planifican acabar poco a poco con los amotinados cuando arriben a la isla, así evitarán que sean abandonados y despojados del tesoro.

En el momento justo

Jim se salva por su estrategia, conociendo además a Ben Gunn, quien tenía tres años abandonado por unos piratas. Una noche, Jim toma su bote (coraclo) y llega a “La Hispaniola” desamarrándola para evitar el escape de los amotinados. Al amanecer aborda el buque de vela (goleta) encontrando en cubierta a dos vigías (que son amotinados), uno sin vida y el otro herido. Entre él y el herido esconden el buque de vela en la Bahía Norte. Posteriormente Jim le quita la vida al herido.

Rápido se va al fortín donde se encuentran resguardándose sus compañeros desde hace días a su espera. Desafortunadamente, ellos no están, sino cinco amotinados y John Silver.

Lo inesperado

Al verse atrapado, la única opción es hacer un trato y así lo hacen Silver y Jim, diciéndole que poseen el mapa porque el doctor Livesey se los entregó. Esto no lo puede asimilar el joven.

Se lo llevan para buscar el tesoro y resulta que no lo encuentran. Alguien llegó primero que ellos. Tres amigos de Jim propician un enfrentamiento perdiendo la vida dos amotinados y tres se escapan.

La verdad y la condición

Jim y Silver no saben que sucedió con el tesoro. Los compañeros del joven les relata que hacía más o menos dos meses, Ben Gunn había encontrado el tesoro teniéndolo oculto. Los amotinados tenían el mapa porque no lo encontrarían.

Se fueron a la cueva donde estaba el tesoro junto a provisiones. Ahora todo cambió, quien debía aceptar el trato era Silver. Se lo llevarían de la isla sólo si no lo volverían a ver, aceptándolo, eso era mejor que quedarse abandonado en la isla.

El regreso

Prepararon minuciosamente a “La Hispaniola” partiendo así a la América española donde Silver fue dejado.

Personajes

A continuación se presenta una breve descripción de los personajes:

Jim Hawkins

Protagonista y narrador. Es el hijo de los dueños de la posada “Almirante Benbow”.

Madre de Jim

Su personaje aparece muy poco. Es propietaria de la posada “Almirante Benbow”.

Padre de Jim

Carece de relevancia en la obra. Es propietario de la Posada “Almirante Benbow”. Fallece al principio de la narración.

Doctor David Livesey

Es parte de los protagonistas. Ampara a Jim, lo acompaña en “La Hispaniola”, para la búsqueda del tesoro. Atiende a los piratas heridos y es muy hábil.

Caballero John Trelawney

Consigue por medio de sus contactos el barco y parte de la tripulación. Es el alcalde de “Squire” y aristócrata de Bristol. Notable tirador. Se lleva como parte de la tripulación a sus criados Redruth, Hunter y Joyce.

Thomas Redruth

Criado de Trelawney y parte de la tripulación. Pierde la vida a manos de los amotinados.

John Hunter

Servidor de Trelawney. Es parte de la tripulación. Sobrevive al primer enfrentamiento quedando herido. Pierde la vida al siguiente día.

Richard Joyce

Servidor de Trelawney. Va a bordo en la búsqueda del tesoro. Fallece en un enfrentamiento.

Inspector Dance

Es el inspector de Bristol. Su trabajo es ir detrás de los piratas.

Dogger

Asistente del inspector Dance y es quien va con Jim a la casa del Squire (Trelawney).

Capitán Alexander Smollett

Es el Capitán a bordo de “La Hispaniola”. Nunca estuvo a gusto con la tripulación, no sentía seguridad. Es herido en uno de los enfrentamientos.

Abraham Gray

Es el carpintero tripulante de “La Hispaniola”. Siempre leal al capitán. Llega a abandonar a los piratas.

Ben Gunn

Hombre que fue tripulante del Walrus y luego abandonado en la isla. Jim lo consigue. Le pide permiso al Doctor David Livesey para formar parte del grupo quedándose con ellos. Perturba a los amotinados mientras buscan el tesoro, haciéndoles voces que los aterraban e imitando al Capitán Jonathan Flint.

Los piratas y marineros desleales son:

John Silver El Largo (Long John Silver)

Hombre mutilado de la obra. Pirata parte de la tripulación del Capitán Flint. Es dueño de una taberna en Bristol, de nombre “El Catalejo”. Fue el cocinero en “La Hispaniola”. Encabeza la revuelta en contra del Capitán Smollett. De amotinado pasó a ser cobarde aceptando el pacto que le permitiría no quedarse abandonado en la isla.

Mientras “La Hispaniola” se abastece y por otro lado, Jim, el doctor David Livesey y los demás bajan a tierra firme, se escapa llevando consigo uno de los sacos de oro del tesoro.

La Isla del Tesoro Resumen

Billy Bones

Marinero que se hospeda en el “Almirante Benbow”, llevando en su baúl el mapa del tesoro de Flint. Lo persiguen piratas. Consumidor de bebidas alcohólicas que fallece al repetirse un derrame cerebral.

Perro Negro (Black Dog)

Pirata que llega a la posada “Almirante Benbow” al acecho de Billy Bones, con el que pelea resultando herido y decidiendo huir.

Sacristán (Pew)

Hombre que quedó ciego en una batalla. Tenía dos personas a quienes les pagaba para que realizaran actos violentos. Es de los piratas que amenaza a Billy Bones en la posada y que luego planifica y ejecuta el asalto a la posada “Almirante Benbow”. Muere al no poder esquivar un caballo.

Johnny

Es una de las dos personas a la que le paga el Sacristán. Huye y es parte de la tripulación de “La Hispaniola”.

Dirk

Es la otra persona a quien le pagaba el Sacristán. Supuestamente fue parte de la tripulación de “La Hispaniola”.

Capitán Flint

Es el loro de Silver. Le colocaron ese nombre en honor al espantoso Capitán Flint.

Piloto Arrow

Marino encargado de conducir a “La Hispaniola” en aguas peligrosas. Para el capitán no es un buen marino porque apenas posee autoridad y está constantemente pasado de alcohol. Fallece cuando se produce una tormenta en la que cae al mar.

Job Anderson

Persona encargada de conducir la marinería en “La Hispaniola”. Ocupa el puesto de Arrow cuando fallece.

Timonel Israel Hands

Es la persona que está encargada de dirigir la dirección de “La Hispaniola”. Es el vigía que consigue Jim herido y posteriormente lo asesina.

Tom y Alan

Amotinados ajusticiados por Silver al resistirse de continuar obedeciendo su mandato.

O’Brien

Es el segundo vigía encontrado por Jim que fue asesinado por su compañero Israel Hands.

George Merry

Amotinado que llega a fallecer a manos de Silver.

Tom Morgan

Amotinado leal a Silver.

Capitán Jonathan Flint

Aunque no está en la novela, se hace referencia a él. Fue un horrible pirata que enterró el tesoro encontrado. Algunos de sus marineros estuvieron en “La Hispaniola”.

La Historia del Capitán Flint

Es notoria la importancia que tiene el Capitán J. Flint en la obra. Este fue el más temido pirata que pudo existir, que falleció antes del comienzo de la escritura de “La Isla del Tesoro”.

El capitán a cargo del Walrus fue Flint, siendo su área las Indias Occidentales en las Antillas y el sur de las costas de las colonias americanas.

Su tripulación y los personajes de la obra

Entre su tripulación se encuentran los siguientes personajes presentes en la obra La Isla del Tesoro:

  • Segundo a bordo, William (Billy) Bones.
  • Encargado de conducir la marinería, John Silver El Largo.
  • Artillero, Israel Hands.
  • Benn Gunn.
  • Tom Morgan.
  • Pew (Sacristán).
  • Perro Negro (Black Dog).
  • Allardyce.

Ex miembros de la tripulación de Flint estuvieron a bordo de “La Hispaniola”. El Capitán Flint y su tripulación eran sanguinarios y temidos.

Lo que hizo con su tesoro

La gran parte del tesoro obtenido por Flint durante su piratería, que fue, 700 libras de oro, lingotes de plata y una sustanciosa cantidad de armas, fue enterrado en una lejana isla del Caribe o en algún sitio en el Océano Atlantico cercano al Caribe. Siendo su estrategia llevárselo del Walrus con seis de sus tripulantes hasta tierra firme. Luego de que lo enterraran dió muerte a los marineros, regresando así solo al Walrus.

Hasta el día de su muerte llevó consigo el mapa de la ubicación del tesoro. Siempre fue un misterio el paradero de la tripulación de Flint y de su persona.

Ya él estaba gravemente enfermo y el alto consumo de bebida alcohólica lo empeoró. Siempre se recordó por el canto de marineros “quince hombres”, en su lecho de muerte. Minutos antes de fallecer le entregó al mapa del tesoro a su compañero, tripulante leal del Walrus, Billy Bones.

Posterior a su fallecimiento la tripulación se separó, al igual que las partes del tesoro que poseían. Por su lado Benn Gunn regresó a la isla con la esperanza de encontrar el tesoro sin poseer el mapa y es cuando sus compañeros deciden abandonarlo por castigo a no encontrarlo.

Vivencias del Autor vs Narración

Es sabido que el marinero tío de Stevenson, se sentaba durante la niñez de su sobrino a contarle sobre sus viajes a la Isla de Norman, en las Islas Británicas, lo cual de algún modo pudo ser una sugerente indirecta para el manuscrito de esta obra literaria.

Sus lecturas

Entre las lecturas de Stevenson se encuentra las narradas por Charles Kingsley, el cual en su obra “At Last” hace referencia a la frase “El cofre del muerto”, que según Stevenson fue la semilla que dió origen a la isla del esqueleto en su relato o quizás fue la semilla de todo el relato. Esto es algo confuso.

Experiencias

Otro detalle significante que pudo haber inspirado este grandioso libro es que el autor vivió en Heriot Row y desde su habitación podía ver las pequeñas islas en Queen Street Gardens, en Edimburgo.

Por otro lado, existen posadas que pudieron influir en la creación “Almirante Benbow” como lo es Llandoger Trow, en Bristol, pero esta versión no pudo ser verificada.

Travesías

En el año 1883, Stevenson reveló “The Silverado Squatters”, que fue la narración de sus vivencias en ocasión del disfrute y celebración de su casamiento en 1880, en el Valle de Napa, California. Todo lo plasmado fue guardado en un diario de nombre “Bosquejos Silverado”, donde se aprecia que los viajes descritos del Valle de Napa ofrecieron gran parte de los detalles leídos en “La Isla del Tesoro”.

Aproximadamente cinco años después de que Stevenson escribiera su libro, en el mes de mayo de 1888, viaja a Brielle (Nueva Jersey) y por alrededor de un mes estuvo a lo largo del Río Manasquan. Este río posee una isla pequeña selvática de nombre “Osborn Island”. Fascinado la conoció quedando deslumbrado, rebautizándola con el nombre de “La Isla del Tesoro” y hasta llegó a tallar sus iniciales en un mamparo.

Acontecimientos Verdaderos en la Obra

  • La posada “Almirante Benbow” viene del también Almirante John Benbow que existió entre 1653 y 1702.
  • Se citan cinco piratas de la vida real que son: William Kidd, Barbanegra, Edward England, Howell Davis y Bartholomew Roberts.
  • El extraño nombre “Israel Hands” viene de un pirata perteneciente a la tripulación de Barbanegra.
  •  El Capitán Flint falleció en Savannah, ciudad del estado estadounidense de Georgia, que fue fundada en 1733.
  • El doctor David Livesey vivió la Batalla de Fontenoy que tuvo lugar el 11 de mayo de 1745.
  • Edward Hawke o Almirante Hawke, del primer batallón (1747) es nombrado por John Silver El Largo y Squire Trelawney.
  • Jamaica fue gobernado por un caballero de nombre Edward Trelawney entre 1738 – 1752.
  • Hubo un pirata de nombre William Kidd que llegó a esconder su tesoro, enterrándolo en la pequeña isla Gardiners Island en el estado de Nueva York. Porteriormente llegó a ser encontrado por las autoridades.
  • Walter Hurni de nacionalidad Suiza, mantuvo argumentos de que Robert Louis Stevenson, escritor de la obra “La Isla del Tesoro”, llegó a encontrar el tesoro de Lima extraviado en la isla Upolu, actualmente Tifahi, aproximadamente en 1890. Esta revelación fue publicada por el escritor Alex Capus en su novela Reisen im Licht der Sterne en el año 2005.

“La Isla del Tesoro” (Obra resumida)

A continuación se presentan los treinta y cuatro capítulos que componen la narración, desglosado en seis partes y acompañado a su vez de un breve resumen de cada uno.

Parte I. El Viejo Filibustero

Conformado por los capítulos I al VI:

Capítulo I. El viejo lobo marino en la posada “Almirante Benbow”.

Llega a la posada “Almirante Benbow” un marinero con un baúl que es su equipaje. Paga un mes por adelantado para asegurarse de que Jim, hijo de los propietarios, que trabaja ayudándolos, le avisara si llegaba un hombre al que le faltaba una pierna. Todo muestra que es amable. Dice llamarse Capitán.

Capítulo II.  “Black Dog” aparece y desaparece.

El padre de Jim se encuentra muy enfermo. El Capitán decide salir a dar un paseo. A su regreso está un hombre llamado “Black Dog”. Se presenta una pelea entre ellos y este visitante sale huyendo. Se descubre que el verdadero nombre del Capitán es Billy, llegando a sufrir un derrame cerebral, en ese momento llega el Doctor y logra salvarlo.

Capítulo III. El disco negro.

Jim le comenta al Capitán que le prescribieron no poder levantarse de la cama por una semana, lo cual es imposible poniéndose nervioso, dice que para ese tiempo ya le habrán entregado el disco negro. El joven sale al día siguiente encontrándose a un ciego que le toma de la mano con gran fuerza y le pide lo lleve con el Capitán.

Al llegar, cuando lo ve, el ciego (Pew) le entrega un papel con un disco negro. Cuando ya se ha retirado, el Capitán le explica a Jim lo que significa el disco negro y que sólo tiene hasta las diez. Trata de levantarse y fallece.

Capítulo IV. El cofre del muerto.

Jim sale y le dice todo a su madre acordando ir a buscar ayuda, que es negada. Deciden regresar a la posada y se aseguran cerrando el pestillo. Consiguen una llave que era posesión del Capitán y es la que abre el baúl.

Llega Pew y como no puede entrar se retira. Entre tanto, logran abrir el baúl y en su interior hay dinero local de distintos países y una cantidad de papeles atados.

Deciden abandonar la posada. Por el camino la madre Jim sufre un desmayo, él la esconde debajo de un puente y se posiciona por un matorral.

Capítulo V. Del fin que tuvo el mendigo ciego.

Llegan los piratas a la posada, la saquean y como no encuentran lo que buscan deciden irse a escudriñar por las cercanías. Luego son avisados que las autoridades se aproximan y se retiran rápidamente dejando solo al ciego Pew, que no pudiendo esquivar los caballos es atropellado y fallece.

Las autoridades se llevan a la madre de Jim y a él lo llevan a la residencia del doctor Livesey.

Capítulo VI. Los papeles del capitán.

El doctor se encuentra cenando cuando llega Jim junto al caballero Trelawney. Les cuentan todo lo sucedido, revisan los papeles descubriendo el mapa de una isla. Observan que el mapa tiene unas cruces rojas que muestran muy bien cómo llegar hasta un tesoro. deciden buscar un barco, la tripulación y zarpar hasta hallar el tesoro.

Parte II. El cocinero de “La Hispaniola”.

Conformado por los capítulos VII al XII:

Capítulo VII. Salgo para Bristol.

El doctor Livesey aloja a Jim en su residencia. Debe ir a Londres a buscar una persona que quede a cargo de su consulta mientras se van en busca del tesoro.

Pasan unos días y llega una carta de Trelawney, que se encuentra en Bristol, donde les comunica que compró un barco de nombre “La Hispaniola”. También dice que conoció a un señor que cocinará para ellos y que le ha ayudado muchísimo para conformar la tripilación.

Jim visita a su madre antes de viajar a Bristol y esta le dice haber contratado a un aprendiz para que realice las funciones que él hacía.

Capítulo VIII. La Taberna de “El Vigía”.

Cuando Jim llega a Bristol, su compañero Trelawney le entrega una nota que deberá darle a John Silver El Largo, que es la persona que será el cocinero del barco.

Jim entra a una taberna en busca del cocinero y ve salir a un hombre que es “Black Dog”. John le pide a una persona ir a buscarlo pero no lo consigue. Luego John se retira con Jim y se van donde se encuentra el caballero Trelawney diciéndole todo lo acontecido.

Capítulo IX. Pólvora y armas.

Al zarpar, el capitán manifiesta no sentir confianza hacia la tripulación. Aparte el caballero y el capitán no muestran afinidad y se lo hacen saber abiertamente. Jim es nombrado grumete, es decir, ayudará a la tripulación en sus obligaciones aprendiendo el oficio de marinero.

Capítulo X. El viaje.

Hasta ahora el viaje se ha hecho cómodo.

El piloto Arrow, que es el encargado de conducir el barco no posee autoridad y para colmo está pasado de tragos todo el tiempo. Por más que le preguntan dónde está la bebida no obtienen respuesta.

Jim tiene buen trato con el cocinero y éste le presenta a su loro que se llama Capitán Flint, que dice tener mas de doscientos años.

Falta poco para llegar según muestra el mapa, cuando una noche por cosas del destino Jim se mete en un barril de manzanas.

Capítulo XI. Lo que oí desde el barril.

Jim está por quedarse dormido cuando escucha a John Silver El Largo conversar, presta atención y lo que escucha lo deja atónito, planifica junto a ese grupo amotinarse. Los miembros del grupo le dicen a John estar cansados de recibir órdenes, mientrás les aconseja tener paciencia porque falta poco para llegar.

Entre lo que planifican está que cuando se acerquen a la costa, se alzarán e irán a buscar al capitán para colgarlo, junto al resto de los nobles. John les reclama ser impacientes y los castiga diciéndoles que ahora deberán esperar amotinarse en la isla.

Transcurre unas horas y el vigía informa avistar tierra.

Capítulo XII. Consejo de guerra

El capitán reune a la tripulación para preguntarles si alguno de ellos conoce esa isla, John responde que sí, a lo que el capitán les muestra una copia del mapa donde no están las cruces y les solicita le digan si saben dónde se puede amarrar el barco.

Todos regresan a sus ocupaciones. Jim le pide al doctor Livesey conversar con ellos de urgencia. Cuando se reúnen Jim les dice la conversación que escuchó desde el barril y acuerdan seguir como si no supieran lo que planifica el grupo de John.

Parte III. Mi aventura de tierra.

Conformado por los capítulos XIII al XV:

Capítulo XIII. Cómo empezó la aventura.

Al fin llegan a la isla. Los marineros muestran nerviosismo a lo que el capitán percibe que John tiene dominio sobre ellos buscando calmarlos y le pide alcanzar el control de la situación.

El capitán decide darles el día libre con el fin de que todos salgan a la isla y zarpar abandonándolos, pero no cuenta con que seis de los marineros se queda en el barco, aparte de que Jim se va en uno de los botes que se dirige a la isla.

Capítulo XIV. El primer golpe.

Al llegar a la isla, Jim se baja y corre hacia el bosque. Al pasar un rato unos ruidos lo alertan escondiéndose y es cuando se percata de que John habla con otro marinero aliado de él, intentando persuadirlo a que se amotine junto a ellos. Cuando este marinero se niega, John lo asesina. Asustado Jim sale velozmente sin dirección, sólo corre.

Capítulo XV. El hombre de la isla.

Mientras Jim corre se lleva el susto de conseguir un desconocido que dice llamarse Ben Gunn, quien le dice que la tripulación del capitán Flint lo había abandonado en esa isla hacía tres años y que ha sobrevivido matando y comiendo cabras salvajes. Además comenta que desea comer queso, le dice que tiene conocimiento de dónde está el tesoro y que lo compartiría si lo llevan en su barco hasta Inglaterra. De pronto retumba el sonido de un cañonazo que los hace correr.

Parte IV. La estacada

Conformado por los capítulos XVI al XXI:

Capítulo XVI. El Doctor prosigue la narración y refiere cómo fue abandonado el Buque

Los tripulantes aliados de Jim salen en su búsqueda, encontrándose en la isla un fortín que les permitía refugiarse. Realizan varios viajes al barco trasladando provisiones y lo que consideran necesario.

Cuando están por hacer el quinto viaje, el capitán conversa con Abraham Gray para que sea parte de su equipo convenciéndolo, pero al ir en dirección al capitán le propinan un corte en el rostro.

Capítulo XVII. El Doctor, continuando la narración, describe el último viaje de Serení

Cuando los tripulantes aliados realizan el último viaje, en su desesperación van muy cargados, con sobrepeso. Cuando los amotinados disparan el cañonazo, hacen que el esquife se hunda, logrando salir todos con rapidez.

Los aliados llegan al fortín y lo primero que hacen es izar la bandera de Inglaterra.

Capítulo XVIII. En que cuenta el Doctor cómo concluyó el primer día de pelea

Se produce un enfrentamiento y Tom fallece. Mientras les disparaban desde el barco el caballero Trelawney concluye que se guían por la bandera izada por ellos y sugiere al capitán quitarla para que no se les haga fácil avistarlos y no sean alcanzados por las balas del cañón. El capitán se niega y al poco tiempo llega Jim al fortín.

Capítulo XIX. El narrador primero toma otra vez la palabra – La guarnición de la estacada

Mientras Jim se dirige al fortín recuerda todo lo que Ben Gunn le dijo que le debía decir al capitán. Llegando al fortín cuenta todo y éste le responde que tienen el queso que desea comer ese hombre que dice llamarse Ben Gunn y que irán en su búsqueda.

Capítulo XX. La Embajada de Silver

Amanece y de manera sorprendente John Silver El Largo llega con una bandera blanca y manifiesta querer conversar con el capitán, el grupo lo deja entrar y sentándose en el suelo les manifiesta un plan.

Este consiste de que les entreguen el mapa y a cambio los piratas los llevarán a un sitio donde estén a salvo, o por el contrario, les entreguen el mapa, quedándose en la isla, repartiéndose las provisiones y esperando que cuando ellos zarpen avisen a la primera embarcación que encuentren que vayan en su rescate.

El capitán dice rotundamente que no acepta, que ellos se entreguen y a cambio los dejarán el Inglaterra para que reciban su merecido. John se retira molesto.

Capítulo XXI. El ataque

El capitán a bordo de “La Hispaniola” da instrucciones, los prepara para el siguiente enfrentamiento, indicándoles los puestos y funciones de cada uno.

Se inicia el combate, el capitán es herido y cinco de los piratas fallecen.

Parte V. Mi aventura de mar

Conformado por los capítulos XXII al XXVII:

Capítulo XXII. De cuál fue el principio de mi aventura.

El capitán está a salvo, por lo que Jim decide ir a buscar el coracle, que es un bote pequeño que se puede transportar en la espalda. Toma dos armas y sin decirle a sus compañeros sus planes (porque no lo dejarán salir), se va muy rápido.

Consigue el coracle y se dirige hacia el mar.

Capítulo XXIII. El reflujo corre

Jim se dirige hacia “La Hispaniola” y su plan es cortar con su navaja la maroma del ancla. Tuvo que esperar hasta que no estuviera demasiado tensa. Finalmente logra cortarla quedando el barco a la deriva.

En “La Hispaniola” se encuentran dos marineros que no se percataron de lo que hizo. Después de todo Jim se quedó dormido en su coracle.

Capítulo XXIV. El viaje del “Coracle”

Permanece dormido durante horas despertándose al amanecer. Logra ver que “La Hispaniola” se halla a menos de media milla y empieza a aproximarse hasta sujetarse. El coracle se hunde.

Capítulo XXV. ¡Abajo la bandera del Pirata!

Jim logra subir al barco y se encuentra con dos amotinados tirados en la cubierta. Uno de los dos no tiene vida y el otro, que es Israel Hands, al verlo le pide darle una botella de aguardiente. El pirata se siente derrotado y manifiesta que está a su mandato. Jim decide que llevará el barco hacia la Bahía del Norte.

Capítulo XXVI. Israel Hands.

Hands se encuentra muy débil. De repente empieza a preguntarle a Jim sobre lo que sería la otra vida, pidiéndole una botella, pero esta vez de vino. Él busca complacerlo pero a la vez siente que no debe confiar y se esconde un momento a ver qué hace, cuando lo ve tomar un puñal junto a una cuerda ocultándolos. Jim le lleva la botella y no demuestra haber visto lo que hizo.

Cuando está por terminar el traslado de “La Hispaniola”, Hands se revela, pero Jim estaba alerta y logra vencerlo. Sólo alcanzó a propinarle una herida en el hombro.

Capítulo XXVII. “¡Piezas de a ocho!”

A pesar de que Jim se encuentra malherido, decide regresar y buscar a sus compañeros, pero desafortunadamente, cuando llega al fortín se percata que no esta el que le corresponde vigilar y cuando entra, una voz comienza gritar “piezas de a ocho”.

Los que se encontraban en el fortín no eran sus compañeros, eran los amotinados.

Parte VI. El Capitán Silver

Conformado por los capítulos XXVIII al XXXIV:

Capítulo XXVIII. El campo enemigo

Estos desleales le dicen a Jim que la única opción que tiene es aliarse a ellos. Él no está de acuerdo, les responde que son ellos los que desde un principio han dañado lo que habían planificado. Se molestan y quieren matarlo. John Silver El Largo les recuerda que necesitan un rehén y que es mejor no hacerle daño.

Los piratas se alzan en contra de John y prefieren salir del fortín para hablar lo que harán.

Capítulo XXIX. Otra vez el disco negro

Mientras los amotinados conversan, John le comenta a Jim, que cuando ellos llegaron al fortín, sus aliados le habían entregado el mapa.

Pasa un rato y los piratas regresan entregándole a John el disco negro donde le manifiestan destituirlo.

John les responde que las cosas se han salido de control porque no tienen paciencia, logrando convencerlos y finalmente no lo destituyen.

Capítulo XXX. Bajo palabra

Al amanecer llega el doctor para ver y curar a los que se encuentran heridos. Le solicita a John que le permita hablar con Jim en privado.

Acepta con la condición de que Jim diga bajo palabra que se quedará y no escapará.

El doctor busca que Jim acepte escaparse y su respuesta fue negarse.

Capítulo XXXI. En busca del tesoro – El directorio de Flint

Jim se quedó y a la mañana siguiente se disponen a salir, llevándolo atado y así emprender la búsqueda del tesoro.

Luego de una larga caminata, se consiguen un esqueleto que tiene una posición que hace pensar que muestra algo.

Después de analizarlo, deciden continuar en la dirección que dan a entender los huesos.

Capítulo XXXII. La voz del alma en pena

Continúan el camino, estando agotados por el calor y lo difícil de la pendiente del terreno. Pasa un rato, cuando de pronto escuchan una voz lejana y fantasmal cantando una vieja canción pirata. Están aterrados y se niegan a continuar afirmando que se trata del fantasma del capitán Flint.

John trata de convencerles para continuar. Luego se percatan de que la voz es el fantasma de Ben y deciden no detener la búsqueda.

Logran conseguir el lugar que muestra el mapa, pero el tesoro se lo han llevado.

Capítulo XXXIII. La caída de un Caudillo

John le suministra a Jim dos pistolas con disimulo, cuando comienzan a discutir los piratas, disparando primero y resulta que de forma simultánea se escuchan dos disparos más, saliendo de entre las ramas de los arbustos el doctor y Ben.

Los piratas huyen y empiezan a perseguirlos, cuando se percatan de que el rumbo que tomaron no les permitirá huir en los botes.

Dañan uno de los botes y con el que queda se dirigen hasta la cueva donde se habían escondido.

Capítulo XXXIV. Se cuenta el fin de esta verdadera historia

El doctor y Ben le explican a Jim y a John que hacía dos meses que Ben había encontrado el tesoro y que se lo había llevado a esa cueva.

Pasan los días y ellos sólo están contando el dinero y trasladándolo al barco. No vuelven a ver a los piratas que huyeron.

Logran zarpar y es cuando los divisan en la playa pidiéndoles ayuda, no obstante deciden que es mejor dejarlos que llevarlos con ellos a Inglaterra, porque sino serán ahorcados.

Antes de llegar a Inglaterra deberán tomar más provisiones y deciden detenerse en la América Española. Estando en el lugar salen a las cercanías y cuando regresan se percatan de que John escapó llevándose una pequeña parte del tesoro, de lo cual se alegran.

Continúan hasta llegar a Inglaterra donde se reparten el tesoro y cada uno hace lo que desea con lo que tiene.

Si te gustó este artículo, también podrían ser de tu interés los siguientes enlaces:

El Viejo y el Mar

Resumen del Libro de la Selva

El Principito

(Visited 11.620 times, 6 visits today)

Deja un comentario