Ensayo del autor Michel Foucault: vigilar y castigar

Vigilar y Castigar es una obra literaria argumentada por el gran historiador y filósofo de origen francés, Michel Foucault. Cuya primera publicación fue realizada en el año de 1.975, bajo el título en francés: Surveiller et Punir: Naissance de la prison. Continúa leyendo este post, para aprender de qué trata!!

VIGILAR Y CASTIGAR

Vigilar y Castigar: el nacimiento de la prisión

Vigilar y Castigar, es una  maravillosa obra que fue concebida luego de realizar un estudio basado en el derecho y leyes penales, bajo el estricto régimen autoritario del sistema penitenciario de la época durante el siglo XVIII, hasta entrado el siglo XIX.

La cual mantiene sus principios en el crecimiento del poderío, el manifiesto control de la tecnología y la microfísica del mismo dentro de la actual sociedad.

La obra Vigilar y Castigar de Michel Foucault, considera estructurales los sistemas teóricos y sociales, que se pueden ubicar en base a las modificaciones que se han suscitado en los diversos sistemas penales en occidente a partir de la Edad Moderna.

El autor mantiene dos hipótesis dentro de su narrativa en Vigilar y Castigar: en principio, que la parte penal ha mantenido ciertos cambios estructurales o mutaciones, que no son necesariamente una mejoría o deterioro del sistema penal en sí, como se ha venido desarrollando.

Sino, por el contrario, ha desarrollado un cambio socio económico y de ámbito político, en la base de la sociedad occidental, la cual amerita cierto estudio fundado en dichos métodos de poder.

Por otro lado, en segunda opinión, dicho estudio sostiene que podemos encontrar diversos conjuntos de técnicas y pasos a tomar, en cuanto los sustitutos para la mejor comunicación o ciertas bases de apoyo emitidas para el desarrollo del poder fundamental y el aprendizaje del mismo, que producen dominación en los diferentes cuerpos humanos, manteniendo a los mismos, como artilugios para el aprendizaje. Pasando esta hipótesis a diferenciar las prácticas penales de teóricas a anatómicas, políticamente hablando.

Las dos hipótesis que describe el autor en esta obra literaria, está desarrollada en cuatro interesantes partes: Suplicio, Castigo, Disciplina y Prisión.  Las cuales se basan en cuatro principios fundamentales, establecidos como el reglamento básico del estudio a desarrollar:

  • No basar el aprendizaje en la parte negativa de la pena, más bien buscar el lado eficiente y positivo de la misma, dando forma al castigo como tal, en base a la complejidad social del individuo.
  • Buscar en el sistema punitivo, la metodología correcta en base a la práctica política sin mantener explícitamente la solución en base a los fundamentos de las leyes.
  • Se debe ir analizando los hechos del suceso en base de la historia penal y de las ciencias humanas, no por separado sino en conjunto, procesando la información como un suceso epistemológico jurídico en sí.
  • Ubicando la separación de cuerpo y alma, en base a la pena, se debe localizar la parte científica en el suceso penal como tal, lo que implica cierta modificación en cuanto a la manera de cómo el cuerpo se despliega en base a las relaciones de poderío.

Resumen de Vigilar y Castigar: cuatro partes interesantes

A continuación se describirán cada uno de los capítulos que conforman las partes de esta teoría en la obra Vigilar y Castigar, en base al estudio realizado por el autor. En el primer capítulo, nuestro autor, genera el resultado de elaborar un estudio práctico del sistema penal durante el siglo XVI, concluyendo que se basa netamente en el suplicio. Siendo este un asunto corpóreo, el cual debe asimilar tres requisitos indispensables para tal fin:

  • Debe ser cuantificable, es decir, solamente se puede otorgar cierta cantidad de dolor.
  • En base al tipo de delito, se impondrá al sujeto, un castigo específico, basándose en reglas fundamentales para tal fin.
  • Siguiendo con rituales específicos, el delincuente obtendrá una marca indicativa al suplicio otorgado, verificando así que la ley está por encima de los delitos ejercidos.

VIGILAR Y CASTIGAR

Para llegar a suscitar este tipo de castigo, la parte política otorga a la justicia el poder de juzgar al delincuente como si estuviera delinquiendo directamente sobre el monarca. Dando similitud a los hechos, es decir, si no se cumple la ley del soberano, ya se está dañando el sistema, puesto que se está quebrantando la ley establecida, por él mismo. Quebrantas la ley del pueblo, quebrantas la ley del monarca.

Por lo que se está determinando una especie de venganza directa entre el delincuente y el rey, adjudicando a esto un suceso político-jurídico, dando restitución a la soberanía que ha sido quebrantada.

Por otro lado, económicamente, no se le ha dado a los seres humanos el valor que les pertenece en cuanto a sus labores industriales durante los siglos XVI Y XVII, basando el Suplicio según Foucault en:

Parte de la práctica jurídica porque revela la verdad y realiza el poder.

Suplicio

Según el aprendizaje del autor, desde principios de la Edad Media, El Suplicio otorgado a los delincuentes, era una parte esencial de la demostración del régimen penitenciario, el cual manifestaba públicamente que se había logrado obtener la realidad de algún suceso de gravamen social, para el que el delincuente era parte principal de pregonar dicha pena, lo que terminaba en un castigo corporal y físico de su propia condena, desplazando a través de su cuerpo dicho castigo, demostrando a la sociedad el mismo, como llevar cruces en su espalda, letreros, etc.

Esta manifestación pública era también parte de la deshonra al monarca, por haber delinquido ante él, siendo un ritual político en primera instancia, donde el delincuente no solamente debía cumplir una condena acorde a sus actos, sino que debí redimir el daño otorgado a su monarca.

No obstante, con el paso del tiempo, los suplicios que eran parte de los castigos otorgados a los delincuentes, empezarían a desvanecerse, debido básicamente a: los manifiestos en la ciudadanía, ya que en dichos actos públicos solían haber alteraciones y desórdenes públicos.

Y por otro lado, normalmente los delincuentes en su osadía y fuerza, solían pasar a ser más bien héroes del pueblo. Por lo que a finales del siglo XIX, todos los castigos otorgados, pasaron a ser netamente privados y silenciosos.

Continuando con las prácticas físicas en los delincuentes, era más preciso, privarlos de su libertad para ese momento. Por lo que entonces, la parte corpórea del sujeto, pasa a un segundo plano, siendo en este momento su alma la que llevaría el castigo.

Se da paso a tratar a los delincuentes como sujetos con trastornos de inadaptados en la sociedad, en base a sus más bajos instintos: «no ya sobre lo que han hecho, sino sobre lo que son, serán y pueden ser». Dando paso a cierta clase de especialistas en torno a los castigos, tales como (psiquiatras, educadores, funcionarios…)

Castigo

Ya para mediados del siglo XVIII, surgen las manifestaciones de protesta en base a los suplicios otorgados a los delincuentes, ya que se comenzaron a considerar públicamente, una vergüenza para la sociedad y actos bastante peligrosos para el mismo delincuente y la muchedumbre. Basándose en la parte humanitaria, la cual debía respetarse aún si tu condición era ser un asesino.

Pero, según el autor, estos hechos sacan a la luz algo más profundo, buscando actualizar el sistema económico del castigo.

Al modificarse la estructura social a finales del siglo XVIII, debido al aumento del poderío en cuanto a riqueza material, bajan los sucesos de sangre, como asesinatos, etc y se elevan los crímenes directos al hurto en las propiedades. Por lo que los burgueses solicitan un cambio más inminente de los castigos en la justicia social.

Dando pie a ser más rigurosos, ejerciendo los castigos y las penas incluso a los delincuentes de poca monta que anteriormente eran dejados en libertad. Solicitando que el castigo, tal vez no tan severo, pero sí necesario para todo y para todos los que causen estragos sociales. Ya que, la sociedad establece que tiene el derecho de defender sus bienes y tranquilidad a toda costa y por ende, castigar al delincuente.

Gracias a esto, los castigos o penas establecidas, ya no pasan a ser consideradas como venganzas sino más bien justicia, por lo que surge la importancia de prevenir los delitos, a través de ciertos fundamentos básicos:

  • Los castigos establecidos deben elevarse por encima de la ventaja que obtendría el delincuente sobre determinado suceso.
  • Todo castigo debe ser fundamentado en representación del hecho que realiza el delincuente.
  • Los efectos secundarios de un delincuente ante la sociedad, deben basarse no en lo que el delincuente ha hecho, sino en lo que posiblemente pudo hacer.
  • Todo delito debe ajusticiarse sea cual se el motivo, sin quedar impune en sus hechos, por lo que tanto la vigilancia sectorial como la policía deben trabajar en conjunto con la justicia.
  • En base a las prácticas de la verdad, se deja atrás el método inquisitivo de juzgar y se pasa a los hechos, en base a los métodos más científicos, donde se obtienen pruebas para llegar a una decisión de castigo, de manera más empírica.
  • En base a todos los sucesos establecidos, cada castigo se debe imponer de acuerdo a ellas, de manera individual. Por lo que los castigos o sentencias que se ejecutarán, se basarán en diversa normas.

Cada pena establecida debe ser consciente y se debe realizar de manera inmediata al suceso. Se debe realizar cada acción en base al móvil del delincuente.

Por tal motivo, se requiere que cada delincuente obtenga una regulación temporal de sus actos, ya que se piensa que cada individuo puede regenerarse y delincuente regenerado no vuelve a delinquir. Los castigos o penas establecidas deberán otorgar al delincuente hechos que retribuyan a la sociedad los estragos que éste haya causado.

Cada unos de los castigos impuestos se deben estudiar a manera que el delincuente aprenda de ellos y no los vea como vacaciones pagadas. Puesto que anteriormente se daba a los delincuentes un romance inédito ante la sociedad a través de la literatura, haciéndoles más bien héroes.

Disciplina

En esta etapa del libro, nuestro autor, describe un breve análisis, que corresponde a los cambios realizados de igual manera en otras instituciones, tales como, hospitales, escuelas, cuarteles, etc. A manera de concluir las diferentes maneras de castigar a los individuos en diferentes circunstancias y escenarios, bajo el mismo control disciplinario.

Las diferentes disciplinas de Vigilar y Castigar

Luego del siglo XVIII, se descubrieron diversas técnicas de disciplina, que lograron establecer un control del cuerpo y de la mente de cada individuo, las cuales logran mantener dóciles a las personas bajo estrictas medidas de disciplina tanto en la parte militar, como en las demás. Cada manera de disciplinar a los individuos, están sujetas a ciertos intereses para su objetivo de éxito:

  • Vigilancia jerárquica: toda disciplina parte de la teoría de una vigilancia sin ser visible. Se realizan construcciones de palacios que albergarán en su interior fortalezas, para control interno. Es decir: un hospital-edificio, como instrumento de términos médicos, una escuela-edificio, como referencia de enseñanza, etc.

Castigo disciplinario

Para cada institución las normas se basan en los mismos principios, sin embargo cada una tiene sus propias reglas y fundamentos acordes a cada función de los individuos, propias leyes y propios castigos. Dando uso al castigo si se producen desviaciones por parte de los actos sociales dentro de dicha institución, basándose en sus reglas internas.

Impartir un determinado castigo sobre determinado individuo, debe orientarse en base a la corrección de los hechos. A manera de que sepan diferenciar lo bueno de lo malo y modificar las acciones que los llevaron a la acción penal.

Dentro de cualquier institución se basan en premios y castigos, otorgando los ascensos necesarios a cada buena acción y los castigos a cada mala acción.

Examen social

Este examen consiste en estudiar al delincuente en base a sus acciones en la sociedad para aplicar las normas: calificar, clasificar y castigar, al individuo, en base a ciertos hechos. Es una parte fundamental en la constitución de las ciencias humanas y sociales. Está basado en las siguientes pautas:

  • Todo poderío se basa en lo visiblemente realizado, pero, todo poder en cuanto a la disciplina establecida es de manera invisible.
  • Cada estudio se realiza de manera individual, en base a hechos y acciones de cada delincuente, que puede luego compararse con hechos globales en la sociedad.
  • Cada individuo es una “caso” dentro de la sociedad, bajo el control dominante del mismo.
  • Dentro de la sociedad el poder obtenido marca más al individuo, a mayor poder, más visible se es. Sin embargo, en cuanto a la disciplina que se otorga dentro de la sociedad, a mayor poder, más invisible eres. Todo aquél que difiere de las normativas sociales, (el niño, el enfermo, el loco, el condenado), pasa a una revisión exhaustiva.

Panotismo

El autor, describe en su obra, Vigilar y Castigar, que los fundamentos descritos anteriormente, se sustentan en base al panóptico, que Jeremy Bentham, diseña y materializa en el edificio “óptimo”, donde se ejerce la vigilancia perfecta.

Parte de este método es que se debe inducir en el culpable, un estado de conciencia visible, para optimizar la garantía y buen manejo del poder, sin ejercerlo de manera directa constantemente.

Ya que el culpable no debe saber que es vigilado. Parte de este hecho es su eficacia para reeducar al individuo socialmente, en base a ciertas técnicas conductuales. Dando pie a incrementar el poderío sobre los que se ejerce y disminuyendo la cantidad de los que ejercen el poder.

A manera de prevenir los sucesos. Dando paso a individuos disciplinados dentro de una sociedad bajo reglas comunes. En base a la disciplina, actualmente se sugiere el aumento útil de ciertos individuos dentro de la sociedad.

Cada parte de Vigilar y Castigar, pasa a ser más global, no sólo se mantiene la vigilancia del individuo, sino que se centra también en la vigilancia global, por ejemplo, los hospitales, no sólo vigilan al enfermo sino que controlan a la sociedad para evitar contagios, en base a ciertas estrategias de aislamiento y control en base al poder que ejerce. Como cita el autor:

La disciplina no puede identificarse ni con una institución ni con un aparato. Es un tipo de poder y una modalidad para ejercerlo.

Prisión

Siendo esta algo eventual, dentro de la sociedad, marca una pauta a partir del siglo XVIII hasta el siglo XIX, ta que empieza a usarse como parte del castigo de manera universal:

  • Dentro de una sociedad que considera la libertad del individuo algo personal, la privacidad de la misma forma parte de un mal igualitario.
  • Una prisión da el privilegio de cuantificar el castigo a través del factor tiempo.
  • Forma parte de la transformación del delincuente, enfatizando la condena ante la sociedad.
  • Al aislar de la sociedad al delincuente, por medio de la prisión, se garantiza el máximo poder, sobre cualquier influencia social.
  • Todo trabajo al que se ve sometido el delincuente dentro de las normas de la prisión, transforma de manera útil al condenado a dichos castigos. Puesto que el delincuente aprende a realizar labores dentro de la sociedad bajo ciertas normativas.
  • Cada condena está bajo un tiempo específico y cada condenado debe acatar esa condena bajo ciertas circunstancias y modulaciones.
  • Toda condena es impuesta a cada delincuente gracias a un régimen único, a través de todo el personal que labora, desde el policía, el clérigo, los psicólogos, etc.
  • Cada juicio debe ser individual, para someter al acusado a la libertad o al reclutamiento en prisión.
  • Cada prisión somete a cada individuo a normalizar sus acciones dentro de la sociedad, para proceder a su libertad. Sometiendo su alma a ciertas presiones, bajo cierta conducta psicológica única o global.
  • Es considerada una enfermedad patológica delinquir, por ende se analiza de esa manera.
  • Surge la criminología como una ciencia única de manera científica, para observar  la conducta social, de manera individual  de cada delincuente.
  • Sin embargo con el paso de los siglos, se ha especificado que la prisión no modela al delincuente. No reducen culpables en la sociedad. Más bien prevenir crea delincuentes nuevos, que luego no encajan dentro de la sociedad con el pasar del tiempo y de la duración de la condena, haciendo susceptible a la familia del mismo, generando incluso reincidencia de hechos delictivos por el ciudadano. Sin embargo, las prisiones continúan sumando comportamientos falsos en ciertos individuos.

Principio de la corrección

Toda acción penal, que prive de libertad al prisionero, debe finalizar en la modificación conductual del mismo, transformando sus acciones y regenerando al individuo.

Principio de clasificación

Dentro de la prisión, los delincuentes deben mantener una especie de jerarquía, deben estar confinados según sus agresiones, castigos, edad, etapas de transformación, etc.

Principio de la modulación de las penas

Cada condena es diferente y específica, por ende los castigos o condenas tienen que estar basadas en el criterio del individuo.

Principio del trabajo como obligación y como derecho

Para que los detenidos ingresen estructuralmente en la sociedad, el trabajo al que se somete debe ser esencial en su transformación, acorde a la condena y progresivo.

Principio de la educación penitenciaria

Todo delincuente en prisión debe ser sometido a la cultura, educación y enseñanza de manera obligatoria.

Principio del control técnico de la detención

Dentro de la prisión se debe encontrar personas capacitadas profesionalmente para la óptima capacitación de los detenidos.

Principio de las instituciones ajenas

Deben existir todo tipo de medidas para que el individuo se regenere y se adapte al reintegro a la sociedad, de manera definitiva y efectiva.

El autor describe en el libro Vigilar y Castigar, que las técnicas utilizadas dentro de las prisiones, eventualmente forman parte esencial de un todo, para que el condenado sea capaz o no de restablecer sus acciones dentro de la sociedad bajo ciertas normativas aprendidas dentro de la prisión.

Dentro de la parte psicológica de cada individuo, existen diferentes etapas de estructuración, que influyen en su orientación al ingreso nuevamente dentro de la sociedad, tales como: el desorden, el crimen, la locura,dando origen a las obsesiones dentro de las diferentes instituciones: escuela, hospital, prisión.

En base a esto los delincuentes están destinados a pasar una y otra vez por ciertas instituciones, que deberían prevenir los hechos que desde un principio desencadenaron las acciones que llevaron al individuo a delinquir:

Reformatorios, instituciones de asistencia, cárceles… en tal caso, estas instituciones, más que preventivas, pasan a formar parte del delincuente “reformado”.

Dónde hay poder hay resistencia

Todo cambio de estructura dentro de una sociedad por poder, bien sea por mantener un órden o estatus social que lleven a diversos cambios, se suelen tratar política y económicamente. Aún durante la década de los sesenta, era retribuido al gobierno o al estado. Terminando en la batalla de clases sociales al estilo del marxismo.

Para el autor, esta teoría simplista abarca mucho más. No solamente al capitalismo sino a cada individuo sumando el conjunto social. Citando las palabras de Foucault, «el poder está en todas partes y viene de todas partes». Para el autor el poder se ejerce no se ostenta, el poder afecta a los demás.

Relaciones de Poder

Analógicamente un pastor que guía su rebaño, transmite lo que el poder puede generar en las personas. El autor observa el poder como una relación con el individuo.

Para optimizar el significado de poder se analiza las relaciones entre los individuos y la sociedad, según el estatus de diferentes niveles sociales, por ejemplo, entre el jefe y sus empleados, padres e hijos, etc. El poder es el motor dentro de una sociedad organizada.

En la Edad Media el poder se basaba en las torturas y muertes públicas, emitidas por la deshonra al soberano o rey, actualmente se modificó la parte inhumana del hecho, pasando a ser métodos considerados ineficaces a la hora de ejercer el poder dentro de una sociedad.

Regular la conducta del individuo

Como parte de la historia, la sexualidad del autor, nos indica que jamás se libera el individuo del poder de la sociedad. La misma tecnología que lidera actualmente ejerce poder sobre todos nosotros, sin ella no se es nadie en la sociedad actual, liberarse de ese yugo es difícil.

La sociedad moderna en la actualidad nos obliga a someternos a ese tipo de poder desmedido, un poder “tecnológico”, del que no se puede escapar actualmente. Es impuesto a la fuerza y nos obliga a continuar en el avance del mismo. Este tipo de poder hace que los individuos se comporten de la misma manera manteniendo normas establecidas para encajar dentro de la sociedad.

Toda creencia o práctica se basa en el poder que se ejerce basado en ciertas creencias sociales, que para encajar hay que seguir las pautas tecnológicas. Los individuos confrontan sus emociones en base a ciertos comportamientos regulados de manera inconsciente ante la sociedad, aunque generalmente son pensamiento y acciones contrarias a las establecidas en su conducta.

Regímenes discursivos

Según el ensayo de Foucault, los discurso son parte esencial de quién transmite poder. Sin embargo, coloca al individuo que lo transmite en una zona de exposición ante la sociedad.

Michel Foucault. El discurso se refuerza constantemente, ya que es a la vez un instrumento y un efecto del poder: controla los pensamientos y las conductas, que a su vez modelan el sistema de creencias.

Además, al determinar lo que es verdadero y lo que es falso, crea un «régimen de la verdad», un corpus de conocimientos comunes considerados innegables.

Ante la expresión de: «el saber es el poder» El autor describe que ambas se unen de forma sutil y armónica, puesto que saber transmite poder y también es generado por el mismo. En la actualidad, el poder se genera, presentando y generando ciertas verdades sociales.

El poder común, hace que los individuos se comporten en la sociedad de una manera específica, sin embargo el saber-poder, no posee una estructura totalitaria.

Y al ser invisible, nada se le interpone. Todo poder es sometido a su vez a una resistencia completamente proporcional al mismo. Ya que si no hay quién se resista a cualquier discurso, no habrá ningún tipo de poder.

El despliegue del poder absoluto

Para los autores de la época de Michel Foucault, sus teorías sobre Vigilar y Castigar, son demasiado sutiles y erróneas, por lo que fueron desacreditadas. Sin embargo, para otros sus estudios abrieron el interés de muchos, pese a la compleja manera de escribir y su estilo retorcido.

Las diferentes ideas que narra en su libro Vigilar y Castigar, ha influido en varios sociólogos e historiadores y filósofos. El feminismo actual dentro de la sociedad, está influenciado por las teorías del autor, sobre su sexualidad, enmarcando ciertos comportamientos.

Actualmente hay diversas opiniones en cuanto a sus hipótesis, para muchos no son más que tontas conclusiones sobre un escrito sin fundamento y para otros la base de todo, dándole el título de uno de los pensadores más importantes de todos los tiempos, en el campo de las ciencias sociales.

Breve biografía de Michel Foucault

Nuestro fascinante autor, Michel Foucault, ha formado parte de una tendencia social filosófica, psicológica y política,  tanto como sociológica, dentro de las diferentes críticas literarias a las que se ha visto sometido el autor de Vigilar y Castigar. Se ha asociado con etiquetas sociales como el estructuralismo y el postestructuralismo, mismas que él ha rechazado.

Michel Foucault, es de origen francés, cursó estudios de psicología y filosofía en el instituto École Normale Supérieure de París. En la década de los años cincuenta, ejerció como maestro en Suecia, Polonia y Alemania, obteniendo su doctorado a principio de la década de los sesenta.

Ejerció como docente durante mil novecientos sesenta y seis y mil novecientos sesenta y ocho, en Túnez. De retorno a París, fue seleccionado y nominado como director del área departamental de la escuela de filosofía en la Universidad de Vincennes.

Al transcurrir dos años, Foucault, quedó seleccionado como miembro honorario del Collège de France, como docente en historia de los sistemas del pensamiento. Lamentablemente, fue la primera persona importante de Francia, conocida al fallecer por SID, en el año de mil novecientos ochenta y cuatro.

Obras principales

A continuación las mejores obras del autor:

  • 1969 La arqueología del saber.
  • 1975 Vigilar y castigar.
  • 1976–1984 Historia de la sexualidad (cuatro volúmenes)

Algunas frases de interés del autor Michel Foucault

A continuación le dejamos algunas de las frases más relevantes utilizadas por el  autor Michel Foucault, durante su vida :

El lenguaje es, como saben, el murmullo de todo lo que se pronuncia, y es al mismo tiempo ese sistema transparente que hace que, cuando hablamos, se nos comprenda; en pocas palabras, el lenguaje es a la vez todo el hecho de las hablas acumuladas en la historia y además el sistema mismo de la lengua.

La locura no se puede encontrar en estado salvaje. La locura no existe sino en una sociedad, ella no existe por fuera de las formas de la sensibilidad que la aíslan y de las formas de repulsión que la excluyen o la capturan.

Para que el Estado funcione como funciona es necesario que haya del hombre a la mujer o del adulto al niño relaciones de dominación bien específicas que tienen su configuración propia y su relativa autonomía.

¿Qué es lo que hace que la literatura sea literatura? ¿Qué es lo que hace que el lenguaje que está escrito ahí sobre un libro sea literatura? Es esa especie de ritual previo que traza en las palabras su espacio de consagración.

Por consiguiente, desde que la página en blanco comienza a rellenarse, desde que las palabras comienzan a transcribirse en esta superficie que es todavía virgen, es ese momento cada palabra es en cierto modo absolutamente decepcionante en relación con la literatura, porque no hay ninguna palabra que pertenezca por esencia, por derecho de naturaleza a la literatura.

Si le pareció interesante el artículo sobre Vigilar y Castigar, en los siguientes enlaces podrá obtener información de temas únicos:

(Visited 1.471 times, 5 visits today)

Deja un comentario