Resumen de Aura (Libro) del Autor Carlos Fuentes

Aura es una obra del escritor mexicano Carlos Fuentes que fue el  ganador del Premio Cervantes. Esta novela  está considerada como una de las más importantes de este escritor y una de las mejores de la narración Mexicana del siglo XX. Pasemos a leer el  resumen del libro aura

Aura

Esta obra fue publicada en 1962 en la Ciudad de México, al mismo tiempo  que otra obra que también se popularizó de Fuentes; La muerte de Artemio Cruz.  Las dos  han formado parte de un gran  prodigio literario que se  conoció como “Boom Latinoamericano”, que se llevó a cabo entre los años 1950 y 1970 en toda América Latina.

Su autor

El escritor Carlos Fuentes Macías, nació en Panamá el 11 – 11  de 1928 y falleció en Ciudad de México, el  15 de mayo de 2012,  Se desarrolló  como un  intelectual, escritor y diplomático mexicano, fue  uno gran autor que se  destacó en su país y dio un impulso a  las letras hispanoamericanas, escribiendo novelas tales como;

  •  La región más transparente.
  • La muerte de Artemio Cruz.
  • Aura.
  • Cambio de piel
  •  y Terra nostra.

También escribió ensayos acerca de Cervantes o la crítica de la lectura, El espejo enterrado La nueva novela hispanoamericana, Geografía de la novela y La gran novela latinoamericana y otros más.

Entre los reconocimientos que recibió están;  en 1977 Premio Rómulo Gallegos, en 1987 Cervantes, y en 1994 el Príncipe de Asturias de las Letras. Y en 2003, fue elegido Gran oficial de la Legión de Honor y en 2009  lo nombraron Caballero Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica. Al mismo tiempo;  miembro honorario de la Academia Mexicana de la Lengua en agosto de 2014​ y le otorgaron el  Doctorado Honoris Causa por varias casa universitarias, entre ellas Cambridge, Harvard, y la Universidad Nacional de México.

Es interesante el hecho de que tres  novelas mexicanas, de las más célebres y queridas son novelas breves: Las batallas en el desierto, de José Emilio Pacheco; Pedro Páramo, de Juan Rulfo y Aura, de Carlos Fuentes. Para demostrar  que una obra maestra de la literatura no necesariamente debe ser extensa.

En el año 2001, el Secretario del Trabajo en México, Carlos Abascal, la novela fue objeto de censura, ya que la autoridad se quejó en la escuela de su hija porque la maestra de Español había pedido a las alumnas que la leyeran.

El hecho suscitó un enfrentamiento entre los escritores Carlos Monsiváis y Elena Poniatowska, que defendían a Fuentes, y altos funcionarios del gobierno mexicano y miembros del alto clero, que defendieron a Abascal. La maestra de español fue despedida. Finalmente y a fin de cuentas, la censura conservadora siempre tiene el efecto contrario: en vez de esconder, hace aquello que censura más evidente y notable. El mismo Carlos Fuentes, en la FIL de Guadalajara de 2008 dijo:

    “Cuando un libro es objeto de un acto de censura como que resucita el libro. ‘Aura’ fue objeto de un acto de censura que yo agradezco, porque gracias a esa censura se multiplicaron las ventas del libro… Las ventas brincaron a 20.000 ejemplares a la semana. Imagínense ustedes, cosa que nos tenía felices a mi editor y a mí”.

Esta  novela es un cuento  fantástico de gran inspiración gótica,  es una narración breve que nos cuenta la historia de Felipe Montero, quién es un joven historiador que lo contrata  Doña Consuelo, quién es la viuda de General Llorente, con el objetivo que ordene y logre  terminar  de escribir las historias de su marido difunto.

La Doña establece una condición y es que Él  deberá vivir en la casa, el cual es un lugar completamente misterioso y que ha  permanecido  en las tinieblas para así impedir la evocación del General.

Felipe conocerá a Aura en esta casa, quien es sobrina de doña Consuelo es la enigmática joven,  que ayuda a la Señora con las labores  del hogar y  domésticas. Felipe al conocerla sentirá una particular atracción.

La joven y la  anciana tienen un  rara relación, que hace pensar  a Felipe lo llevará a cavilar, acerca  que la vieja mantiene a la sobrina, como prisionera,  por todo ello Felipe se sentirá obligado a liberarla. Sin embargo a continuación, , él descubrirá que esa dependencia entre  Aura y  Doña Consuelo va más allá de lo inimaginable.

Análisis  de Aura

Como señalamos anteriormente Esta  novela es de corte gótico y  se desarrolla  en la Ciudad de México, en 1961. Cuenta  la historia de Felipe Montero, que va a terminar de escribir las memorias del General Llorente por Él joven historiador al que le será encomendada la tarea de ordenar por  la parte de doña Consuelo, quién es su viuda,  deberá vivir en la casa junto con ella y su sobrina, con esa condición Aura, mientras esté realizando ese trabajo.

La casa está permanentemente a oscuras para no activar el recuerdo del General que murió, resulta extraña para Felipe: apenas se encuentra  iluminada con la tenue  luz de velas. Al mismo tiempo con un mobiliario y la decoración antiquísima.

Este ambiente recuerda a las novelas góticas. Todo en esa casa  es como si el tiempo no hubiera pasado., donde predomina la oscuridad y existe infatigablemente la sensación de que la límite entre lo real y lo fantástico está a punto de suprimir.

Llevará a Felipe no solo a explorar los entresijos de la vida política mexicana del siglo XIX, Por su parte, la labor de lectura y ordenación de los manuscritos del general, escritos en francés, la historia de su enamoramiento con doña Consuelo y el paulatino proceso de deterioro de la mujer,  sino también a conocer, de primera mano,

Doña Consuelo comienza a experimentar con una serie de rituales mágicos que recuerdan a las prácticas de brujería;  a través de la cría gatos y conejos, sacrifica a machos cabríos, se comienza alimentar solamente e  únicamente con  vísceras, conviviendo también  con ratones, etc.), ella es  incapaz de concebir hijos para el General, en su sentimiento de culpabilidad, por tal motivo  contrasta con la imagen que le ha ofrecido a Felipe: la de una anciana muy devota del cristianismo.

La anciana y la sobrina tienen una extraña relación y  Felipe empieza a darse cuenta de que la forma en que se comportan Doña Consuelo y Aura se escapa de lo común.  Felipe observa  que Doña Consuelo tiene un poder para controlar todo  lo que hace y dice Aura, inclusive sus gestos y sus más pequeños movimientos.

Todo este misterio hace que  Felipe, se haya enamorado de Aura,, le propone liberarla, pero esta se niega, y en la idea de que la joven es una prisionera de la anciana y en el último de los dos encuentros amorosos, se da cuenta   como si la anciana actúa como si hubiera desarrollado un poder mágico para controlar a Aura,  con la finalidad de poder concebir el hijo que no pudo darle al general, que mantienen se percata de que la vieja y la joven son la misma persona,. Felipe en ese punto, al igual que Aura se ha transformado en Doña Consuelo en sus tiempos de juventud, se dará cuenta de que ha asumido también él la persona del General

Espacio

El personaje principal se mueve entre cafés, transporte público y avenidas congestionadas, y transcurre la narración teniendo lugar en un espacio urbano. típico de las grandes urbes. Luego el escenario es en la casa de Doña Consuelo y después de allí, el ambiente es predominantemente doméstico.

Es una casa que permanece a oscuras, sin embargo, no se trata de una casa típica: La decoración y los muebles en efecto, son antiguos donde la iluminación aún depende del fuego, como si el tiempo se hubiese detenido en el siglo XIX.La anciana y su sobrina viven en esta oscuridad, la razón por que es para no despertar los recuerdos del difunto general.

Asunto

Felipe Montero, cuenta la historia es un joven historiador, que es contratado por la viuda de un general mexicano para que termine de escribir y ordenar las memorias de su marido para la realización del trabajo para su publicación, Felipe tendrá que vivir en la casa de doña Consuelo, allí se conocerá con su sobrina, una joven enigmática llamada Aura, de la cual Felipe termina  enamorado.

Temas

La novela atiende el tema  acerca del deseo,  la juventud, la vejez y  la belleza; al mismo tiempo acerca  del anhelo desmedido de juventud de una mujer. No se sabe a ciencia cierta si todo lo que sucede es una alucinación del personaje principal, o si, en efecto, la joven Aura y la anciana Consuelo son la misma persona. Incorpora elementos del realismo mágico.

Narrador

La voz como tal, está dirigida  al personaje principal, Felipe Montero, Está narrada en segunda persona de singular,  causando la impresión de que está dirigida a él y  que lo va a conducir a lo largo de la novela.

Estructura y tiempo

La novela se estructura en cinco capítulos a lo largo de los cuales se va narrando, de modo lineal, la sucesión de hallazgos y revelaciones a los que va conociendo Felipe Montero durante su estancia en la misteriosa casa de doña Consuelo. El tiempo, es interrumpido únicamente, acaso, por las evocaciones al pasado que hace Felipe por su parte, tiene también un desarrollo lineal,  a través de las historias y las fotografías del general Llorente.

Estilo

En la obra se destacan los fragmentos en francés que ha introducido el autor para dar verosimilitud a la tarea, Se vale de un vocabulario culto, literario,  puesto que los manuscritos del general han sido escritos originalmente en esta lengua. Predomina, un estilo narrativo enriquecido por pasajes descriptivos que nos muestran no solo cómo es el ambiente dónde se suceden los acontecimientos, como es propio del género novelístico, sino también los personajes y sus características físicas y espirituales..

Personajes

Felipe Montero

Es un joven historiador y profesor auxiliar con conocimientos del idioma francés. Felipe Montero es el personaje principal de historia. Acude a la casa de la señora Consuelo, viuda del general Llorente, gracias a un aviso en el periódico para un trabajo para el que está plenamente capacitado. Planea escribir una obra sobre los descubrimientos y las conquistas españolas en América. Entiende que se ha transformado en la personificación del general Llorente con el transcurrir de la historia

Consuelo Llorente

Es viuda del general Llorente, quien fue un militar mexicano que, al morir, dejó sus memorias inconclusas. Ella es una anciana mujer y contrata a Felipe Montero para que se encargue de completar y publicar la obra del general. Felipe Montero calcula que la anciana, de piel arrugada y cabello blanco, pequeña y de voz débil y aguda, tenga unos 109 años de edad. Se casó a los 15 años y su marido murió cuando tenía 49, hace sesenta años ya. Su gran frustración es no haber sido capaz de darle hijos a su marido. Es una mujer devota que tiene como apoyo a su sobrina Aura.

Aura

Es la sobrina de Consuelo Llorente. Aura es el personaje enigmático que da título a la obra.  Vive con su tía para apoyarla en labores domésticas. Cautiva  desde un primer momento cautiva aFelipe Montero, al punto de que este se enamora de ella y trata de llevársela de la casa de la señora Consuelo.  Pero Aura, comienza actuar de manera extraña, lo cual llama la atención de Felipe, como mecánicamente, al transcurrir de la historia, Aura es una personificación de doña Consuelo joven y entenderemos cuál es su propósito.

Resumen

Aura en unos cuantos capítulos

Capítulo I

Felipe Montero, lee un anuncio en el periódico: “Se solicita historiador joven. Ordenado. Escrupuloso. un joven historiador de veintisiete años, Conocedor de la lengua francesa…”. Acude al domicilio señalado en el anuncio; (Donceles 815), en el centro de la Ciudad de México. El trabajo consiste en completar las memorias del General Llorente, difunto marido de la anciana y es recibido por una misteriosa anciana que está en cama. La anciana coloca entre las condiciones del contrato está la de residir en esa casa. Montero quien está dudando de la oferta. Cambia de opinión al repentinamente aparece Aura, sobrina de la anciana. Montero decide tomar el trabajo, al verla.

Capítulo II

Felipe Montero es conducido a su habitación por Aura  y este le dice que en una hora lo esperan a la cena. De modo que Montero y Aura se quedan solos, porque la Sra. Consuelo no asiste a la cena. La joven ejerce en él una fascinación y atracción. Cuando Montero llega descubre a la anciana de rodillas rezando. La anciana espera a Montero después de la cena en su recámara  y La anciana le hace entrega a Montero unos papeles. El joven debe emprender a trabajar de inmediato.

Capítulo III

Para Montero  los cuatro mil pesos son muy atractivos. Sin embargo encuentra que la anciana ha sobrevalorado los escritos del difunto marido. El dinero suficiente para mantenerse un año y trabajar en su propia obra sobre las conquistas españolas en América. Quizá si trabajase tres meses reuniría doce mil pesos.

Montero duerme, y tiene una pesadilla  y en el momento más terrible se despierta abruptamente y se encuentra con Aura, desnuda, junto a él, acariciando su rostro y recorriéndole el cuerpo entero a besos, diciéndole;  “Eres mi esposo”, dice Aura. Ella le comenta que lo esperará en la noche, en su recámara.

Montero lee en las memorias  que el general conoció a la anciana cuando esta tenía quince años. Sigue con la lectura de las memorias de Llorente. Era el año 1867, el general  Llorente narra una extraña escena: un día encontró a su joven esposa abierta de piernas, con la crinolina levantada por delante, martirizando a un gato. Torturar a los gatos, escribió Llorente, fue la forma en que la mujer hacía propicio aquel amor, hicieron el amor, por una suerte de sacrificio simbólico, torturaba al gato.

Montero deduce que la anciana debe tener ciento nueve años. Haciendo cálculos, el general adoraba sus ojos verdes y que se vistiera de verde. Este detalle del verde es muy  importante, y de algún modo sabremos que Aura y la anciana son la misma persona. porque en el siguiente capítulo Aura, que también tiene los ojos verdes, estará vestida de verde,

Hay un manuscrito donde el general escribe: Je pense que tu seras toujours belle, même dans cent ans… (pienso que serás siempre bella, lo mismo en cien años…). Y, finalmente: que ne ferais-tu pas puor rester toujours jeune? (¿Qué no harías para permanecer siempre joven?)

Capítulo IV

Han acordado verse en la noche en la recámara de ésta,  Montero y Aura. Él  piensa que para perpetuar la ilusión de belleza y juventud de la anciana, es la razón por la cual vive Aura en esa casa.

Pero algo prodigioso ha sucedido, Montero llega, abre la puerta y la encuentra vestida de verde,  una transformación mágica, porque Aura no parece la chica de veinte del día anterior ahora parece una mujer de cuarenta años.

Encontraremos con una escena erótica a continuación, que involucra símbolos sagrados –y aquí se comprende sencillamente por qué se molestó el Secretario del Trabajo, Carlos Abascal, quién era un  ferviente católico–: Aura comienza a lavar los pies de Montero mientras mira sigilosamente un Cristo de madera, más tardes luego bailan un vals que ella canturrea y que, por alguna extraña razón Montero también conoce y canta con ella, mientras Aura continua  desabotonándole la camisa y se besan.

Aura parte una oblea en sus muslos y ofrece una mitad a Montero, que la come. Agachada en la cama –una de las posiciones más sensuales que puede adoptar una mujer–, Luego cae sobre ella, que tiene completamente  los brazos abiertos, como el Cristo. “Aura se abrirá como un altar”.

Al despertar, Montero la  busca, cree que va a ver  la espalda de Aura, pero ya ella  no está en la cama.

Al abrir sus ojos,  la ve allí al pie de la cama. Aura La camina hacia un rincón del cuarto, se sienta en el suelo, cercana y a los pies de la anciana Consuelo, que estába sentada en un sillón que él no había visto. Las dos mujeres le sonríen y se van por la puerta que comunica la habitación de Aura y la de la anciana.

Capítulo V

Al despertar, Montero reflexiona que, de algún modo, la noche anterior engendró su propio doble. Y, más aún, Aura es el doble de Consuelo, y viceversa.

Montero propone a Aura marcharse juntos, huir de la anciana, pero la muchacha al parecer no quiere partir. Le dice a Montero que su tía saldrá todo el día, y que lo esperará esa noche en la recámara de su tía.

En la lectura de las memorias de Llorente se entera Montero que el general y Consuelo no han podido tener hijos, y que ello había trastornado a la mujer, que entonces buscó un remedio con plantas y pócimas. Consuelo creyó encontrar la pócima de la juventud, y enloqueció. Llorente la encontró una madrugada, caminando sola y descalza por los pasillos. “No me detengas –dijo Consuelo–; voy hacia mi juventud, mi juventud viene hacia mí. Entra ya, está en el jardín, ya llega”. Llorente, asombrado, cerró sus memorias con esta frase: “Consuelo, le démon aussi était un ange, avant…” (Consuelo, el demonio también fue antes un ángel…”).

Resumen de Aura

Al final de los folios hay unas fotografías. Hay una foto de Aura, fechada en 1876 –la novela se desarrolla en 1961–, y firmada por Consuelo Llorente en el décimo aniversario de su boda. Pero la mujer de esa antigua imagen es Aura. Y también hay otra foto igual de desconcertante: Aura en compañía del anciano Llorente, pero el anciano Llorente es Montero. Montero sabe que Llorente es él.

Al caer la noche Montero se apresura a buscar a Aura en la habitación de Consuelo, según habían acordado. Entra y ve a Aura en la cama. Ella le pide que se acueste a su lado, pero que no la toque. Montero sabe que la anciana podría llegar en cualquier momento, pero Aura le dice que no regresará: “Ella ya se agotó”.

Entonces la besa, la abraza, pero se da cuenta que está besando y abrazando a una anciana:

“apartarás tus labios de los labios sin carne que has estado besando, de las encías sin dientes que se abren ante ti: verás bajo la luz de la luna el cuerpo desnudo de la vieja, de la señora Consuelo, flojo, rasgado, pequeño y antiguo, temblando ligeramente porque tú lo tocas, tú lo amas, tú has regresado también…”

Capítulo V

Resumen de Aura

La noche anterior engendró su propio doble. Al despertar, Felipe reflexiona que así sucedió de algún modo Y, más aún, concluye que Aura es la doble de Consuelo, y al contrario.

Montero le propone a Aura que se marchen juntos para huir de la anciana, pero la chica al parecer no quiere partir. Le dice a Felipe Montero que lo esperará esa noche en la recámara de su tía, que su tía saldrá todo el día.

Montero que el general y Consuelo no han podido tener hijos, en la lectura de las memorias de Llorente se entera y que ello había trastornado a la mujer, que hasta  entonces buscó un remedio con plantas y pócimas.

Llorente la encontró una vez que amanecía, caminando descalza por los pasillos y sola . “No me detengas –dijo Consuelo–; voy hacia mi juventud, mi juventud viene hacia mí. Entra ya, está en el jardín, ya llega”.

Llorente, asombrado, cerró sus memorias con esta frase: “Consuelo, le démon aussi était un ange, avant…” (Consuelo, el demonio también fue antes un ángel…”). Consuelo creyó encontrar la pócima de la juventud, y enloqueció.

Hay una foto de Aura, fechada en 1876 –la novela se desarrolla en 1961–, y firmada por Consuelo Llorente en el décimo aniversario de su boda. Al final de los folios hay unas fotografías.  Pero la mujer de esa antigua imagen es Aura.

Montero sabe que Llorente es él. Hay otra foto igual de desconcertante: Aura en compañía del anciano Llorente, pero el anciano Llorente es Montero. Al caer la noche Montero se apresura a buscar a Aura en la habitación de Consuelo, según habían acordado. Ella le pide que se acueste a su lado, pero que no la toque. Entra y ve a Aura en la cama y Felipe Montero sabe que la anciana podría llegar en cualquier momento, pero Aura le dice que no regresará: “Ella ya se agotó”.

Entonces la besa, la abraza, pero se da cuenta que está besando y abrazando a una anciana:

“apartarás tus labios de los labios sin carne que has estado besando, de las encías sin dientes que se abren ante ti: verás bajo la luz de la luna el cuerpo desnudo de la vieja, de la señora Consuelo, flojo, rasgado, pequeño y antiguo, temblando ligeramente porque tú lo tocas, tú lo amas, tú has regresado también…”

¿Y Aura?

El libro finaliza con esta enigmática frase:

“Volverá, Felipe, la traeremos juntos. Deja que recupere fuerzas y la haré regresar…”

Si te ha gustado este articulo, quizás te interesaría leer alguno de los siguientes:

Divergente (Libro) de la Autora Veronica Roth

Buscando a Alaska (Libro): Resumen Reseña y Personajes

Resumen de El Principio del Placer de José Pacheco

(Visited 26.122 times, 17 visits today)

Deja un comentario