Pedro Páramo: Resumen, Análisis y Biografía del Autor.

Pedro Páramo es considerada una de las novelas notables de la literatura latinoamericana moderna, escrita por el Jalisciense Juan Rulfo, quien funde a través de palabras un relato difícil de repetir e imitar con una mezcla de historia, leyenda, mito y sueños.

Pedro Páramo

Origen de la Obra “Pedro Páramo”

Esta novela es una realidad y a la vez una fantasía que hacen equivocarse, produciéndose el realismo mágico, que es la forma de escritura propia de las décadas del ’60 y ’70, siendo la única que consiguieron para expresarse los que vivían en países bajo régimen dictatorial sin exponerse al peligro de la crítica o llegar al límite del exilio.

Los hechos humanos no siempre se dan en secuencia.” –Juan Rulfo.

El autor Juan Rulfo imaginó el concepto de esta obra finalizando la década del ’40. Luego recibe una beca en el Centro Mexicano de Escritores, con lo que tuvo la oportunidad de publicar los bocetos que inicialmente escribió utilizando los títulos “Una estrella junto a la luna” y “Los murmullos”, entre 1953 y 1954.

Finalmente la editorial Fondo de Cultura Económica publica la obra terminada en 1955, siendo esta la primera edición bajo el título “Pedro Páramo”.

Sinopsis

En el libro “Pedro Páramo” el lector descubre la presencia de dos tramas paralelas, en la que el autor Juan Rulfo menosprecia el tiempo objetivo y utiliza un modo de diferentes niveles temporales que logran desorientar, haciendo que el pasado se intercale en el presente, dando como resultado que se altere la secuencia, se divida la cronología y se genere una confusión temporal, además, se experimenta la variación repentina del espacio y los personajes, donde inicialmente se describe una trascendencia de la eternidad y luego una condensación del tiempo.

Primera trama

En la primera trama donde Juan preciado llega a Comala en busca de Pedro Páramo, su padre. En ese instante se unen las dos Comalas, la que había antes de la salida de Dolores Preciado y la que percibe su hijo.

Se suscita el diálogo entre Damiana Cisneros y Juan Preciado. Cuando se traslada el diálogo al ahogamiento de Damiana se reproducen escenas vividas de un pasado lejano que hace insinuar la otra trama. En esta trama también está presente el diálogo entre Juan Preciado y Dorotea en la tumba, donde los acontecimientos están como plasmados en las paredes y a su vez los repoducen la propagación despertando un pasado inmediato y un pasado remoto.

Estos se captan conectados a través de los hechos a los que se refieren Damiana, Dorotea y Eduviges, que se suscitan durante tres días del pasado inmediato.

Segunda trama

En la segunda trama se conoce la biografía de Pedro Páramo, con detalles de su niñez, juventud, amoríos, ascenso al cacicazgo de la comarca y su triste muerte de manos de su hijo Abundio Martínez quien lo apuñala repetidas veces.

En esta trama se refieren a su vez a dos momentos históricos que enmarcan el tiempo en que se suscitan los hechos que son “La Revolución Mexicana” y “La Guerra de los Cristeros o Cristiada”, lo que hace deducir que transcurre entre 1880 y 1930.

Durante esta segunda trama se describe aparte de la vida de Pedro Páramo, la salida de Dolores Preciado de Comala y el ahogamiento de la voz de Damiana Cisneros.

Pedro Páramo

Argumento de “Pedro Páramo”

Juan Preciado, de quien se conoce el nombre transcurrida la novela, le promete a su madre Dolores Preciado en su lecho de muerte que iría a Comala en busca de su padre Pedro Páramo que no conocía para reclamarle lo que estuvo obligado a darles y nunca les dió, que el olvido se lo cobrase caro.

Él nunca tuvo intención remota de cumplir la promesa que le hizo a su madre, hasta que se inician en él sueños e ilusiones, que se suscitan a una semana del fallecimiento de la misma y es cuando decide emprender el viaje.

Inicio del viaje a Comala

Su relato se presenta discontínuo, fraccionado, a la vez se combina con diálogos de su madre que tiene pocos días de fallecida y se intercepta la narración en primera persona, de quien se presume es su padre Pedro Páramo.

En su viaje se consigue a Abundio Martínez, que lo guía hasta su llegada a Comala. Luego se van presentando personas que percibe como fallecidas. Se da cuenta que es un pueblo misterioso donde se escuchan voces y susurros. Su padre Pedro Páramo falleció y el resto de las personas también. Los fantasmas son los únicos que dan fe de lo vivido y de como era su padre.

Juan preciado al percatarse de que todo es irreal, de lo que escucha y ve, termina  por comprender que él también está muerto y que todo su relato se lo cuenta a otra alma en pena que lo acompaña.

¿Personajes omniscientes?

Casi la totalidad de los personajes del relato de Juan Preciado son omniscientes, es decir, él relata lo que ven, oyen, sienten, piensan, lo sabe todo y lo ve todo, él es un narrador externo de estos personajes como Dolores Preciado su madre, Eduviges Dyada (amiga de su madre), Abundio Martínez (hijo de Pedro Páramo), Susana San Juan (amor de la niñez de Pedro Páramo) y Damiana Cisneros (informante de Juan Preciado en la narración).

Cuando ha transcurrido un tercio de la obra, se inicia el monólogo interior de Pedro Páramo, en el cual pasa a ser el nuevo narrador omnisciente, mostrando detalles de su vida desde su niñez, juventud, su amor hacia Susana San Juan, su cambio hacia una posición social superior, su arbitrariedad opresiva, sus desmedidos amoríos, hasta el momento en que su hijo Abundio Martínez lo asesina propinándole múltiples puñaladas.

Al igual como su personaje se muestra despiadado, se describe como un hombre con gran habilidad para dominar a los soldados, que de no ser así,  hubieran acabado con Comala. También fue muy cariñoso con su hijo Miguel Páramo, nacido fuera de su unión conyugal, pero criado por él en su hogar.

El amor que Pedro Páramo sentía por Susana San Juan era lo puro en su conciencia, lo que realmente tenía peso y fuerza, más que sus abusos, porque sus injusticias solo fueron actos para superar cada vez más su poder. Susana era su gracia, por eso al perderla con su muerte se siente desdichado y completamente infeliz.

Análisis

Juan Rulfo en su libro Pedro Páramo, nos describe las injusticias del poder de los dictadores y los grandes problemas sociales siempre ocultos en México y Latinoamérica, usando como ejemplo a su personaje Pedro Páramo, hacendado de Comala, que sometió a su pueblo con su poder y autoritarismo, haciéndoles sufrir crueldades, siendo ambicioso, egocentrista y deshonesto.

Lo llamaban cacique pero en verdad era un terrateniente, que cada vez tomaba mayor posesión de las tierras y hasta de las mujeres del pueblo. Los habitantes empezaron a abandonar sus casas por temor a ser asesinados y las mujeres por miedo a ser tomadas sin sus deseos. Tuvo exceso de poder y gran influencia sobre su poblado.

Sólo dos desgracias lo debilitaron, que son los fallecimientos de su hijo Miguel y Susana San Juan, la única mujer que realmente amó. Cuando su hijo fallece, sintió que de algún modo estaba empezando a pagar su comportamiento cruel y despiadado, se mostró afligido, lo que le dió fuerza fue su inmenso amor que habitaba en su corazón por Susana San Juan.

Su verdadero castigo fue enamorarse de ella y al verla fallecer comenzó su mundo oscuro, se abandonó, se aisló, dejándose llevar por la devastación interior.

Así es como poco a poco Comala se fue transformando en un pueblo donde solo habitan fantasmas que penan porque ni muertos consiguen la paz. El autor Juan Rulfo en su irrepetible libro plasma el sifrimiento que vivieron los habitantes de los países de América al tener gobernantes tiranos y ambiciosos.

Estructura

En la obra se distinguen dos planos o estructuras definidas que son:

Estructura Externa

La historia de esta novela está compuesta por setenta secuencias que giran de forma fragmentada y desorganizada que le exigen al lector buscar unirlas para así lograr descifrar el mensaje del autor.

Estructura Interna

Esta permite captar la existencia de tres líneas narrativas que se interponen entre sí, ellas son:

  • 1ra línea: Es la secuencia narrada en primera persona por Juan Preciado y que posee un aparente orden cronológico.
  • 2da línea: Es la secuencia narrada en tercera persona por Pedro Páramo con un confuso orden cronológico.
  • 3ra línea: Es la secuencia mixta en la que se presentan narraciones de Juan Preciado haciendo referencias a hechos de Pedro Páramo.

¿Qué sucede durante la lectura?

El relato se hace más entendible cuando el lector comprende hasta alcanzar la secuencia 36 que Juan Preciado le está narrando su historia a Dorotea desde la tumba que es el alma que lo acompaña, antes de llegar aquí, el lector sólo aprecia un normal relato de Juan Preciado. A partir de las secuencias 37 0 38 hasta la culminación, predomina el relato de Pedro Páramo.

El escritor en su novela muestra una original técnica narrativa, que induce al lector a tomar una nueva actitud a través de la interrupción de las historias y el desorden cronológico de las secuencias.

Juan Rulfo llegó a confesar que el objetivo de su enredada obra había sido el deseo de embeber al lector en una historia del vivir colectivo, que tiene relación con el tiempo humano y con la corta distancia entre la vida y la muerte.

Planteamiento

Juan preciado en el lecho de muerte de su madre le promete que irá a Comala en busca de su padre que no conocía para reclamarle lo que nunca les dio y estaba obligado a darles.  Una semana después del fallecimiento de su madre le invaden los sueños llegando al extremo de decidir emprender el viaje que nunca pensó hacer.

Se consigue a Abundio Martínez quien lo guía hasta Comala y le dice que podría encontrar hospedarse donde Doña Eduviges. Mientras caminaban se percata que el pueblo está desolado, abandonado, que el calor no se aguanta y para completar escucha voces, susurros que parecen salir de las paredes.

Al llegar a la casa de Doña Eduviges, esta le dice que lo estaba esperando porque su madre le había avisado ese mismo día de su llegada, además le comenta que ella era su gran amiga de la juventud. Se disculpó por no tener arreglado el sitio para su hospedaje porque apenas se había enterado.

Juan Preciado pensó que quizás tendría algún problema mental porque su madre no pudo haberle avisado, ella tenía una semana de fallecida. Se fue a descansar, porque su día había sido muy fuerte.

Nudo

Llega Damiana Cisneros a la casa de Doña Eduviges, busca a Juan Preciado, se lo lleva, le comenta que en el pueblo todos están fallecidos incluyéndola y se desaparece.

Estando solo empieza a escuchar voces y descripciones que le hacen los muertos, haciéndoles saber quién era realmente Pedro Páramo. Le dicen que fue un cacique inhumano, cruel que enamoraba a las mujeres y que una de ellas fue su madre Dolores Preciado con quien se casó con el único objetivo de no pagarle la deuda que le tenía.

Poseía todo lo que quería y la excepción fue Susana San Juan. La conocía desde que estaba pequeño, luego se fue y regresó distinta, parecía que su mente no era normal, hacía lo que le provocaba, siempre estaba durmiendo o simulando estarlo. Murió tres años después en la casa de Pedro Páramo.

Pedro Páramo

Desenlace

Juan Preciado se retira de la casa de Doña Eduviges. Le invade un calor que no aguanta, siente no tener aire que le permita respirar; de pronto todo cambia y no puede superar el frío, es cuando tristemente se da cuenta que ya no vive y que se encuentra en una tumba junto a Dorotea relatándole todo.

Es cuando también entiende que las voces y susurros que siente escuchar provienen de las tumbas vecinas. Se mezcla el relato de su padre Pedro Páramo, que falleción en manos de su hijo Abundio Martínez por múltiples puñaladas, en presencia Damiana Cisneros.

Su padre se llegó a levantar, dió unos pasos y cayó sin vida al suelo, desmoronándose como si fuera una pila de piedras.

Lugar

Se suscita en un pueblo llamado Comala, ubicado el las faldas de un volcán. En éste todo se muestra solo, abandonado y sin vida.

Ambiente

En el relato lo que se percibe de Comala es irreal. Se siente como un pueblo fantasma. Se describe como la boca del infierno en el que sus habitantes están muertos. Toda voz escuchada por Juan Preciado, son almas en pena que relatan los hechos vividos por el pueblo, las barbaries, resentimientos, crímenes y amoríos.

La obra posee tres interpretaciones o visiones de un mismo pueblo, que son:

La Comala feliz

Es la que recuerda Dolores Preciado, la que rememora y a donde deseaba volver. Cuando se le presentaban estos pensamientos le contaba a su hijo Juan Preciado lo hermosa que era, lo que vivió, haciéndole de algún modo pensar que ese era su verdadero lugar, donde estaba su padre y lo que le pertenecía aparte del amor de su padre. Siempre le platicaba con extensas conversaciones y nunca dejó de decirle lo mucho que deseaba regresar.

La Comala creada por Pedro Páramo

Es la que representa el dominio, el exceso de poder, el abuso, la crueldad, la tiranía y la desesperación en la que vivían los habitantes de ese pueblo, que en esa época era común en las comunidades mexicanas. Las personas están obligadas a cumplir la voluntad de este hombre, la suerte de cada uno parece depender sólo de él, lo que los hace ser un poblado castigado a vivir en el abandono, desamparo y la devastación.

La Comala del abismo

Es la que conoció Juan Preciado, donde sólo habitan las ánimas en pena, porque ni estando muertos consiguen la paz. Están condenados a vagar por la tortura vivida. Es la Comala destruida, lo que dejó Pedro Páramo. Un pueblo sin vida, un verdadero infierno.

Técnica Narrativa y Estilo

La novela “Pedro Páramo” se encuentra distribuida mediante la intercalación de diferentes planos narrativos. El presente y el pasado se entrecruzan por medio de voces, susurros y recuerdos de cada uno de los personajes.

El presente de Juan Preciado, su viaje a Comala y la historia de lo que fue la vida de Pedro Páramo dan el contexto de la obra, de lo que fue el antes, lo que es el ahora y lo que será el después. Todo esto funde una mezcla entre la realidad y la magia.

Poco a poco Juan Preciado va constatando que todas las personas que ve y con quien conversa están muertas, siendo solo almas en pena, que aún no descansan.

El objetivo de Juan Rulfo

El autor utiliza el realismo mágico, la fantasía como un medio de expresar la realidad en que se vivía en los países bajo régimen dictatorial y de censura, además utiliza un estilo simbólico, sensorial, lleno de imágenes líricas, que le permite dejar salir sus sentimientos libremente.

En el relato se presenta una narración polifónica donde el personaje principal y los testigos dan una plática dialógica combinada con monólogos.

El tiempo y el espacio se fraccionan, siendo ficticio. Utiliza vocablos regionalistas o populares de la comunidad mexicana.

Es notable el confuso orden cronológico y la interrupción de las historias que le dan al lector una complejidad que lo impregna y lo hace entender el sufrimiento, el desespero, el vivir que puede tener un pueblo o nación, el estrecho lazo entre la vida y la muerte.

Otros conceptos

La novela “Pedro Páramo”, se distingue además por presentar:

  • Historias paralelas:  Es la narración de diferentes hechos o historias alternados o paralelos en la misma obra.
  • Diálogos cruzados: Es la comunicación que se percibe entre los personajes y espacios en diferentes tiempos.
  • Monólogo interior: Es el que intenta representar exactamente los pensamientos del personaje caracterizándose por salir naturalmente de la conciencia sin tener un orden establecido.
  • Encabalgamiento: Es la condensación en el relato de situaciones y actividades.
  • Flash-back: Es el retorno de una forma muy breve al pasado, es como retroceder en un corto salto.
  • Racconto: Es un retorno al pasado en el que se amplía el presente y a la vez aclara lo que pudo haber sido la causa de un hecho.

Línea del tiempo de “Pedro Páramo”

El relato se presenta con la siguiente linealidad de hechos en el tiempo:

  • El abuelo de Pedro Páramo fallece y mientras su familia reza, su nieto prefiere no participar y le es mejor pensar en Susana San juan.
  • Pedro Páramo y Susana San Juan son amigos de la infancia y como tal comparten, juegan, se divierten a menudo con sus cometas muy cerca del poblado. A él le gusta mucho y cuando no está cerca de ella, sus pensamientos lo llevan a sus juegos juntos, a cuando le ayuda a que su cometa vuele alto, la quiere desde la niñez.
  • La madre de Susana San Juan fallece, siendo esto una conjetura, ya que a pesar de que su hija hace referencia de que estaba enferma, de cómo murió, de que nadie la visitaba y de que no hubo asistencia en su velatorio
  • Dorotea manifiesta no recordar haberla visto en ningún momento acompañada de su madre. Por otro lado, su hija dice estar afligida por lo que tuvo que cancelar para una ceremonia Gregoriana.
  • La familia de Susana San Juan se traslada a la región minera, no sabiendo detalles, sólo que a los años regresaron a Comala.
  • Susana San Juan junto a su padre les atrae aventurarse e inspeccionar la mina Andrómeda en la búsqueda de monedas de oro, llegando al extremo de ayudarla a entrar utilizando una soga estableciéndole el mandato de que debe encontrar monedas de oro, pero lo único que llega a localizar es un esqueleto.
  • Durante una boda es asesinado accidentalmente Lucas Páramo. En su ira Pedro Páramo asesina a casi todos los asistentes al casamiento, dejando postrado a un hombre de quien posteriormente Juan Preciado escucha hablar en el sarcófago.
  • El esposo de Susana San Juan fallece, lo que la hace perder el control y enloquecer.

El plan que cambia la vida de Dolores Preciado

  • Se presenta a renunciar Fulgor Serrano a La hacienda Media Luna, antes conversa con Pedro Páramo acerca de las deudas de su padre, viéndose en la necesidad de contarle todo, y es cuando planifica el casorio con Dolores Preciado para así evadir toda deuda.
  • Fulgor Sedano busca a Dolores Preciado y le hace creer que Pedro Páramo está perdidamente enamorado de ella, le dice además que por ser tan retraído le da pena acercarse a ella y que su deseo es casarse lo más pronto posible. Ella le responde que se encuentra en los días y que debía esperar, a lo que Fulgor le dice que no podrá ser así y que el casorio es inmediato.
  • El vidente Osorio le aconseja a Dolores Preciado no tener unión sexual la noche de su casorio, por lo que ella le pide a su amiga Eduviges Dyada hacerlo en su lugar diciéndole que Pedro Páramo no se dará cuenta por la oscuridad. Eduviges acepta pero Pedro Páramo lo que hizo fue roncar toda la noche y ni la tocó.

La pérdida de Miguel Páramo

  • Fallece Miguel Páramo por haber sufrido un accidente cuando se dirigía a visitar a su prometida, iba en su caballo de nombre “El Colorado”, intentó saltar una cerca y cayó del mismo. Era sabido que moriría a través de él, pero retó su destino haciendo caso omiso. Su alma se comunicó con Eduviges Dyada.
  • El Padre Rentería recibe de manos de Pedro Páramo unas monedas de oro y este redime de sus pecados a Miguel Páramo. El Padre sabe que no puede ir en contra del deseo de Pedro y le fue mejor aceptar, aunque en el fondo le angustia lo que hizo, perdonó a la persona que asesión a su hermano y además violó a su sobrina.
  • Lleno de preocupación, el Padre Rentería busca a su confesor y le cuenta lo sucedido, por supuesto no lo perdona, lo regaña y le recuerda que el poblado de Comala manifiesta su creencia en Dios por el miedo a los presagios y no por venerarlo.

Se confiesa Dorotea

  • Dorotea va a visitar al Padre Rentería, lo busca con el propósito de confesarle que fue ella quien durante años le buscaba, compraba y proporcionaba las mujeres a Miguel Páramo. El Padre horrorizado le dice que no puede perdonarla y que ya sabe que al morir no irá al cielo por sus pecados.
  • Se unen Pedro Páramo y Fulgor Sedano para culpar a Toribio Aldrete de “Usufructo de territorios”. Pedro lo hace por la sencilla razón de que Toribio tenía unas tierras que deseaba añadir a su hacienda.
  • Fulgor Sedano recibe la orden de Pedro Páramo de redactar los cargos que le imputarán a Toribio.
  • Estando pasado de tragos, Toribio Aldrede visita a Eduviges Dyada y es ahorcado en una habitación, lo dejaron colgado hasta transformarse en un cuero. La llave que abre la habitación se mantiene oculta. Tristemente esa es la habitación en la que se hospeda Juan Preciado al llegar a Comala.

La partida de Dolores Preciado

  • Estando embarazada Dolores Preciado decide marcharse de la hacienda La Media Luna. Pedro Páramo la dejó ir y nunca llegó a separarse legalmente de ella.
  • Producto de la devastación y las penas que vive Eduviges Dyada se quita la vida. Su hermana le confiesa al Padre Rentería el motivo y este le dice que por haber hecho ese acto no podrá entrar al reino de Dios, que posiblemente las oraciones podrían ayudarla pero no era seguro.
  • Se inicia en el país la llamada Revolución Mexicana.
  • El padre de Susana San Juan, Bartolomé San Juan recibió numerosas cartas durante un tiempo por parte de Pedro Páramo donde le pedía volver a Comala para ser su administrador, éste nunca las llegó a leer. Pero la revolución los obliga a regresar por el peligro que les rodea. Al llegar se da cuenta que el propósito es su hija.
  • Mientras le trabaja a Pedro Páramo percibe su pronta muerte. Fulgor Sedano y Pedro Páramo planean quitarle la vida. Bartolomé fallece y llega al cielo. Luego su alma regresa para despedirse de su hija lo que a ella le causa risa entre recuerdos.
  • Justina Díaz, nana de Susana San Juan, llora su muerte y dice que si su espíritu no deambula por el pueblo es porque lo mataron.

Pedro Páramo

La estrategia de Pedro Páramo

  • De repente llega un hombre corriendo y aterrado a la casa de Pedro Páramo. Le dice que Los revolucionarios los detuvo a él y a Fulgor Sedano, les pidieron que fueran rápido a avisarle al cacique Pedro Páramo que irían a buscarlo y cuando empezaron a correr asesinaron a Fulgor.
  • La respuesta de Pedro Páramo fue convocar a los revolucionarios locales a que asistieran a su casa para la hora de la cena, se reunió con ellos, les ofreció dinero y ayuda, superando el monto que ellos le pedían. Se unió de este modo a la revolución y así estuvo siempre protegido por ellos sin que existiera el riesgo de que sus tierras fueran atacadas por soldados.
  • Damasio “Tilcuate”, que es un líder revolucionario conversa con Pedro Páramo, donde éste le dice a Damasio que ya no tiene como proveerle y le aconseja ir a robar a alguna población más grande que Comala para abastecerse de alimentos.

Fallece el amor de Pedro Páramo

  • Repentinamente Susana San Juan espera a que la muerte llegue por ella, negándose a obtener los sacramentos. Cuando el Padre Rentería le da la comunión ya se encuentra alucinante y sólo manifiesta que la dejen en paz. Se cumple su deseo y muere.
  • Cuando ella fallece Comala hace la más grande celebración y esto enfurece a Pedro Páramo, quien se encuentra completamente devastado, triste, ya su vida no tiene sentido, su gran amor se ha ido y no regresará. Él quería que el pueblo lo acompañara en su dolor.
  • Lleno de rabia Pedro Páramo manifiesta que se cruzará de brazos y así pagarán, poco a poco verían como Comala se morirá de hambre sin que él se preocupe.
  • La esposa de Abundio Martínez, hijo de Pedro Páramo, fallece. Durante toda la noche estuvo a su lado cuidándola hasta que dejó de vivir en la mañana. Para olvidarse de su pena decide salir a embriagarse y se va a la tienda de Villalpando hasta lograrlo.
  • Estando completamente ebrio, Abundio Martínez le da un susto a Damiana Cisneros, con lo que ella empieza a gritar desesperada. Abundio responde golpeándola pensando que es su esposa muerta que le reclama dinero para su sepelio. Damiana termina herida por Abundio. Luego es detenido y llevado de regreso a Comala.

Pedro Páramo es asesinado

  • El hijo ilegítimo de Pedro Páramo, Abundio Martínez, llega donde se encuentra sentado su padre, destrozado por el inmenso dolor y vacío que siente, le propina múltiples puñaladas y se va.
  • Ya sin fuerza, Pedro Páramo se levanta de la silla, da unos pasos pensando en Susana San Juan, ya él se siente muerto porque al morir su amor él también murió. Este es el momento final del relato de la obra “Pedro Páramo”.

Dolores Preciado muere

  • En su lecho de muerte, Dolores Preciado le pide a su hijo Juan Preciado, que viaje a Comala y busque a su padre Pedro Páramo, que le reclame lo que estuvo obligado a darles y nunca les dió, que el olvido se lo cobrase caro. Este es el momento inicial del relato de la obra “Pedro Páramo”.
  • Pasan los días y Juan Preciado ni piensa en cumplir el deseo de su madre, hasta que los sueños e ilusiones lo invaden de tal modo que decide emprender a la semana de fallecida el viaje a Comala.
  • En su viaje se consigue a Abundio Martínez, quien lo guía hasta llegar. Ahora Comala no es el pueblo que su madre describía en sus largas conversaciones, es un pueblo sin esperanza, donde se escuchan voces, susurros, vagan almas en pena, no siente ni el viento y menos aún se percibe la existencia de vida.
  • Se da cuenta que todas las personas que ve y con quien conversa son fantasmas.
  • Preso del terror, desconcierto y espanto, desesperado por las voces y susurros de los muertos, la desolación y el miedo, muere en la calle. Dorotea también está muerta y son sepultados en la misma tumba.
  • Desde el sepulcro Juan Preciado le narra su historia a su ahora compañera Dorotea.

Resumen del Libro “Pedro Páramo”

El narrador Juan Preciado, de quien se conoce su nombre avanzada la obra, da inicio a su relato justo en el momento en el que se encuentra en el lecho de muerte se su madre Doleres Preciado. Ella le pide ir a su pueblo Comala en busca de su padre de nombre Pedro Páramo, que nunca a visto y que le reclamase lo que estaba obligado a darles y nunca les dio, que el olvido en que los mantuvo se lo cobrase caro.

Pedro Páramo

También le manifiesta que su padre tendrá gusto de conocerlo, tiene la esperanza de que el encuentro de ambos será como lo desea y sueña. Mientras tenía tomada su mano, no tuvo otra opción que prometerle una y otra vez que al morir iría en su búsqueda y cumpliría su deseo.

Después de la muerte de su madre, en ningún momento tuvo la intensión de consumar lo prometido, sino hasta que empieza a tener sueños e ilusiones y transcurrida una semana decide que debe viajar como le fue pedido, como prometió y emprende el camino.

Comienza el viaje

Caminando, en el caliente agosto, se consigue a un hombre a quien le pregunta si va por el camino correcto hacia Comala, se siente asombrado por como percibe la zona triste y desolada,  él le respondió que sí. Volteaba deseando ver lo que su madre le relataba, sentía que llevaba los ojos de ella.

El hombre le preguntó ¿qué hará en Comala? y le respondió que iría a ver a su padre. Siguieron el camino. El hombre le manifestó que de seguro su padre se alegraría al verlo, a lo que le dice que no lo conoce, sólo sabe que se llama Pedro Páramo. Éste le comentó que también era su hijo.

Pedro Páramo

El calor era cada vez peor. Llevaba consigo el único retrato que le conoció a su madre porque ella no se retrataba. Él sintió que a través de ese retrato lo acompañaría al igual que deseaba mostrárselo a su padre para que así supiera que era su hijo.

Juan no entiende lo que ve

Siguiendo el camino el hombre le muestra todo lo que es la tierra que posee Pedro Páramo “La Media Luna”. Llegaron a Comala. Juan le pregunta al hombre el motivo de la soledad del pueblo que parece deshabitado. Él le responde que efectivamente no vive nadie y que Pedro Páramo tiene muchos años de muerto.

Las casas se veían vacías. Al cruzar por una calle vio a una señora que desapareció como si fuera una visión y de repente la volvió a ver. Le preguntó cuál era la casa de doña Eduviges y ella se la señaló.

Ya estaba oscuro. Tenía esperanza de que sí hubiera vida en ese pueblo. Él buscaba a doña Eduviges porque el hombre le había recomendado alojarse ahí o sino también podría hacerlo en su casa que estaba a la orden y fue cuando le dijo que se llamaba Abundio.

Sólo ha conseguido desconcierto

Llega a la casa que buscaba y ella lo recibe diciéndole que era Eduviges Dyada y que lo estaba esperando porque su madre le había avisado que llegaría ese mismo día. Él se quedó atónito. Lo conduce a lo que sería su habitación y estaba vacía. Ella le dijo que ante al cansancio el sueño es el mejor colchón, que en la mañana se lo arreglaría, que recordara que recién se había enterado.

Juan le respondió que su madre no pudo haberle avisado porque estaba muerta desde hacía siete días y su respuesta fue que de seguro estaría triste porque se habían hecho la promesa de morir juntas para acompañarse ya que eran muy amigas. Pero su madre nunca le habló de ella.

Eduviges Dyada le comenta que lo considera su hijo porque siempre pensó que el hijo de su amiga debía haber sido de ella, pero después se lo explicará. Él pensaba que ella estaba demente. Se sentía muy cansado. Ella lo invitó a tomar algo.

Se intercepta la narración

De pronto se entrecruza una narración en la que una mujer le pregunta a su hijo el motivo para durar tanto tiempo en el excusado, donde la causa era que pensaba en su amor Susana, sentado recordaba cuando volaban cometas juntos y pensaba en sus labios. Su madre lo reprende por no salir. Él le dice que está pensando y ella le responde que lo haga en otro sitio, que se ocupe en algo, que ayude a su abuela con el maíz.

Va donde su abuela y ella lo manda a limpiar el molino. Mientras él sigue pensando en Susana su amor y le comenta a su abuela que el molino está dañado. Ella le respondió que se habían quedado sin dinero por el entierro de su abuelo, pero que harían un sacrificio, que fuera y visitara a doña Inés Villalpando y le pidiera un molino para pagarlo después con las cosechas.

Este joven era Pedro Páramo, que seguía pensando en su gran amor Susana.  Unas mujeres rezan y su madre le reclama no haber asistido al rezo del novenario de su abuelo.

Juan Preciado escucha impresionado

Continúa su relato Eduviges Dyada quien le dice a Juan Preciado que estuvo a punto de ser su madre, pero él no sabe de que le habla, le responde que conoció su nombre por Abundio que le sugirió hospedarse con ella.

Pedro Páramo

Ella le dijo que él era un hombre agradecido y que tuvo una desgracia que lo hizo sordo y mudo porque más nunca quiso volver a hablar, no le veía sentido a hablar si no podía escuchar lo que decía. También le dice que Abundio no pudo haber sido quien la recomendó porque estaba muerto.

Impresionado al escucharla la observaba y su piel era transparentosa como si no tuviera vida.

El Favor para su amiga

Ella le comentó que el vidente Osorio le pronosticó a su madre Dolores que en su noche de bodas no podía estar con Pedro porque la luna estaba enojada. Y es cuando su amiga le pidió acostarse con Pedro en su lugar. La convenció del favor y realmente accedió porque su secreto era que le gustaba ese hombre. Pero él ni la tocó, lo que hizo fue roncar toda la noche.

Al año siguiente naciste tú Juan Preciado. También le comenta que su madre siempre odió a Pedro Páramo por su constante maltrato. En una tarde mientras yo les acompañaba, Dolores le manifestó a su esposo desear viajar para ver a su hermana, a lo que él le respondió que al regreso ordenaría arreglar sus maletas.  Ella partió de la hacienda “La Media Luna” y nunca más volvió.

Le comenta que un día le preguntó a Pedro Páramo por Dolores Preciado y él le respondió que seguro quería más a su hermana que a él porque no volvía, aparte de que ya no la quería tener cerca, ni pensaba en buscarla, ni sabía de qué estarían viviendo.

Juan recordó las palabras de su madre, cuando le dijo que le cobrase caro el abandono en que los tuvo. En eso Eduviges le preguntó que cuándo descansaría.

A Pedro le viene el recuerdo

A la mente de Pedro Páramo viene el recuerdo de cuando Susana San Juan abandonó junto a su familia el pueblo de Comala.

En eso su abuela le pregunta qué haces y él le responde que paseando al niño pero que no quiere hacer eso sino su trabajo, esos mandados no le agradan. La abuela le aconseja que debe tener paciencia porque de lo contrario le irá mal.

Eduviges habla de Miguel Páramo

En eso Eduviges sacude la cabeza como si estuviera soñando y despertó. Tuvo la visión del caballo de Miguel Páramo galopando por La Media Luna. Pero ahí no vive nadie. El caballo hace su viaje todos los días por remordimiento.

Juan no escuchó ningún caballo y ella le dice que fue su sexto sentido. Le comenta que la noche que murió Miguel Páramo ella supo lo que pasó.

Él se había ido con su caballo para visitar a su novia a un pueblo llamado Contla y en la noche no regresó. Luego tocaron a su puerta y era él, Miguel Páramo, que fue a decirle que no conseguía el pueblo Contla, pero que si lo decía en el pueblo nadie le creería y dirían que estaba loco.

Ella le respondió que si no lo conseguía era porque estaba muerto y que él sabía que moriría estando con su caballo. Él le dijo que sólo había saltado la cerca que mandó a construir su padre para acortar el camino, que había hecho que “El Colorado” saltase porque el camino era muy largo y así llegaría rápido. Pero cuando brincó siguió el camino corriendo y lo que veía era humo.

Ella le respondió que se fuera a descansar, que al amanecer su padre se iba a retorcer. Le agradeció que fuera a despedirse de ella.

Antes del amanecer la fueron a buscar para avisarle de la muerte de Miguel Páramo y ya ella lo sabía. Pedro Páramo la mandó a llamar. Se enteraron porque el caballo regresó sólo y salieron a buscar a Miguel, consiguiéndolo muerto.

La Petición al Padre Rentería

Miguel Páramo, el hijo de Pedro Páramo había muerto sin perdón por parte del Padre Rentería. Le pidieron bendecirlo y él se negó respondiendo que fue un mal hombre y no entrará al reino de los cielos. Dios le reprendería si lo hacía.

Pedro Páramo le dice al padre que reconocía que odiaba a su hijo porque había el rumor de que él había asesinado a su hermano, al igual que la supuesta violación hacia su sobrina Ana.

Le pidió perdonarlo dándole un puñado de monedas de oro como una limosna. Ya en eso la iglesia se encontraba sola. El padre aceptó tomando las monedas una a una.

Ana no tenía la certeza

Como todas las noches tomaba su chocolate y mientras lo hacía le comentó a su sobrina Ana sobre el entierro de Miguel Páramo y le preguntó si ella estaba segura de que él la violó y ella le respondió que no porque no pudo verle la cara por la oscuridad y que sólo supo que era él porque le dijo soy Miguel Páramo, Ana no te asustes.

Su tío le dice que ya ella sabía que él era el autor de la muerte de su padre pero ella le respondió que no hizo nada para apartarse porque pensó que iba a pedirle disculpas por lo que había hecho y fue cuando le hizo cosas malas.

Ella sólo deseaba que se encontrara en el infierno. El padre pensó que ahora Miguel tenía el perdón porque se lo había otorgado.

En la noche llegaron los chismes al pueblo referente a la muerte de Miguel. El Padre Rentería se retuerce en su cama sin poder dormir, la culpa no lo deja, siente que le faltó a Dios y a los que creen en él.

Se recuerda que María Dyada fue a pedirle por su hermana que se suicidó y él le negó su ayuda de perdonarla cuando fue una mujer que murió de dolor y tristeza. María no tenía dinero como Pedro y el Padre prefirió negarle la ayuda a salvarle el alma de su hermana.

La primera noche de descanso de Juan

Eduviges se retira en plena conversación y Juan se va a su habitación sentándose en el suelo cansado a esperar dormirse, cuando escuchó un grito horrible como si salía de las paredes, abrió sus ojos y no escuchó más nada.

Volvía a escuchar el grito cada vez que buscaba descansar, cuando de pronto llegó una mujer que dijo llamarse Damiana, que supo que él había llegado y fue a verlo. Lo invitó a su casa a descansar.

Él le preguntó si ella era Damiana Cisneros de La Media Luna y le dijo que sí, que de allá venía y que por eso se había tardado. Juan recuerda que su madre le comentó que ella lo había cuidado al nacer. Le dice que irá con ella porque los gritos no lo dejan descansar y son como de un asesinato.

Ella le respondió que hace años Toribio Aldrete fue ahorcado ahí, después condenaron la puerta hasta que su cuerpo se secara y así garantizar que jamás encontraría reposo. Ella no entiende cómo pudo haber entrado a esa habitación si no había llave para abrir la puerta.

Juan le respondió que doña eduviges lo hizo y que le había dicho que era el único cuarto que tenía disponible. Damiana le dijo que Eduviges Dyada andaba penando porque estaba muerta.

La deuda de Pedro Páramo

Fulgor Sedano, administrador de la hacienda La Media Luna, levantó un acta en contra de Toribio Aldrete por usufructo. Además planificó la muerte de Toribio que debía ser en la casa de Eduviges.

Éste se dirigió a la hacienda en busca de Pedro Páramo. Lo hacen pasar y se disponen a conversar. Fulgor le habla de la deuda que tienen a lo que Pedro le responde que no le importa cuánto debe sino a quien, le respondió que a muchos, aunque alguien podría interesarse por sus tierras.

Le dice además que a la familia Preciado es con quien tiene más deudas y menos paga. Dolores Preciado es la que se encuentra como dueña de todo y es a la que deben pagarle.

Al escuchar a quien le debe su mayor deuda, Pedro Páramo le dice que al día siguiente debe ir a la hacienda de Dolores Preciado y pedirla en matrimonio para él, diciéndole que está enamorado de ella. Además debe acordar todo con el Padre Rentería.

A su salida Fulgor recuerda que su patrón don Lucas decía que Pedro era un inútil y más bien le había aconsejado buscar otro trabajo cuando él falleciera.

Dolores Preciado cree que es amor

A la mañana Fulgor va a buscar a Dolores Preciado y le dice que Pedro Páramo está enamorado de ella y desea casarse, pero que es muy tímido. La convence de su amor y le dice que deben casarse pasado mañana. Ella le dice que es muy pronto y que necesitará una semana para arreglar todo lo que debería y que aparte el otro motivo es que estará en esos días que tienen las mujeres.

Fulgor no acepta la escusa para esos días y le dice que de igual modo debe ser la boda pasado mañana. Lo más importante es que los bienes serán mancomunados. Ella está feliz.

Fulgor arregla todo con el Padre Rentería. Va y habla con Pedro y éste le dice que de ahora en adelante las leyes se harán como ellos dispongan y los demás deben obedecer. Le exige además arreglar lo de las tierras de Toribio y culparlo de usufructo. Le recuerda que ahora todo trato será con él porque Lucas Páramo murió. Lo que falte se hará después de la luna de miel porque está ocupado con lo del casorio.

Juan Preciado se va con Damiana

A medida que Juan va caminando con Damiana se escuchan voces, susurros, ecos y a la vez lo único que ve es soledad y abandono. Se escucha como si las voces de las conversaciones de las personas salen de las paredes.

Él le comenta que al llegar se detuvo en un velatorio a rezar, que era de Sixtina y Damiana le dice que ella tiene muchísimos años de muerta y que no se asuste con lo que vea.

Juan quiere saber si su madre le avisó de su llegada y le respondió que no. Ella le pregunta por su madre y él le dijo que falleció y que suponía que fue de tristeza.

Juan le hace una pregunta impactante a Damiana, quiere saber si ella está viva, cuando de pronto se ve sólo caminando, ella simplemente desapareció.

Se empieza a desvanecer

Juan siente que poco a poco se van las voces, los ruidos, los susurros, llega a una casa, le abre un hombre y aparte ve a otro hombre y a una mujer desnudos. Él sólo les pide que le dejen descansar y cae.

Al amanecer le pregunta a la mujer cómo puede salir de allá y ella le empieza a decir sitios. Juan le pregunta si conoció a Dolores Preciado y ella no recuerda. Ella le dice que allá habitan muchas ánimas que salen en la noche porque murieron sin perdón.

Le aconseja irse la mañana siguiente porque estaba por oscurecer. Se fueron y lo dejaron solo. En eso Juan vió entrar a una mujer que le dió a beber agua de azahar para bajar el miedo porque estaba temblando.

Juan Preciado fallece

Siente retroceder el tiempo, percibe una conversación con su madre pero no la ve. Juan preciado ya no vive, falleció y fue enterrado. Se encuentra junto a Dorotea a quien le dice que lo mataron los murmullos y el miedo. Su cuerpo cayó en la plaza.

Juan le relata a Dorotea lo que fue su vida y de su objetivo de conseguir a su padre. Ella le habla de su vida, de su hijo y de como entendió que nunca tuvo un hijo. De cómo se consiguieron en esa tumba donde están juntos enterrados.

Dorotea le dice que para ella el cielo es la tumba donde está enterrada junto a él.

El cadáver de Miguel Páramo

A la casa de Pedro Páramo llega el cadáver de su hijo Miguel de manos de Fulgor Sedano, éste le explica que no lo mataron, que él sólo encontró la muerte. Fue un accidente con su caballo. Lo acostaron en su cama.

A Pedro le cuesta asimilar la muerte de su hijo, rompe el silencio y de pronto dijo que estaba comenzando a pagar y que más valía empezar temprano para terminar pronto. Agradeció la compañía. Ordenó matar al caballo para que no sufriera.

Recuerda cómo fue que llegó a su vida Miguel estando recién nacido.

El cargo de conciencia del Padre Rentería

No aguanta la culpa de lo que hizo y se va a buscar a su confesor para contarle todo, éste lo reprende y le dice que recuerde que el poblado de Comala cree en Dios por miedo a los presagios y no por venerarlo. A su regreso fue a darle el pésame a su casa a Pedro Páramo.

Al llegar la tarde se va a la iglesia y se sienta como es costumbre en el confesionario. La primera en acercarse es Dorotea, ebria y con pecados. Le dice que fue ella la que le conseguía las muchachas al difunto Miguel Páramo desde siempre y que fueron muchas. El Padre le responde que no podrá ir al cielo por sus pecados y que su castigo será no encontrarse con su hijo. Que se marchara en paz con Dios.

Lo que se escucha desde la tumba

De pronto se escucha el relato de una mujer que nombra la soledad y enfermedad de su madre, dice que nadie llegó a verla, que sólo estaba ella y Justina. Comenta lo que tuvo que pagar por los rezos. En eso se despierta Juan y le pregunta a Dorotea si era ella quien decía todo eso.

Dorotea se asombra y le dice que no a hablado y que seguro era doña Susanita que estaba enterrada muy cerca de ella, a su lado. Él le pregunta quién era y ella le responde que fue la última mujer de Pedro Páramo, que murió hace mucho tiempo.

Juan le dice que hablaba algo sobre su madre y Dorotea le responde que ella nunca llegó con su madre, pero después recuerda que sí, que su mamá sí murió enferma. Luego se empieza a escuchar un murmullo. Dorotea dice que es la humedad que despierta a los muertos.

En eso se escucha otro relato de un hombre que dice que Pedro Páramo no tenía intención de matarlo, que lo dejó cojo, que él estaba en la boda donde mataron a Lucas Páramo, pero que no tuvo que ver con lo sucedido. Lucas Páramo murió por accidente en la boda donde era el padrino, esa bala era para el novio, no para él. Pero Pedro Páramo asesinó a casi todos los asistentes por furia de lo que pasó.

Dorotea le dice a Juan como Comala se fue quedando sola y destruida. Le habla de “La Revolución Mexicana” y “La Guerra de los Cristeros”.

El regreso de Susana San Juan

El administrador Fulgor Sedano fue el que le avisó a Pedro Páramo del regreso de Bartolomé San Juan junto a una mujer que era su amor Susana. Él esperó treinta años por su regreso.

Pedro Páramo invitó a Bartolomé incontables veces para que regresara, le ofreció nombrarlo administrador pero nunca tuvo respuesta, él se negaba a recibir y leer sus cartas. Pedro recuerda que se había enterado que había contraído nupcias y que había quedado viuda al poco tiempo, que sólo estaban ella y su padre.

Siempre mandaba a averiguar, así fue como obtuvo la información de que estaban en unas minas abandonadas de la Andrómeda. Regresaron porque necesitaban seguridad.

Recuerda además que lloró de la emoción de saber que había regresado su amor a Comala. Él les apoya y es cuando Bartolomé se entera que el motivo es su hija Susana, que conoce y ama desde niños.

Susana le dice a su padre que está consciente de todo y que acepta a Pedro. Bartolomé sabía que su muerte se aproximaba. Susana niega a su padre. Fulgor y Pedro planifican la muerte de Bartolomé. Pedro desea que Susana se quede sólo para él.

Justina Díaz, la nana, entró en el dormitorio de Susana San Juan y escucha que le dicen que se vaya. Susana le dice que no aguanta a su gato. Justina le responde que se irá el día siguiente con su gato, pero finalmente no se irá porque su misión es cuidarla.

Bartolomé San Juan falleció

Susana San Juan se levantó y percibió sentir a su padre Bartolomé. Justina llora y le dice que su padre tenía dos días de muerto. Ella sonrió porque su padre había ido a despedirse. Ella recuerda que cuando estaba joven, junto a su padre consiguió un esqueleto mientras buscaban oro. Él la había atado a una soga y ella bajó para buscar mientras la guiaba. Reía mientras lo recordaba.

Está acostada y poco a poco se siente morir, su padre la había ido a buscar, sentía que agonizaba. Se niega a recibir la bendición.

Asesinan a Fulgor Sedano

Van a buscar a Pedro Páramo, el hombre dice que es de parte de Fulgor Sedano. Al verlo le cuenta que los revolucionarios mataron a Fulgor mientras corría y dijeron que irían por él. Pedro le contestó al hombre que buscara al “Tilcuate” y que convocara a los revolucionarios a verlo en su casa.

Los pensamientos de Pedro son hacia Susana, le preocupa que ella lo único que hace es dormir. Ya Pedro siente no aguantar la situación. Él la amaba pero no entendía por qué ella se consumía en su mundo y no se conformaba con el amor que le tenía.

Dorotea le dice a Juan que la que habla es Susana.

La visita de los revolucionarios

Llegaron los revolucionarios a la casa de Pedro Páramo, mientras aguardaba escondido el Tilcuate. Se sientan y conversan. Pedro les ofrece su ayuda y apoyo. Se unió a ellos y les dió muchísimo más de lo que le pedían, a través del regalo de una fuerte suma de dinero y del préstamo de una cantidad de hombres.

Al ellos retirarse, Pedro nombró a Damasio “Tilcuate” jefe de la estrategia. Por su lado Damasio está a gusto con todo.

Susana sueña y Pedro no hace más que verla y verla. Se despertó al amanecer y se volvió a dormir desnuda en la cama sin cobijas porque se las había quitado.

Gerardo Trujillo va donde Pedro Páramo y le dice que no continuará trabajándole y espera ser gratificado. Nunca logró lo que quería, por lo que decidió regresar para ofrecerle a Pedro trabajo a cambio de dinero.

Damasio le pide dinero a Pedro y él le responde que se vaya a asaltar otro pueblo que pudiera ser Contla para conseguir lo que necesita, porque no le seguirá dando lo que pide.

Muere Susana San Juan

Mientras sigue pensando en Susana, su amor, la mujer que cree no conocer. Justina acompaña a Susana, que está muy mal y necesita la comunión. Sale y llega Pedro a la habitación. Entra a su vez el Padre Rentería y le da la comunión.

El verdadero castigo de Pedro Páramo fue amar a Susana San Juan. El Padre se queda acompañándola y ella le pide dejarla en paz.

En la puerta de la habitación está Pedro Páramo junto a Florencio y el médico. Susana pide la dejen sola. Las campanas suenan sin parar. Susana San Juan a fallecido.

Empezó a llegar cualquier cantidad de personas a Comala. Se hizo una fiesta. La Media Luna estaba sola, oscura y en silencio.

Enterraron a Susana y nadie se enteró. La fiesta no paraba. Pedro juró cruzarse de brazos, vengarse de Comala hasta verlos morir de hambre. La Media Luna está de duelo. Pedro Páramo se consume en tristeza y soledad.

Asesinan a Pedro Páramo

Una noche se encontraba sentado en la entrada de La Media Luna, solo, pensando en Susana y en el tiempo que tiene sin ella. El amor que siente no tiene medida. Sigue sentado mientras amanece.

Se le muere la esposa a Abundio, para aguantar la pena se embriaga.

Un hombre se aproxima a la hacienda y Pedro Páramo le dice a Damiana que viera qué quería, el hombre, que es Abundio, su hijo, llegó hasta donde estaba sentado Pedro Páramo, le pidió ayuda para enterrar a su mujer muerta. Damiana gritaba, cuando Abundio apuñala repetidas veces a su padre. Unos hombres llegaron corriendo sacando a Abundio.

Estando áun sentado Pedro Páramo piensa en Susana, la ve aparecer, quiso levantarse y ante sus ojos está el pueblo en ruinas. Trató de caminar del brazo de Damiana cuando cae muerto.

Personajes

Pedro Páramo

Es el protagonista de la obra. Hombre despiadado, cruel, dominante, hábil, astuto, cariñoso con su hijo reconocido Miguel y débil ante el amor que siente por su única mujer amada Susana San Juan.

Cuando su padre Lucas Páramo es asesinado hereda las deudas y la hacienda La Media Luna. Cada vez obtuvo más y más poder, empezando por dominar el pueblo Comala y casarse con Dolores Preciado para mancomunar su fortuna y no pagarle la gran deuda que le tiene a su familia.

Deja el pueblo en total abandono y desolación donde sólo habitan almas en pena.

Juan Preciado

Es el único hijo legítimo que tuvo Pedro Páramo junto a su esposa Dolores Preciado. Él viaja a Comala en busca de su padre tras habérselo prometido a su madre en su lecho de muerte.

Ella le pidió ir a reclamarle el abandono y olvido, todo lo que estaba obligado a darles y nunca les dió. Su padre nunca los buscó. Sólo tiene el apellido de su madre.

Dolores Preciado

Madre de Juan Preciado y única esposa de Pedro Páramo. A partir de su matrimonio pedro Páramo alcanzó el poder social, monetario y posteriormente se intensificó como un hombre malvado.

Miguel Páramo

Único hijo querido por Pedro Páramo. Hacía lo que quería cuando quería. Llego a matar y violar. No existía el límite para sus actos.

Abundio Martínez

Es un hijo ilegítimo de Pedro Páramo, que éste nunca tomó en cuenta. Es quien guía a Juan Preciado para llegar al pueblo Comala e inicialmente le informa que no hay vida, que Pedro Páramo tiene tiempo muerto y que Comala es un pueblo abandonado donde sólo hay almas en pena.

Le quita la vida a su padre al apuñalarlo repetidas veces al final de la obra.

Eduviges Dyada

Amiga de la juventud de Dolores Preciado. A través de ella Juan empieza a vivir su horrible pesadilla en el pueblo Comala.

Susana San Juan

Primer, único y verdadero amor de Pedro Páramo.

Bartolomé San Juan

Padre de Susana San Juan que muere asesinado.

Dorotea

Es la mujer que le busca las muchachas a Miguel Páramo. Andaba por el pueblo pidiendo. Es con quien comparte la tumba Juan Preciado.

Padre Rentería

Es el Sacerdote del pueblo Comala. Sólo lo mueve el dinero y cuando no aguanta lo que hace la conciencia lo consume.

Justina Díaz

Es la nana de Susana San Juan. Es quien la acompaña hasta la muerte.

Fulgor Sedano

Es el administrador de la hacienda La Media Luna, propiedad que hereda su nuevo patrono Pedro Páramo después de que muere su padre Lucas Páramo. Es quien complace legalmente a Pedro Páramo para lograr sus objetivos turbios.

Damiana Cisneros

Es quien le revela la verdad de lo que ve y escucha en Comala a Juan Preciado. Fue su informante hasta desaparecer.

Damasio “Tilcuate”

Hace la voluntad de Pedro Páramo, es su sicario. Él lo nombra Jefe de la estrategia planificada para dominar a los revolucionarios y así Pedro Páramo continuaría con el poder y domino del pueblo sin dejar de estar protegido.

Gerardo Trujillo

Abogado de Pedro Páramo.

Toribio Aldrete

Fue una víctima de Pedro Páramo que luego asesinan ahorcándolo en la casa de Eduviges Dyada por un plan ideado por Fulgor Sedano.

Frases de “Pedro Páramo”

“Cada suspiro es como un sorbo de vida del que uno se deshace”.

“¿La ilusión? Eso cuesta caro. A mi me costó vivir más de lo debido”

“Tengo la boca llena de ti, de tu boca. Tus labios apretados, duros como si mordieran oprimidos mis labios”.

“Hay pueblos que saben a desdicha. Se les conoce con sorber un poco de su aire viejo y entumido, pobre y flaco como todo lo viejo”.

Biografía del Autor Juan Rulfo

Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno, conocido como Juan Rulfo, llegó al mundo un día 16 de mayo de 1917, en la ciudad de Sayula, Estado de Jalisco, México.

Pedro Páramo

Tuvo la pérdida de ambos progenitores a muy temprana edad. Su padre falleció tras recibir un disparo en la nuca cuando apenas tenía 7 años en 1924 y su madre muere cuando contaba con 11 años en 1928.

El acogimiento del apellido Rulfo se realizó por petición de su abuela María Rulfo y el motivo fue que en el núcleo familiar el único varón falleció soltero sin dejar descendencia, quedando solo siete hermanas. Su deseo era que el apellido continuara y solicitó que sus nietos tomaran el apellido Rulfo.

En el mismo año de la muerte de su padre empezó sus estudios de primaria. Al fallecer su madre pasó a vivir en San Gabriel con su abuela. Con ella estuvo hasta que falleció y es cuando lo inscriben en un internado en Guadalajara, capital de Jalisco.

Niñez llena de soledad

Su niñez no fue fácil, se encaminó entre las luchas religiosas de México, la cruel y violenta “Guerra de los Cristeros”. Fue un niño muy retraído y particularmente estaba solo y jugaba solo.

Durante sus años en San Gabriel experimentó el mundo de la lectura básicamente literaria a través del contacto con los libros que pertenencían a un sacerdote y que se encontraban en la casa de la familia. Mostraba gusto por la lectura. Así sin imaginarlo se inició su fascinación artística.

Para el año 1930 comienza su participación el la literatura a través de la revista México donde aprendió y afianzó sus bases humanísticas.

En 1930 desea entrar en la Universidad de Guadalajara pero desafortunadamente se encuentran en huelga y no pudo inscribirse, por lo que toma la decisión de buscar otro horizonte y se traslada a la Ciudad de México.

Necesita un empleo y consigue el mismo en la Secretaría de la Gobernación como Agente de Inmigración. No le permiten revalidar sus estudios realizados en Jalisco y pierde ingresar en la Universidad Nacional.

Se hace un excelente conocedor de la geografía, historia y antropología de México tras asistir como oyente a los cursos de Historia del Arte en la Facultad de Filosofía y Letras.

En 1934 comienza sus trabajos literarios como colaborador en la revista América, lo hacía en conjunto al trabajo en la Secretaría de la Gobernación.

Se inicia en el estudio de leyes pero no pudo continuar. Por otro lado, ser agente de inmigración le ofreció viajar por diversas regiones de México y esto le permitió conocer etnias y tradiciones que se encontraban intactas entre sus habitantes.

Empieza a ser conocido y valorado

En 1945 realiza su primera publicación literaria para la revista Pan de Guadalajara, siendo los dos cuentos más importantes “La vida no es muy seria en sus cosas, nos han dado la tierra” y “Macario”.

Su primera obra lo confirmó como escritor y todo lo logró gracias al apoyo de su amigo Efrén Hernández.

Traslada su obra “Macario” a la Ciudad de México en el año 1946 publicándola en la revista América. Conjuntamente se inicia en el fascinante mundo de la fotografía haciendo importantes composiciones. Trabajó para la empresa Goodrich-Euzkadi entre 1946 y 1952, donde cumplía como agente viajero.

Forma una familia

Su vida tomó un grandioso e inesperado rumbo al llegarle el amor. Contrae nupcias en 1947 con Clara Angelina Aparicio Reyes, con quien tuvo cuatro hijos: Claudia Berenice, Juan Francisco, Juan Pablo y Juan Carlos.

Sus imágenes se publicaron por primera vez en la revista América en el año 1949. En 1952 obtiene la primera de dos becas que le otorgó el Centro Mexicano de Escritores, que fue fundado por la estadounidense Margaret Shedd, que indiscutiblemente fue la persona que le permitió a Juan Rulfo publicar en el año 1953 su libro “El llano en llamas”.

Durante 1954  comenzó como partícipe en la Comisión Papaloapan y también como editor para el Instituto Nacional Indigenista en México. Para el año 1955 publica su única novela titulada “Pedro Páramo” y tuvo el importante trabajo de encargarse de la edición de una de las colecciones más emblemáticas de Antropología Contemporánea y Antigua de México, realizada para el Instituto Nacional Indigenista.

Muestra su otra fascinación

En 1980 dió a conocer su gran recopilación fotográfica de aproximadamente seis mil negativos que aún se encuentran en estudio por no estar algunos identificados.

Entre 1956 y 1958 escribió “El Gallo de oro” que fue fublicado en 1980 contando con cuatro traducciones a los idiomas portugués, alemán, italiano y francés. De esta publicación se realizaron cuatro películas. Juan Rulfo también se incursionó en la realización de guiones cinematográficos.

Es palpable como sus obras permanecen latentes en el tiempo. Fue un notable escritor, fotógrafo y guionista mexicano. Es catalogado como uno de los escritores más reconocido de Latinoamérica en el siglo XX.

Falleció a la edad de 68 años, el 07 de enero de 1986 en la Ciudad de México a causa de un paro cardio respiratorio.

Sus Obras

Entre ellas se destacan cuentos y novelas.

Cuentos:

  • “La Vida no es muy seria en sus cosas, nos han dado la tierra” del año 1945.
  • “El llano en llamas” del año 1953.
  • Un pedazo de noche, que es el único fragmento que se tiene de la novela “El hijo del desaliento” del año 1959.

Novelas:

  • “Pedro Páramo” del año 1955.
  • “El Gallo de oro” del año 1980.

Reconocimientos y Premios recibidos

  • Premio Xavier Villaurrutia en el año 1955 por su novela “Pedro Páramo”.
  • Premio Nacional de Lectura en el año 1970.
  • Participa en el Congreso de Estudiantes de la Universidad de Varsovia en el año 1974, para ser posteriormente invitado a integrarse a la comitiva presidencial llegando a viajar a los países Alemania, Checoslovaquia, Austria y Francia.
  • Fue elegido miembro de la Academia Mexicana de la Lengua el 09 de julio de 1976, tomando posesión de la silla XXXV el 25 de septiembre de 1980.
  • Premio Príncipe de Asturias de Las Letras de España en el año 1983.

Ediciones del Libro “Pedro Páramo”

Las presentadas de esta grandiosa novela son:

Primera Edición

Lugar: México.

Editorial: Fondo de Cultura Económica (Letras Mexicanas; 19).

Año: 1955.

Género: Narrativa – Novela – Libros Individuales.

Tipo: Literatura escrita.

Lengua: Obra original en español.

Premio obtenido: Premio Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores.

Otras Ediciones

  • Lugar: México; Editorial: Fondo de Cultura Económica; Año: 1964.
  • Lugar: Barcelona, España; Editorial: Planeta; Año: 1969.
  • Lugar: México, D.F.; Editorial: Fondo de Cultura Económica; Año 1980.
  • Lugar: Barcelona, España; Editorial: Bruguera (Libro Amigo); Año: 1981; la editorial imprimió dos presentaciones.
  • Lugar: México, D.F.; Editorial Fondo de Cultura Económica; Año: 1981.
  • Lugar: Madrid, España; Edición de: José Carlos González Boixo; Editorial: Cátedra (Letras Hispánicas; 189); Año: 1983.
  • Lugar: México, D.F.; Editorial: Secretaría de Educación Pública / Fondo de Cultura Económica (Letras Mexicanas; 50) / Editorial RM; Año: 1984.
  • Lugar: Madrid, España; Editorial: Anagrama (Colección Compactos); Año: 1993.
  • Lugar: Barcelona, España; Prólogo de: Luis Izquierdo; Editorial: Anagrama (Compactos); Año: 1995.
  • Lugar: Barcelona, España; Editorial: Círculo de Lectores; Año: 1999.
  • Lugar: México, D.F.; Prólogo de: Alberto Vital; Editorial: Plaza & Janés; Año: 2000.
  • Lugar: Madrid, España; Editorial: Debate; Año: 2000.
  • Lugar: Barcelona, España; Editorial: Literatura Random House; Año: 2004.
  • Lugar: Barcelona, España; Editorial: S.L.U. Espasa Libros; Año: 2007.
  • Lugar: Santiago, Chile; Editorial: Compañía Editora Continental; Año: 2014.
  • Lugar: Estados Unidos; Editorial: CreateSpace Independent Publishing Platform; Año: 2015; la editorial imprimió dos presentaciones.
  • Lugar: México, D.F.; Diseño de: José Luis Lugo; Editorial: Editorial RM; Año: 2015.

Traducciones del Libro “Pedro Páramo”

Se han realizado más de treinta traducciones, entre ellas:

Italiano

Primera Edición, traducida por: Emilia Mancuso; Lugar: Milán; Editorial: Feltrinelli (Le Comete); Año: 1960.

Otras Ediciones:

  • Traducido por: Francisca Parujo; Lugar: Torino; Editorial: Einaudi (Collana I Coralli); Año: 1977.
  • Traducido por: Francisca Parujo; Lugar: Torino; Editorial: Einaudi (Collana Nuovi Coralli); Año: 1989.
  • Traducido por: Paolo Collo; Lugar: Torino; Editorial: Einaudi ( Collana L’ arcipelago; 61); Año: 2004.
  • Traducido por: Paolo Collo; Introducción de: Ernesto Franco; Lugar: Torino; Editorial: Einaudi (Collana Letture Einaudi); Año: 2014.

Francés

Primera Edición, traducida por: Roger Lescot; Lugar: París; Editorial: Gallimard (La Croix du Sud); Año: 1959.

Otras Ediciones:

  • Traducido por: Roger Lescot; Lugar: París; Editorial: Gallimard (L’ Imaginaire); Año: 1979; Año: 1993.
  • Traducido por: Gabriel Laculli; Lugar: París; Editorial: Gallimard (Du monde entier); Año: 2005.
  • Traducido por: Roger Lescot; Lugar: París; Editorial: Gallimard (Folio); Año: 2009.

Inglés

Primera Edición, traducida por: Lysander Kemp; Lugar: Quebec; Editorial: Black Cat Books; Año: 1990.

Otras Ediciones:

  • Traducido por: Margaret Sayers Peden; Lugar: Nueva York; Editorial: Grove Press / Black Cat Books; Año: 1994.
  • Traducido por: Margaret Sayers Peden; Lugar: Texas; Editorial: University of Texas Austin; Año: 2002.
  • Traducido por: Margaret Sayers Peden; Prólogo de: Gabriel García Márquez; Lugar: Londres; Editorial: Serpent’s Tail; Año: 2014.

Alemán

Primera Edición, traducida por: Mariana Frenk-westheim; Lugar: Múnich; Editorial: Manser; Año: 1958.

Otras Ediciones:

  • Traducido por: Mariana Frenk-westheim; Lugar: Múnich; Editorial: Deutscher Taschenbuch; Año: 1968.
  • Traducido por: Mariana Frenk-westheim; Lugar: Fráncfort; Editorial: Suhrkamp Verlag; Año: 1975.
  • Traducido por: Mariana Frenk-westheim; Lugar: Berlín; Editorial: Volk und Welt; Año: 1976.
  • Traducido por: Mariana Frenk-westheim; Lugar: Múnich; Editorial: Hanser; Año: 1989.
  • Traducido por: Mariana Frenk-westheim; Lugar: Reinbek; Editorial: Rowohlt; Año: 1993.
  • Traducido por: Mariana Frenk-westheim; Lugar: Fráncfort; Editorial: Suhrkamp Verlag; Año: 1999; Año: 2003.
  • Traducido por: Dagmar Ploetz; Lugar: Múnich; Editorial: Hanser; Año: 2008.
  • Traducido por: Dagmar Ploetz; Lugar: Berlín; Editorial: Suhrkamp Verlag; Año: 2010.

Portugués

  • Traducido por: Eric Nepomuceno; Lugar: Río de Janeiro; Editorial: Best Bolso; Año: 2009.

Sueco

  • Traducido por: Karin Alin; Lugar: Estocolmo; Editorial: AWE / Geber (Moderna mästare); Año: 1960.

Finés

  • Traducido por: Tarja Roinila; Lugar: Helsinki; Editorial: Like; Año: 1991.

Irlandés

  • Traducido por: Tomás Mac Síomóin; Lugar: Dublín; Editorial: Coiscéim; Año: 2008.

Hebreo

  • Traducido y Prólogo por: Rami Saari; Lugar: Jerusalén; Editorial: Carmel; Año: 2003.

Rumano

  • Lugar: Bucarest; Editorial: Editura Rao; Año: 2006.

Griego

  • Traducido por: Loanna Karatzaphere; Lugar: Atenas; Editorial: Patakis; Año: 2005.

Húngaro

  • Traducido por: Imrei Andrea; Lugar: Rumania; Editorial: Bookart Kiadó; Año: 2014.

Náhuatl

  • Traducido por: Victoriano de la Cruz; Presentación por: Heriberto Yépez; Lugar: Ciudad de México; Editorial: Universidad Nacional Autónoma de México / Instituto de Investigaciones Filológicas (UNAM) / Editorial RM; Año: 2017.

Otros idiomas traducidos

Búlgaro, Checo, Coreano, Danés, Esloveno, Euskera, Hindi, Japonés, Neerlandés, Islandés, Noruego, Persa, Polaco, Portugués (Portugal), Ruso, Serbio y Turco.

Si te gustó este artículo, también podrían interesarte los siguientes resúmenes:

Resumen y Reseña de el Retrato de Dorian Gray

El Resplandor (libro) del autor Stephen King

Resumen y reseña de Frankenstein (Libro)

(Visited 1.689 times, 7 visits today)

Deja un comentario