Las intermitencias de la muerte de José Saramago

Les presentamos la novela  Las intermitencias de la muerte de José Saramago, que fue escrita por el autor que era  de origen  portugués, quién ganó en el año 1998  el Premio Nobel de Literatura . Seguidamente podrá leer un resumen y análisis de la misma .

Resumen de las intermitencias de la muerte

Su excelente  obra se encaminada hacia la meditación sobre el desasosiego por  perder la vida.

Al mismo tiempo:

“sirve de pretexto para desenmascarar a la sociedad moderna [···] de incontables formalismos y actitudes hipócritas” (Bonilla; 2017)

Este hecho se vive  en un país que se desconoce su nombre  y en un tiempo también no establecido, el autor nos narra con una imaginación infinita, cambia algo que sucede todos los días y que lo reconocemos desde la primera luz  del mundo: la muerte decide  acabar con su trabajo mortal de todos los tiempos, entonces  las personas comienzan  a  dejar  de fallecer después de ese  año nuevo año, concretamente, “a partir de la medianoche del primer día del año nadie morirá”.

Al comienzo,  las muchedumbres celebran su triunfo sobre la muerte y se desata una euforia colectiva, que antes de lo esperado dará paso a la consternación y al desconcierto, creando una situación caótica. .  Por otro lado,  todas las fuerzas vivas de las sociedad; autoridades clericales , los intelectuales y los ilustrados  comienza a investigar concienzudamente para  tratar de encontrar la causa y descubrir -sin éxito-,  la razón de este evento acerca de por qué  las personas han dejado  de fallecer.

En el siguiente vídeo podrás apreciar la recomendación de las intermitencias de la muerte, espero te guste.

Por una parte  las congregaciones católicas se comienzan a  sentir amenazados,  por lo que está   sucediendo y va a desencadenar, porque   al poner en duda  su  principal fundamento dogmático acerca de la muerte  y resurrección de Jesús. Los líderes del catolicismo observan que los pobladores comienzan a disfrutar de lo sucedido con su nueva  inmortalidad.

Sin embargo esta satisfacción duró muy poco tiempo, la muerte ha  traído siempre consigo  innumerables  cambios financieros y estadísticos en lo referente a la población.  Por ello los comisionados de la salud pública, comienzan  a sentirse atemorizados  de que el  medio se vuelva caótico y se derrumbe,  debido al progresivo número de individuos incapacitados y  a punto de morir que llenan las casa de cuido para ancianos y clínicas sin potestad  de morir.

Al mismo tiempo, los dueños de establecimientos   funerarios, comienzan a temen seriamente  que no tendrán más labor  y se verán  obligados a solo organizar actos fúnebres   para animales.

En medio de este caos que comienza, surge un grupo reconocido como maphia (usando la “ph” es para que no sean confundidos  con la Mafia ),   ellos ofrecen una solución para eliminar y desaparecer a las personas que se encuentran al borde de su defunción  y que por esta decisión de la muerte,  no pueden cumplir su ciclo vital; la misma consiste en llevar a los que están falleciendo  al otro lado de las zona  fronterizas  del país, ya que allí fallecen de inmediato, porque se enteran que la muerte continúa trabajando en mundo entero. Este  negocio de la maphia, comienza  a crecer de inmediato, es tal la velocidad y eficacia que  el gobierno decide terminar asociándose con los maphiosos, Toda esta situación  les hace  casi llegar  a la  guerra con los  países colindantes.

Pasado un tiempo de estos vertiginosos cambios que ha creado este acontecimiento,  la muerte aparece poco después como una dama  llamada muerte (en minúscula  para distarla de la Muerte, que es la que  terminará con todo el universo).

La dama en cuestión, Ella avisa, a través de  comunicación que envía  a través  de una  transmisión a los medios de noticia, que su experimentación se acabó y que toda la población volverá a sucumbir. Al mismo tiempo  en el  intento de matizar la activación de la  muerte de nuevo en las personas, da su palabra de hacer llegar  una carta a los que van a morir prontamente y decirle darles  una semana  como tiempo, para que puedan  se preparen con anticipación  a su partida.

Se inicia  otro caos en el país que ya no se estaba confrontando, donde la población tiene que encarar su  destino inevitable.

En este  punto, la novela se orienta en la reciprocidad de la muerte con un violonchelista que no sucumbe.  La muerte comienza a enviarle cartas y las mismas   regresan a la residencia de la muerte  de forma inmediata. La muerte se da  cuenta y descubre que, que sin motivo  alguno, este señor no murió cuando le correspondía haberlo hecho.

Decide entonces  de algún modo iniciar y se propone analizar  detalladamente a este misterioso personaje, la muerte se perturba con él a tal punto, que decide asumir  una forma humana nada más que  para conocerlo. Planea ir a su casa y después de visitarlo, otorgar la epístola que le corresponde. Sin embargo, cuando lo conoce se enamora locamente del violonchelista y al hacerlo se transforma  en  ser humano. Y un día después, nadie muere.

Las Intermitencias de la muerte  está divida en 15 capítulos y se encuentran dos partes muy bien  definidas, que  aunque no formalmente señalados en el texto, al avanzar las reconoces.

Así que estructuralmente  está partida en dos, no por la temática, sino que se aprecia un  estilo literario distinto en lenguaje, ritmo.

En la primera parte, el escritor desarrolla con un humor muy propio, a través de la  ironía y el sarcasmo, las consecuencias que trae  a esta población la desaparición de la muerte crearía sobre la vida de un país, contando cómo operarían los primordiales poderes ante tal fenómeno.

En la segunda parte de la novela, y cuando el pueblo comienza aceptar el nuevo escenario, la muerte toma la decisión de continuar con su  actividad, suaviza su proceder y sorprendente: comienza a envía cartas, esmeradamente selladas en sobres  color púrpuras, a quienes les toca  morir y les comunica que les quedan siete días para prepararse.

Nuevamente se inicia el caos y el desconcierto.

El autor hace uso de un lenguaje sencillo y coloquial, dando  fluidez al relato, parte  de una narración en tercera persona y con específicos diálogos de algunos personajes, que atrapan inicialmente al lector para le temática de la muerte.

Interpretación

La Muerte  se humaniza a través de un proceso paulatino que   tiene como  causa   el amor que  comienza a sentir  hacia el músico al  quien  dirigías las   cartas que no llegaba a destino. Los sentimientos que experimenta la mujer son completamente nuevos para ella. Ante sí se abre para ella un mundo que  desconoce, y con este, la duda acerca de ella misma.

Esto también pasa  con la música. El arte y el enamoramiento, abren camino a su proceso de humanización. Ello se evidencia  cuando ella, al dejar la carta al violonchelista cuando  este dormía, ella  decide quemarla con un fósforo en vez de  sus dedos, y volver al lado del músico y aparecer  por primera vez la necesidad de dormir.

Saramago, nos hace  girar la perspectiva acerca de la muerte, que tenemos como punto final de todo y para todo, planteándonos una reflexión de la muerte como punto clave de  la existencia, futuro y desarrollo.

Nos da argumentos acerca que la muerte no es deplorable, sino que es la oportunidad de algo novedoso y desconocido y esto lo desarrolla en su obra formulándose interrogantes acerca ¿que pasaría si la muerte no existiera?.

Demuestra que la muerte es esencial para la vida, de modo que si no hay muerte, no hay vida y hay que morir para seguir viviendo.

Ediciones:

Esta obra Originalmente fue  escrita en portugués, y  su traducción al castellano fue validada por la esposa del escrito; Pilar del Río, al mismo tiempo avalado por su editorial que es Alfaguara.

Si te ha parecido útil la información encontrada en este artículo, puede que sea de tu interés leer los siguientes:

(Visited 1.370 times, 1 visits today)

Deja un comentario