Biografia de Luis Mario Cayetano Spota y sus novelas

En esta oportunidad, te traemos una completa biografía de uno de los escritores Mexicanos más celebres e influyentes de la época contemporánea, estamos hablando nada más y nada menos que de Luis Mario Cayetano Spota, en este artículo, revisaremos todos los acontecimientos importantes en su vida, tanto personal como profesional, al igual que daremos un vistazo a sus obras más celebres, dando un pequeño análisis de las mismas, no te pierdas de la interesante vida de este escritor azteca, acompáñanos a descubrirlo.

Resultado de imagen para Luis spota

Biografía de Luis Mario Cayetano Spota

¿ Que podemos decir de Luis Mario Cayetano Spota Saavedra Ruotti Castañares? En resumidas cuentas, solo existe un calificativo para nombrarlo, visionario nacido en la Ciudad de México el 13 de julio de año 1925 este célebre personaje fue un escritor y periodista mexicano que se dedicó a escribir de manera autodidacta, nunca tuvo una formación literaria universitaria, esto no lo detuvo para ser el autor de más de 30 libros, muchos de los cuales se han traducido exitosamente a más de diez idiomas alrededor del mundo.

Su impacto en la literatura mexicana fue tal que en su honor se fundó uno de los centros de Educación Artística más importantes del país El Cedart Luis Spota Saavedra ubicado en la Ciudad de México, donde se forman distintos estudiantes en las bellas artes.

Otra de sus anécdotas más curiosas es que fue elegido como el primer Presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) desde febrero del año 1963 hasta de septiembre del año 1968, deporte del cual era muy fanático.

Primeros años

Luis Mario Spota  fue el primer hijo de un inmigrante italiano que llegó al país en busca de oportunidades, escapando del recién instaurado fascismo de Mussolini en Italia. Su nana, la cual era de origen otomí, solia tener una rutina muy habitual para él, la cual consistía en narrarle al pequeño Spota multitud de historias y leyendas.

Poco a poco el joven Spota fue adquiriendo una inquietud innata por escribir pequeños cuentos, todo esto a raíz de un libro que le fascinaba el cual contenía una compilación de novelas con temática de aventuras de Verne, Salgari y Swift, este fue un obsequio de su padre y la chispa para encender su alma de escritor.

Realizó sus primeros estudios de primaria en el Colegio Francés, el cual se ubica en la Calle Puente de Alvarado de la Colonia San Rafael siendo un estudiante rebelde pero muy inteligente, en la Ciudad de México y la secundaria en una escuela pública en la cual destacaría por sus calificaciones. No obstante, la muy precaria situación económica por la cual atravesaba su padre y una mala relación con su madre, la cual lo tachaba de ser un inútil lo motivaron a abandonar su hogar, siendo adolescente, este sería un gran paso para Spota.

Después de abandonar su hogar, el joven Spota arribó a la ciudad de Tampico, Tamaulipas, donde después de pasar situaciones embarazosas pudo encontrar trabajo en un barco que tenía como destino el puerto de Progreso en el estado de Yucatán.

Después de pasar grandes dificultades, logro regresar a la Ciudad de México donde tomo la decisión e infinitos esfuerzos por independizarse, para poder lograr este anhelado objetivo tuvo varios empleos informales con los cuales podía ganar algo de dinero, no tuvo vergüenza de repartir volantes, ponerse a vender navajas de rasurar en la Avenida Juárez en pleno sol de verano, vendía enciclopedias de puerta en puerta y fue ayudante de mesero en el famoso café Regis.

Sin embargo, su pasión por escribir seguía más viva que nunca y en el café Regis pudo captar la inspiración de los curiosos personajes que frecuentaban dicho establecimiento para finalmente incluirlos en sus obras literarias. Pudo tomar un curso rápido de fotografía e inclusive se preparaba para ser torero profesional, no hubo una cosa que este hombre no intentara.

Lo más curioso de todo el asunto es que Luis Spota fue un apasionado del pugilismo, esto le permitiría ser más adelante ser miembro de la Asociación Nacional de Box, presidente de la Comisión de Box y Lucha del Distrito Federal y presidente fundador del Consejo Mundial de Boxeo, es sorprendente como de sus orígenes humildes pudo llegar con esfuerzo y dedicación a tan ambiciosas metas.

Resultado de imagen para Luis spota joven

Trayectoria Periodística

No podemos olvidar que Spota también era un destacado periodista, a la corta edad de 14 años tuvo la oportunidad de realizar varias entrevistas, una de las más importantes de estas fue la que le realizó al famoso aviador Francisco Sarabia en el año de 1939. Esta entrevista fue posible gracias a un encargo de Regino Hernández Llergo, el cual fungía como director de la revista “Hoy”, este tuvo la decisión de emplearlo para realizar esta entrevista a pesar de la corta edad de Spota luego de que el joven, con una seguridad pasmosa en sí mismo atípico de los chicos de su edad, se entrevistara con él.

Después de esta primera incursión en el mundo del periodismo a la corta edad de 14 años, el famoso periódico La Hoja de la Tarde le encargo cubrir como fotógrafo la llegada de los exiliados españoles al puerto de Veracruz, Spota ya poseía habilidades como fotógrafo y pudo captar magistralmente a quienes huían de la Guerra Civil en España, sus fotos ahora son parte del archivo nacional de periodismo.

Tan pronto pudo captar las fotografías del evento, corrió a enviarlas por correo a la oficina central del periódico y pudo conseguir de esta manera la exclusiva para la modesta publicación, un logro importante para él. En el año de 1941 pudo colaborar para la revista Mujeres y Deportes con interesantes artículos sobre el cine de esa época, así como en la revista Novelas de la Pantalla, donde hacía críticas literarias y televisivas.

Años más tarde pudo lograr su tan anhelado ingreso al periódico Excélsior, uno de los mas importantes de México, todo esto fue posible gracias a la maravillosa entrevista que pudo realizar al timbalista de la Orquesta Sinfónica Nacional, su manejo de la entrevista dejo impresionados a los administradores del Excélsior.

Cuando ya había ingresado en este reconocido periódico, tuvo la oportunidad de trabajar en la edición vespertina de dicho diario, La Ultima Hoja, en este apartado pudo escribir la columna Rezagos, sustituyendo a la ya reconocida redactada por el poeta Salvador Novo: Side Car. En el periodo de 1943 a 1944 tuvo la oportunidad de escribir la columna Pericles, en colaboración con Rafael Heliodoro Valle, teniendo esta sección especial éxito en los lectores de esa época. Spota tuvo tanto renombre en este periódico que alcanzó a conseguir la primera plana del mismo, la cual se componía de un título con encabezado a ocho columnas durante 43 días consecutivos, teniendo especial acierto a la hora de escoger los temas de interés del lector, también pudo publicar de manera exitosa diez notas suyas el mismo día en dicha primera plana, un hecho difícil de lograr para cualquier periodista de la época.

Junto con el periodista reconocido Carlos Denegri, de quien se convirtió en un gran amigo y compañero, se transformó en uno de los mejores reporteros del periódico, todo gracias a su constancia y dedicación a su trabajo.

Para un chico tan joven fue una vertiginosa carrera la que estaba experimentando, aunada a su juventud, todo este empeño y constancia le hizo ganarse un apodo entre sus compañeros más cercanos, lo llamaban “el niño terrible de Bucareli”, en referencia a la avenida Bucareli, donde tiene su sede el periódico Excélsior, ya era un periodista insignia de dicho periódico.

Su carrera como periodista ascendió de manera tan meteórica que, a sus escasos 19 años le fue encomendada la dirección del periódico La Extra, fue el director más joven de este periódico en toda su historia. Durante la gestión de Spota, la impresión de periódicos tuvo un elevado incremento de 30 mil a 92 mil ejemplares. A los 21 años gracias a su exitosa gestión en el periódico La Extra, fue nombrado como director del periódico Ultimas noticias, cargo que desempeñó en un periodo comprendido entre 1945 a 1947.

Es entonces que en el año de 1948 a sus cortos 25 años pudo obtener el codiciado Premio de Periodismo otorgado por la Asociación Nacional de Periodistas, este premio en gran parte fue mérito de un artículo publicado que reveló la verdadera identidad del novelista B. Traven, algo inédito que sorprendió a muchos; dicho artículo fue publicado el 7 de agosto de 1948 en la revista Mañana, en la cual fungía como jefe de redacción y colaborador, estaba en la cima de su carrera como periodista.

Más adelante tuvo importantes colaboraciones en el ámbito del periodismo político, destacó por sus columnas en el periódico “Política” y del periódico “Novedades”, en el cual escribió la columna 24 horas en la que se comentaban los aspectos políticos más importantes de México.

Fue director de la publicación Claridades y de la revista cultural Espejo, la cual se encargaba de la difusión de cultura en el país, estuvo en este puesto en el periodo comprendido entre 1967 y 1969, y de 1965 a 1985 tuvo una importante participación como responsable absoluto de todas las publicaciones de El Heraldo Cultural, suplemento del periódico El Heraldo de México.

En 1979 volvió a obtener el ansiado Premio Nacional de Periodismo de México por su trabajo en televisión. Fue miembro de la Asociación Mexicana de Periodistas y de la Asociación de Periodistas Cinematográficos de México, en fin, fue uno de los periodistas más importantes de la historia de México, dejando grandes influencias gracias a todo el trabajo periodístico que desempeñó.

Resultado de imagen para Luis spota de periodista

Radio

Spota no solo se limitó a su trabajo en el ámbito periodístico, también tuvo una importante participación en la radio mexicana, todo su trabajo de radio difusión data desde el año 1949, en la XEW. Obtuvo el premio al Mejor Comentarista Radiofónico en 1952 y 1953, por lo cual su trabajo queda registrado para la historia de México.

Televisión

En el ámbito televisivo podemos fechar su primera incursión en el programa Magazine televisado en el año de 1958. Tiempo después tuvo la oportunidad de realizar junto con Rafael Solana el programa de crítica Tribunal cinematográfico en el año de 1959, transmitido por el canal 4, Spota era un amante del cine, le encantaba apreciar las buenas películas y comentarlas en vivo para miles de televidentes. Después, fue titular del programa Grandes Series de Golf en el año de 1969, este programa del canal 8 de Televisión Independiente de México, cuya duración fue de 18 meses, narrando los partidos de golf más importantes de la época.

Junto con la famosa Lolita Ayala, condujo el programa Cada noche lo inesperado en el año de 1973, transmitido por la empresa Televisa, un programa de entrevistas de ámbito familiar en el cual asistían grandes personalidades del medio televisivo.

Después, Ingresó al Canal 13, el cual era propiedad del Estado, que más tarde se convirtió en Imevisión, el año de 1974, aquí fungió como un destacado entrevistador, donde tuvo la oportunidad de conducir los programas Diálogo abierto, Fuera de Serie, entrevistando a personalidades de diferentes ámbitos, a partir del año de 1977, inauguro La Hora 25, un programa que se encargaba de realizar entrevistas a invitados sobre temas de actualidad, política o cultural, tuvo especial éxito en este programa por su reconocida trayectoria. En Fuera de Serie compartió la pantalla con Gutierre Tibón, con quien sostuvo eruditos diálogos.

Faceta de escritor

En su lado más literario podemos decir que la obra novelística de Luis Spota está muy caracteriza por un abordaje muy íntimo de la vida urbana en México, de los años 1950 y 1960, como ya observamos antes, Spota obtenía su inspiración de las calles de la ciudad de México, sus habitantes, sus miles de historias cruzadas que lo empapaban cada día, los libros tenían un enfoque hacia su sociedad y su clase política, realizaba críticas punzantes a las élites políticas de la época.

Uno de los libros publicados fue “Murieron a mitad del río” aborda el delicado tema de la migración de los braceros mexicanos a Estados Unidos, un tema que es delicado en México debido a que mucha gente decide abandonar su país en busca de una vida mejor; “Las grandes aguas”, narra la construcción de una enorme presa en la cual los trabajadores son maltratados, cuanta sus anécdotas y situaciones hilarantes ; “Casi el paraíso”, las cómicas aventuras de un estafador italiano, Hugo Conti, que se hace pasar por noble entre políticos, empresarios y familias de abolengo en México para poder realizar sus fechorías.

“La plaza” es una novela que se ocupa del movimiento estudiantil de 1968, donde los estudiantes luchaban por mejores reivindicaciones en sus universidades y de mejorar aspectos sociales; “Palabras mayores”, habla de la manipulación que el presidente en turno ejercía sobre sus subalternos para elegir entre ellos al candidato del partido oficial que se convertiría en su sucesor, una práctica muy utilizada en los políticos de la época para formar una especie de dinastía  y “El primer día”, los estragos que produce en el expresidente la pérdida del poder al término de su mandato, una antología de la sed de poder en los hombres comunes.

Las novelas políticas de Spota tienen grandes repercusiones en la literatura mexicana y posee gran  tiraje gracias a su actualidad y fidelidad en el retrato del poder que pudo observar en la elite política mexicana, a la fecha, son unas obras de especial valor para aquellas personas las cuales  les interesen en conocer de cerca los intríngulis de todo el acontecer político mexicano durante el dominio del Partido Revolucionario Institucional (PRI); todas estas novelas formaron la serie exitosa de “La costumbre del poder” que comprende las siguientes obras literarias con corte político: “Retrato hablado”, “Palabras mayores”, “Sobre la marcha”, “El primer día”, “El rostro del sueño” y “La víspera del trueno”.

Spota adquirió conocimiento de primera mano sobre los factores de poder y las manías privadas en gran parte gracias a la estrecha relación que tenía con muchos de los políticos de la época, las miles de entrevistas que ejecutó y el conocimiento de toda la parafernalia que se manifestaba dentro de los partidos políticos de esos años.

También podemos decir que el escritor emplea en este grupo de obras un lenguaje directo, que te golpea sin tapujos, con escasos matices, muy próximo al tono neutral de la práctica del periodismo y, a menudo, no hace sino narrar con otros nombres (propios y toponímicos), momentos muy particulares de la actualidad política mexicana de entonces, estas obras son consideradas como un patrimonio cultural mexicano.

Análisis de las obras de Luis Mario Spota

Es bien sabido que la historia de las ediciones de todos los libros de  Luis Spota son muy bien reeditadas por los aconteceres del Siglo XXI, todo esto se remonta por lo menos formalmente al año de 1985, Fecha en la cual el gran Luis Spota fallece a causa de un cáncer pancreático a sus 59 años de edad, en el mes de enero, en esa fecha la revista Plural le brindo un merecido homenaje al autor, dedicándole a su memoria en mayo de ese mismo año infinidad de interpretaciones de sus novelas más famosas.

En esa famosa edición el poeta y filósofo Labastida señalaba que Luis Mario Spota había sido objeto de un desdén crítico en México, todo esto a pesar de la enorme riqueza, complejidad y calidad de su obras, este desdén podría explicarse por las agudas críticas que este hacia a la elite política mexicana.

En aquél famoso artículo titulado “El lugar de Luis Spota en la literatura mexicana” Labastida señalaba tres aspectos fundamentales de este hábil escritor mexicano:  la primera de ellas es según sus propias palabras “Spota acumula una enorme cantidad de materiales narrativos, varias líneas de acción que tienden hacia un punto” lo segundo es que según este filosofo originalidad  novelística de Spota es una constitución de un inmenso mural, el cual es quizás sólo comparable al intento de un Diego Rivera por expresar todos los problemas y complejidades políticas de un país enredado en corrupción , sus diatribas económicas y sociales, y por ultimo según las palabras de este académico “Spota trabajaba sus manuscritos con extremo cuidado”.

Cabe señalar que tocó a su amigo íntimo Labastida realizar la edición póstuma de la novela Días de poder, la cual es una de las más representativas de toda la bibliografía del autor. En ese mismo número colaboraban Rafael Solana, Evodio Escalante y Sara Sef chovich, todos reunidos para saludar y salvar la obra literaria del novelista y así entregarle a los lectores una joya histórica del acontecer político llevado al mundo literario mexicano.

El lector de las novelas de Spota pronto descubre que lee estas obras de manera muy peculiar y no sólo como un lector ingenuo deseoso de lanzarse a la enorme catarsis que te puede brindar una buena novela ,sino que a través de Spota, los mexicanos podían entender de manera más clara y enfática el país en el cual vivían, todo por la manera directa en como escribía sus manuscritos, este autor, poseía un ojo clínico atento a descubrir en sus novelas todo el entrenado y acontecer de la política y sus protagonistas en México y a veces estos libros funcionan como presagio de lo que pueda pasar en la política actual de este país, así de impactante eran sus obras.

Es notable que a los lectores de Spota les encanta leer novelas que llevan al ámbito literario todos esos mecanismos y secretos resortes del poder y de los políticos mexicanos, intentando tener así una visión neutral y objetiva de lo que tenían frente a ellos, y no dejarse llevar por discursos políticos llenos de promesas vacías.

Además de esto, se puede notar que el autor leía otras novelas de tintes políticos para así poder encontrar o descubrir en ellas frases o sentencias que se apliquen de forma universal, sentencias clásicas del acontecer político del Renacimiento y en la Revolución Francesa; se puede reconocer en sus obras la influencia del gran Nicolás Maquiavelo, el tono de Francesco Guicciardini, los acentos de Baltasar Castiglione, los ecos de Baltasar Gracián o de Napoleón Bonaparte, y esos libros que genéricamente se conocieron como “espejos de príncipes”.

Bajo toda esta información y la manera como se desenvolvía en la maquinaria política mexicana, Luis Mario Spota sabia como realizar un correcto análisis en sus obras de los problemas socioeconómicos y políticos de su país, por lo cual resultan casi proféticas las máximas que este dictaba.

Resultado de imagen para luis spota la costumbre del poder

Otra de las acotaciones importantes que debemos hacer es que, la de Luis Spota es una literatura que tiene una estructura realista, redactada de una manera brillante, rápida e inteligentemente armada para captar la atención de los lectores, los cuales quedan atrapados por la verosimilitud de las historias que captan, relacionándolas inmediatamente con su acontecer diario en México.

Una de las cosas más exitosas de toda la tesis de Spota , la cual tuvo un impacto abrumador, es el milagroso hecho de desmentir ese dicho popular que dictaba que “México no se lee”. No faltaron los enormes homenajes al autor y todavía décadas después de su sentida muerte ardía el sentimiento de su fama por su gran legado para el país.

No obstante, podemos decir también, por caprichos editoriales y presión política, su obra empezó a ser reprimida por el inmenso poder político de los gobernantes y aun con esto sus libros se volvieron incontrolables entre la población, debido a que las situaciones acontecidas hacían que por así decirlo, el pueblo los pidiera a gritos, siendo una brújula moral y de pensamiento objetivo para muchos lectores.

Entre el periodo comprendido de los años 1975 y 1980 Luis Spota publicaría las seis novelas más reveladoras y entrañables del autor, las cuales componen el grupo de obras que llevan por nombre  “La costumbre del poder” están conformadas por las siguientes novelas: “Retrato hablado (1975)”; “Palabras mayores (1975)”; “Sobre la marcha (1976)”; “El primer día (1977)”; “El rostro del sueño (1979)”; y “La víspera del trueno (1980)”.

En total esta obra se compone de unas dos mil ochocientas páginas, las mismas fueron publicadas durante los periodos presidenciales de Luis Echeverría y José López Portillo, sin embargo tienden a recapitular la historia política del país que empieza desde el infame Manuel Ávila Camacho, Miguel Alemán, Adolfo Ruiz Cortines, Adolfo López Mateos y Gustavo Díaz Ordaz.

Entre otros tantos presidentes mexicanos de la época, así como la de los muchos nombres importantes dentro de la esfera del poder económico los cuales prosperaron y se enriquecieron en las sombras de todos estos gobernantes y que de alguna manera forman parte de la realidad corporativa mexicana contemporánea, los poderes que rigen todo en el país azteca, el económico y el político.

Ahora bien, es acertado decir que cada una de estas novelas está acompañada de una curiosa lista de personajes, un elenco entre cinematográfico y teatral que hace muy amena la lectura, esto tiene la intención de orientar de manera adecuada al lector en la selva de las miles de páginas que componen las narraciones de este hábil escritor, de otra manera, sería una lectura muy pesada de leer.

Estos curiosos repartos están elaborados para que apunten a la relación que tiene la obra con el cine y el teatro, fundiendo la realidad política con el mundo de las bellas artes. Por esas razones, resulta tanto más significativa toda la reedición que se realizó para pulir ciertos aspectos.

La costumbre del poder que ha emprendido una búsqueda por el sentido común y la exposición de la verdad, gracias a la iniciativa de su director Jaime Labastida, quien en 1997 decía: “La primera gran novela urbana la ofreció Luis Spota y no Carlos Fuentes” (Crónica, 384, 10 de julio de 1997) de esta forma queda en la memoria colectiva del acervo cultural mexicano.

Resultado de imagen para luis spota con sus libros

Boxeo y Lucha Libre

Otras de las facetas de este ilustre hombre fue ser un habido amante del boxeo, tanto fue su impacto en este deporte que el mismo fue presidente de la Comisión de Box y Lucha libre desde 1959 hasta el día de su muerte en 1985, realizando labores importantes para estos deportes y sus participantes.

Entro a la historia por ser elegido como el primer presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) (de febrero de 1963 – de septiembre de 1968) fundando esta gran asociación que sobrevive hasta hoy en día.

Además puso en marcha un programa de alfabetización para los boxeadores, debido a que muchos de ellos no sabían leer o escribir.

Obras realizadas por Luis Mario Spota

Dentro de la gran cantidad de obras literarias, de cine y teatro podemos encontrar las siguientes:

Novelas

  • De la noche al día, publicada en el año 1945
  • José Mojica, hombre, artista y fraile, publicada en el año 1947
  • El coronel fue echado al mar, publicada en el año de 1947
  • Murieron a mitad del río, publicada en el año 1948
  • Vagabunda, publicada en el año de 1950
  • Más cornadas da el hambre, publicada en el año 1950, la cual ganó el Premio Ciudad de México a mejor novela
  • La Estrella vacía, publicada en el año 1950
  • Las grandes aguas, publicada en el año de 1954, ganando el Premio Ciudad de México, Carlos Sotomayor se basó en ella para hace la telenovela del mismo nombre.
  • Casi el paraíso, publicada en el año 1956
  • Las horas violentas, publicada en el año 1958
  • La sangre enemiga, publicada en el año 1959
  • El tiempo de la ira, publicada en el año 1960
  • La pequeña edad publicada, en el año 1964
  • La carcajada del gato, publicada en el año 1964
  • Los sueños del insomnio, publicada en el año 1966
  • Lo de antes, publicada en el 1968
  • La plaza, publicada en el año de 1971
  • El viaje, publicada en el año 1971
  • Las cajas, publicada en el año 1973
  • Retrato hablado, publicada en el año 1975
  • Palabras mayores, publicada en el año 1975
  • Sobre la marcha, publicada en el año 1976
  • El primer día 1977
  • El rostro del sueño, publicada en el año 1979
  • La víspera del trueno, publicada en el año 1980
  • Mitad oscura, publicada en el año 1982
  • Paraíso 25, publicadas en el año 1983, ganado el Premio Mazatlán de Literatura 1984
  • Los días contados, publicada en el año 1985
  • Días de poder, obra póstuma publicada en el año 1986
  • Historia de familia, obra inconclusa.

 

Teatro

  • Ellos pueden esperar la cual fue estrenada en el año 1947, bajo la dirección de José de Jesús Aceves en el Teatro de Bellas Artes.
  • El aria de los sometidos, la cual fue estrenada en el año 1998, en el Teatro Rafael Solana.
  • Dos veces la lluvia, estrenada en el año 1999.

Cine

Este multifacético escritor también tuvo la oportunidad de incursionar en el cine, su carrera como escritor de guiones cinematográficos empezó en el año de 1949.

El encargado de producir la cinta “Hipócrita” Miguel Morayta, le solicitó a Spota un argumento sólido a partir de la letra de una canción que posee el mismo nombre, todo esto con la finalidad de lanzar a la fama a una joven actriz y bailarina tabasqueña, rebautizada por la industria cinematográfica como Leticia Palma.

También se le pidió realizar la creación de un personaje el cual tenía por características de galán maduro y hasta cierto punto con tintes de villano, todo para el actor Antonio Badú, prever la aparición del trío Los Panchos y se le autorizó un papel secundario pero destacable para una joven actriz: Elda Peralta, protegida de Spota la cual lo hizo de manera profesional, y quien posteriormente se convertiría en su compañera inseparable. Spota obtuvo el premio Ariel al mejor argumento por la película

En la palma de tu mano (1951), premio que otorga la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas. Fue miembro de la Sección de Adaptadores y Directores del Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica (STPC).

También fungió como director de cine en las películas Nadie muere dos veces (1952), La muerte es mi pareja (Quiero vivir) (1953), Amor en cuatro tiempos (1954), y Con el dedo en el gatillo (1958), serie de cuatro cintas integrada por Con el dedo en el gatillo, El anónimo, El vengador, el dinamitero y La tumba.

Filmografía

  • Hipócrita, del director Miguel Morayta (1949). Guion realizado por: Miguel Morayta, y argumento de Luis Spota.
  • Corazón de fiera, del director Ernesto Cortázar (1950). Guion realizado por: Ernesto Cortázar, con el argumento de Luis Spota.
  • Flor de sangre, Dirigida por Zacarías Gómez Urquiza (1950). Guion realizado por Neftalí Beltrán, Zacarías Gómez Urquiza, Basada en la novela Vagabunda de Luis Spota.
  • Camino del infierno del director Miguel Morayta (1950). Guion realizado por Miguel Morayta, bajo el argumento de Luis Spota.
  • La Tienda de la esquina dirigida por José Díaz Morales (1950). Guion realizado por José Díaz Morales, Carlos Sampelayo, bajo el argumento de Luis Spota.
  • En la palma de tu mano dirigida por Roberto Gavaldón, (1950). Guion realizado por José Revueltas, Roberto Gavaldón, bajo el argumento de Luis Spota, basado en fotograma homónimo de Luis Spota.
  • Trotacalles, dirigida por Matilde Landeta (1951). Bajo el Guion de José Águila, Matilde Landeta, Luis Spota, basado en el argumento de Luis Spota.
  • Torerillo, dirigida por Luis Spota (1951). Guion elaborado por Luis Spota, con su mismo argumento. Cinta experimental.
  • Las cartas, dirigida por Luis Spota (1951). Guion elaborado por Luis Spota, con su mismo argumento. Cinta experimental.
  • La noche avanza Dirigida por Roberto Gavaldón (1951). Guion realizado por Roberto Gavaldón, José Revueltas, Jesús Cárdenas Gavilán, bajo el argumento de Luis Spota.
  • Nadie muere dos veces, dirigida por Luis Spota (1952). Guion elaborado por Luis Spota, con su mismo argumento.
  • La muerte es mi pareja (Quiero vivir) del director Alberto Gout (1953). Guión elaborado por Alberto Gout, bajo el argumento de Luis Spota.
  • La gitana blanca, del director Miguel M. Delgado (1954). Guion: Miguel M. Delgado, bajo el argumento de Luis Spota.
  • Tu vida entre mis manos, del director Raphael J. Sevilla (1954). Guion hecho por Raphael J. Sevilla, bajo el argumento de Luis Spota.
  • Amor en cuatro tiempos, dirigida por Luis Spota (1954). Guion elaborado por Luis Spota, Julio Alejandro de Castro, bajo el argumento de Luis Spota.
  • La culpa de los hombres Dirigida por Roberto Rodríguez (1954). Guion realizado por Ricardo Parada de León, Carlos González Dueñas, bajo el argumento de Luis Spota y José Luis Celis.
  • Donde el círculo termina dirigida por Alfredo B. Crevenna (1955) Guion realizado por Luis Spota, José Revueltas, Alfredo B. Crevenna, bajo el argumento de Luis Spota y los Diálogos de José Revueltas.
  • La Revolución mexicana en sus murales, dirigida por Luis Spota (1956-1957). Guion realizado por Luis Spota es un documental-Reportaje. Fue presentado en el Festival de Berlín en junio de 1951.
  • El rescate de las islas Revillagigedo (Dir. Luis Spota, 1956-1957). Guion: Luis Spota, Elda Peralta. Documental filmado por Carlos Carvajal.
  • La mujer marcada, dirigida por Miguel Morayta (1957). Bajo el Guion de Miguel Morayta, y siguiendo el argumento de Luis Spota, Adolfo Torres Portillo, María Luisa Algarra. Diálogos: Julio Alejandro de Castro.
  • Qué noche aquella, dirigida por Íñigo de Martino (1957) bajo el guion de Íñigo de Martino, con el argumento de Óscar Ayala, seudónimo de Elda Peralta y Luis Spota.
  • Los tres vivales dirigida por Rafael Baledón (1957). Guion realizado por Luis Spota, Adolfo Torres Portillo bajo el argumento de Luis Spota.
  • El derecho a la vida, del director Mauricio de la Serna (1958). Guion realizado por Adolfo Torres Portillo, Oscar Ayala, seudónimo de Elda Peralta y Luis Spota.
  • La estrella vacía dirigida por Emilio Gómez Muriel (1958). Guion realizado por Julio Alejandro de Castro, Emilio Gómez Muriel bajo la novela homónima de Luis Spota.
  • Con el dedo en el gatillo, dirigida por Luis Spota (1958). Guion realizado por José Walter, seudónimo de Luis Spota, Adolfo López Portillo.
  • El vengador bajo la dirección de Luis Spota (1958) Guion realizado por José Walter, seudónimo de Luis Spota, Adolfo López Portillo.
  • El dinamitero, dirigida por Luis Spota (1958). Guion realizado por José Walter, pseudónimo de Luis Spota, Adolfo Torres Portillo.
  • La tumba dirigida por Luis Spota (1958). Guion realizado por José Walter, pseudónimo de Luis Spota, Adolfo Torres Portillo.
  • Dos gallos en Palenque, bajo la dirección de Rafael Baledón (1958). Guion realizado por Adolfo López Portillo, Luis Spota (no aceptó crédito).
  • El Norteño / El último Montecristo, dirigida por Manuel Muñoz con la codirección de Alberto Mariscal (1960). Guion realzado por Luis Spota, Marco Aurelio Galindo. Serie de doce episodios.
  • El hombre de papel, dirección de Ismael Rodríguez (1963). Guion realizado por Ismael Rodríguez, Pedro de Urdimalas, Mario Hernández, basada en la novela de “El billete” de Luis Spota.
  • Cuernavaca en primavera: Nido de Amor / El mago / El bombón del director Julio Bracho (1965) bajo el Guion de Adolfo Torres Portillo, Julio Bracho, argumento de Luis Spota (no aceptó crédito).
  • La sangre enemiga, del director Rogelio A. González (1969). Guion realizado por: Rogelio A. González bajo la novela homónima de Luis Spota.
  • Cadena perpetua, del director Arturo Ripstein (1978). Guion bajo el guion de Vicente Leñero, Arturo Ripstein, basada en la novela Lo de antes, de Luis Spota.

Resultado de imagen para luis spota escribiedo

De esta manera hemos llegado al final de este completo articulo donde abordamos todos los aspectos de la vida del gran Luis Mario Spota, desde su lucha por superarse y ser una de las personas mas importantes para el acervo cultural mexicano, hasta el repaso de todas sus obras, pasando por la literatura, el cine, el teatro y aspectos como su afición por el boxeo.

Si te gusto esta lectura, también te recomendamos darle un vistazo a

El Lobo Estepario o también puede leer

Biografia de Axel Kaiser

La ratonera, gracias por visitarnos.

(Visited 399 times, 1 visits today)

Deja un comentario